Samuel Ponce Morales
La Conspiración
CNTE, las cifras que dicen más que las marchas
Jueves 1 de Febrero de 2018
A- A A+

La Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) goza de un paquete de bonos como pocos gremios sindicales en Michoacán, y quizá en el país. Al menos así lo evidenció ayer el gobierno del estado luego de conocer la decisión de los maestros democráticos de continuar su plan de lucha con bloqueos a las vías ferroviarias, marchas y tomas.

Si bien esos bonos fueron firmados sigilosamente durante las administraciones de Lázaro Cárdenas Batel, Leonel Godoy y en la etapa de la administración de Fausto Vallejo-Jesús Reyna-Salvador Jara, hoy esas negociaciones han quedado al descubierto con el informe que dieron ayer las autoridades.

Juan Carlos Barragán
Juan Carlos Barragán
(Foto: Archivo)

Ahora se sabe, por ejemplo, que en lo que va de la actual administración (dos años con tres meses) se le ha pagado al sindicato magisterial un monto de dos mil 503 millones de pesos, ¡adicionales a su sueldo! De ese total, mil 717 millones corresponden a diversos bonos exclusivos que tienen los maestros.

Para darnos una idea de lo que cuesta pagar estos bonos al magisterio, basta señalar que mil 717 millones de pesos alcanzarían para atender durante siete años el Programa Sí Alimenta que la administración de Silvano Aureoles tiene para apoyar a 95 mil adultos mayores y que en 2017 implicó una inversión de 245 millones de pesos.

Y si vamos más allá, podemos decir que lo que se paga en bonos a los maestros equivale a dos veces el presupuesto que este año tendrá la Secretaría de Comunicaciones y Obras (SCOP), dos veces el presupuesto del DIF, once veces el de la Secretaría de Desarrollo Económico y trece veces el presupuesto de la Secretaría de Turismo del estado.

Lo que esto confirma es lo que siempre se ha sospechado: que la CNTE se sirvió con la cuchara grande bajo la complicidad de gobiernos anteriores que optaron por lesionar así la economía estatal en vez de hacer frente a las presiones magisteriales, traducidas en marchas multitudinarias y bloqueo a vías de comunicación e inclusive a instituciones bancarias y centros comerciales.

¿Qué sindicato goza, por ejemplo, de pagos por 128.3 millones de pesos por bonos de "apoyo a la economía familiar" y "estímulos a la superación educativa"? ¿O de pagos por 113.4 millones por un bono que decidieron llamarle de "compensación nacional única"?

Y no son los únicos casos. Hay más.

Por concepto del Día del Maestro, el sindicato magisterial cobró en dos años 75.1 millones de pesos, aparte de 93.1 millones como "apoyo a la despensa", 109.9 millones por "bono del ajuste", 8.6 millones por su "labor de apoyo y asistencia, 45 millones más por "ajuste al calendario" y 90.9 millones por "recuperación salarial".

Hoy se sabe también, por ejemplo, que el magisterio cobra un bono por concepto de "inicio de ciclo escolar". Es decir, por el hecho de presentarse a laborar a inicios de clases tienen un estímulo que, en dos años, significó para el erario un desembolso por 28.7 millones de pesos.

En Navidad los docentes también tienen su bono, adicional, claro, al aguinaldo de 60 días que se embolsan, la prima vacacional y otras prestaciones: el llamado "bono navideño" representó en dos años un costo de 30.4 millones de pesos. Y tienen uno más, por "ajuste al calendario", que implicó otro monto de 45 millones de pesos.

Basado en el pago de estos conceptos, adicionales al salario y prestaciones que también han sido ya cubiertas –incluido el aguinaldo– a los trabajadores de la educación, el secretario de Gobierno, Adrián López Solís, hizo un nuevo llamado a nombre del gobierno del estado para que la CNTE recapacite y cese las acciones de presión emprendidas por tercera semana consecutiva.

El argumento gubernamental se basa en que es mínimo el adeudo que aún se tiene con el magisterio por concepto de bonos contraídos en el pasado (470 millones de pesos) y mucha la afectación que están causando a sectores estratégicos de la economía nacional con los bloqueos a las vías ferroviarias y carreteras.

Por sobre todo eso, la afectación más grave no está ahí, les dijo López Solís a los maestros centistas, y ahí coincidirán todos. El daño mayor es el que se causa a las presentes y futuras generaciones con maestros que están en las calles (o en las vías) y ya no en las aulas.

Nada es lo que parece



“Los morelianos tienen la última palabra, ellos son quienes deben elegir quién los represente en la próxima contienda electoral; es necesario que por medio de un proceso totalmente democrático se designe al candidato que tenga los elementos necesarios y un trabajo reconocido en cada una de las colonias, tenencias y comunidades de la capital Michoacana”: Juan Carlos Barragán Vélez, aspirante a la alcaldía de Morelia.

Conjuro



Y bueno, por lo pronto el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) le provocó un golpe al Instituto Electoral de Michoacán (IEM) al ordenarle quitar el candado a los aspirantes independientes al Ayuntamiento de Susupuato.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior