Samuel Ponce Morales
La Conspiración
La Conspiración
Viernes 2 de Febrero de 2018
A- A A+

Los actuales diputados federales Daniela de los Santos y Marco Polo Aguirre finalmente decidieron registrarse ambos como precandidatos del PRI a la alcaldía de Morelia.
Y es extraño que hayan tomado esa decisión teniendo en cuenta que pertenecen a un mismo equipo de trabajo, pero también no es extraño si se visualiza como una estrategia política.

El hecho de que se hayan registrado los dos no implica que haya distanciamiento entre ellos y sí un acuerdo para respaldarse mutuamente en caso de que la decisión sea para uno de ellos.

El hecho de que se hayan registrado los dos no implica que haya distanciamiento entre ellos y sí un acuerdo para respaldarse mutuamente en caso de que la decisión sea para uno de ellos.
El hecho de que se hayan registrado los dos no implica que haya distanciamiento entre ellos y sí un acuerdo para respaldarse mutuamente en caso de que la decisión sea para uno de ellos.
(Foto: Especial)



Y es que en la mente de Daniela y de Marco Polo, con base en resultados de las encuestas, no pasa la palabra derrota en esta etapa de la lucha por la candidatura al gobierno de la capital michoacana.
No ven como fuertes opositores ni al ex edil de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, ni al empresario Constantino Ortiz, quien han expresado en diversos foros que van hasta donde tope.

Por lo pronto, los legisladores federales, hechura de la cantera del hoy ex priista Fausto Vallejo Figueroa, están en la lucha con escasos negativos, a diferencia de lo que sus seguidores creen.
A ellos, a Daniela y a Marco Polo, se les considera parte del equipo político que hizo en su paso por Michoacán el hoy ex comisionado federal Alfredo Castillo Cervantes.

Y es que en el caso del segundo, en la época castillista fue dirigente del PRI en Michoacán, aunque no por mucho tiempo, llegando a relevarlo el también diputado federal Víctor Silva Tejeda.

La lucha por el Senado



Hasta el momento, de los precandidatos a la Cámara Alta del Congreso de la Unión, todo indica que hay una mayor cohesión y, por ende, entendimiento entre los priistas que entre los perredistas y los morenistas.
Y es que en el PRI, Antonio Ixtláhuac y Xóchitl Ruiz, más allá de la empatía, son prácticamente del mismo grupo político o ambos tienen mucha afinidad con el senador de la República Ascención Orihuela Bárcenas.
Cierto, ahí no hay demasiado qué decir, pues tanto el diputado federal como la congresista local son ya candidatos senatoriales del PRI; es decir, no hay entre ellos diferencias ni pugnas políticas.

Algo diferente a lo anterior pasa en el PRD, donde Carlos Torres y Antonio García, quienes son de grupos internos antagónicos, luchan por una sola candidatura, así que van por todo, por el ahora o casi nunca, pero van.

En Morena pasa como en el PRI, los aspirantes Cristóbal Arias Solís y Blanca Estela Piña Gudiño son virtualmente candidatos al Senado pero enfrentan complicaciones graves que tienen que ver con la operación política.

El primero tiene un equipo más protagónico que operativo y un discurso que deja de ser breve, contundente y actual, y la segunda posee colaboradores de trabajo pero sin idea del quehacer y además su oratoria es tediosamente rijosa.

Nada es lo que parece



1- En la sede del PRI en Michoacán, el empresario Constantino Ortiz García cumplió su palabra y se registró como aspirante a la Presidencia Municipal de Morelia y cuidará que el proceso de selección del candidato sea transparente y, por lo tanto, apegado a las reglas del juego que dicta el marco jurídico correspondiente. Y es que el ex dirigente de los hombres de negocios del estado ha señalado que no negociará sus legítimas aspiraciones.

2- Como en los tiempos descaradamente corporativos, la Asociación de Trabajadores del Estado de Michoacán (ATEM), que conjunta más de una veintena de organizaciones sindicales, a través de su vocero, Javier Maldonado Torres, dio a conocer que en el actual proceso electoral respaldará a la coalición Por Michoacán al Frente, donde se cohesionan cuatro institutos políticos: PRD, PAN, PVEM y MC.

3- “México no se merece los resultados que hoy entrega el PRI, ni tampoco el salto al vacío que representa MorenaM los mexicanos quieren un cambio responsable, inteligente, que no grite, que escuche y que vea la realidad para comenzar a cambiarla: Marko Cortés Mendoza, presidente de la Junta de Coordinación Política, en la apertura del último periodo ordinario de sesiones de la LXIII Legislatura.

Conjuro



Y que la ex perredista Selene Vázquez le ganara al ex perredista Osvaldo Ruiz la candidatura de Morena a la alcaldía de Morelia, o que al final haya un tercero (o tercera) en discordia…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas