Rafael Calderón
La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores
Lunes 19 de Febrero de 2018
A- A A+

Es afortunada la lectura del libro La Universidad Michoacana y sus rectores (edición de la Universidad Michoacana y la Cámara de Diputados), coordinada por Gerardo Sánchez Díaz como parte de las ediciones conmemorativas del Centenario de la Universidad Michoacana, por lo que hay que reconocer que es una obra llamada a ser única: su contenido o materia de estudio resulta esclarecedor en el contexto de los diferente aporte de la Universidad para el desarrollo en el país de la educación pública y cultural. Algunos ex rectores son referencia obligada para ubicar la existencia de la Universidad entre 1917-2017. Se resaltan trayectorias que son abordadas por un equipo de estudiosos e investigadores en su mayoría llenos de lucidez historiográfica.
Algunos perfiles aclaran el panorama o por su labor académica son figuras más que interesantes y sobresalen en la vida nacional o están los que reviven hechos consumados por su presencia negativa, por extraño que parezca, le restan méritos a la vida universitaria, pero son los menos. Los aciertos son más bien notables en la mayoría de los ex rectores que han estado al frente de la Universidad.

Instalaciones de la UMSNH
Instalaciones de la UMSNH
(Foto: Archivo)

Para esto hay que destacar datos duros, como que han llegado a la Rectoría 44 hombres y solamente una mujer, y retomar lo expresado por Gerardo Sánchez Díaz con su estilo de historiador e investigador exigente, pulcro y detallado, lector preciso, una inteligencia que reviste su condición de historiador y compartir cinceladas sobre estos hombres de cultura y aportar juicios que son referencia obligada, como resumir que de los 45 rectores la profesión desempeñada arroja que 17 son médicos, doce abogados, cinco ingenieros, cuatro historiadores, dos físico matemáticos, dos profesores y solamente un filósofo, un escritor y un médico veterinario. De estos, dos han ocuparon el puesto de rector en la UNAM.

Para el caso específico del escritor, antes es conveniente ir a la semblanza y sintetizar con sus observaciones una reconstrucción de su vida amena, completa y determinada para revindicar al escritor y poeta José Rubén Romero. Detalla aspectos como su formación autodidacta, y en esta condición hace honor a aquel dicho de la poeta polaca Szymborska que dijo que no existe en el mundo escuela alguna que otorgue diplomas de poeta y en el caso de Rubén Romero aplica perfectamente, aunque al indagar su carrera de diplomático reivindica su paso como rector de la Universidad; recuerda que es un escritor vinculado con el Colegio de San Nicolás desde sus inicios y que estuvo presente cuando la fundación de la Universidad Michoacana el año de 1917. Es José Rubén Romero el primer secretario general de la institución, nombramiento que no desempeñó por los sucesos que se desarrollaron al no tomar posesión el primer rector.

Para continuar con la valoración literaria de José Rubén Romero es importante recordar previamente que el remate en la introducción es impecable, porque Sánchez Díaz hace notar el trabajo desarrollado con pasión por casi todos los ex rectores y comparte algunos datos excepcionales, al recordar que dos de éstos, Ignacio Chávez y Manuel Martínez Báez han recibido la máxima distinción al ingresar a El Colegio Nacional como reconocimiento a su trayectoria académica y por sus contribuciones al desarrollo científico del país.

Ahora bien, el único ex rector que ha ingresado a la Academia Mexicana de la Lengua es José Rubén Romero, e igualmente sucedió en una etapa posterior a su paso por la Rectoría. Ya que en el terreno de la literatura contribuía al enriquecimiento del idioma. Hay que recordar que fue nombrado rector en un momento delicado pero su carrera es sólida públicamente: había sido agregado cultural en Barcelona y al momento de su nombramiento era embajador en Cuba, y de aquel país retorna para hacerse cargo de la Universidad. Su obra literaria encierra parte de la vida michoacana, como recordar que su novela emblemática La vida inútil de Pito Pérez sigue presente ahora que se están cumpliendo 80 años de la primera edición.

Para algunos universitarios aquel momento de su nombramiento fue una imposición; para otras voces, una decisión acertada; él conocía la Universidad y de alguna manera su presencia fue una garantía para mitigar problemas, poner orden a la vida institucional que estaba en crisis aquellos años 1943-1944, y para llevar a buen puerto José Rubén Romero su desempeñó ya “gozaba de gran prestigio como escritor e intelectual”.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío