Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Visita papal: Religión, política y negocio
Sábado 13 de Febrero de 2016
A- A A+

Desde que el Papa Francisco sorpresivamente se convirtió en sucesor de San Pedro levantó gran expectativa. Los escándalos de corrupción económica en el seno de la Santa Sede, las posturas encontradas en relación con temas polémicos como la homosexualidad, el aborto y la consagración de mujeres como sacerdotisas y, desde luego, los graves casos de pederastia en varias partes del mundo, serían asuntos primarios que ocuparían la agenda del clérigo argentino; de modo tal que no le representaba tarea sencilla.

Ni el propio Vaticano se salva ya que por cada visita Papal a determinado país cobra varios millones de pesos.
Ni el propio Vaticano se salva ya que por cada visita Papal a determinado país cobra varios millones de pesos.
(Foto: Cuartoscuro)

Hasta el momento poco a poco ha ido desahogado la agenda, tratando de poner orden, sobre todo en cuanto a las violaciones, porque ha tenido una postura más abierta y crítica contra los señalados, puntualizando que en ningún momento encubriría los hechos además der permitir, ante denuncia, la intervención de autoridades judiciales. Asimismo, ha sido tajante en cuanto a la homosexualidad cuando ha sido tolerante y pide tolerancia para quienes la practican; ha puesto orden en las finanzas vaticanas aunque en definitiva canceló la posibilidad de que las mujeres sean ungidas en el sacerdocio. Llegó a trabajar y así lo está cumpliendo.
No obstante los avances en las retos que enfrentó en sus inicios, su proyección hacia la cristiandad y al mundo representa mucho más que un liderazgo de Estado, sino Francisco ha congregado opiniones favorables, ha sobresalido por un detalle muy sencillo, pero a la vez complicado: en la humildad hacia la gente y la primicia de un mensaje para las grandes economías: atención en el desempleo, compasión y apoyo para los pobres y no permitir que las riquezas terrenales gobiernen sus vidas.
Hoy, a pocos días de que arribe a tierra azteca, existe en la sociedad gran expectación, tal como sucedió con Juan Pablo II y con Benedicto XVI, sólo que la visita próxima tiene para los michoacanos una condición especial: vendrá a tierras purépechas y más allá de que haya quienes comulguen con la religión que conduce como buen pastor, podemos asegurar que aquellos que profesan otra religión de igual manera estarán interesados en los acontecimientos y circunstancias que envolverán su estadía. Debemos reconocer que es un hecho histórico y para algunos otros será un hecho memorable.
Ante la gama de sentimientos, encontrados o no, que pudiéramos descifrar, existen tres ejes que no dejan de circular con el arribo eminente del presbítero de América: la religión, los intereses y la manipulación política y la comercialización en todas sus dimensiones. No extraña que esto suceda porque al igual que en experiencias semejantes, estos ejes o fenómenos, si queremos llamarles así, han estado presentes.
El pueblo mexicano es eminentemente católico, a pesar de influencias importantes de otras iglesias que por lógica han disminuido los adeptos a la religión generada por Cristo, de modo que tener en México y en Michoacán a su máximo jerarca debe ser motivante, reconfortante y lleno de esperanza y espiritualidad; la devoción que los mexicanos han tenido hacia los Papas visitantes ha roto fronteras y es reconocida en el mundo, la gente de estas tierras es hospitalaria, entregada y efusiva, si a esto sumamos la devoción hacia la Virgen de Guadalupe, no extrañe a nadie que México sea un ejemplo de fe, aunque debemos ser muy claros y analíticos: el Papa Francisco no va a desterrar la pobreza, no va a cambiar las condiciones económicas de los mexicanos ni mucho menos evitará la corrupción existente en todas las redes de los diferentes niveles de gobierno; vendrá a dar un mensaje de hermandad, de igualdad, de atención a la juventud y a los niños, así como a fortalecer las vocaciones afines a su doctrina. En pocas palabras, no hará milagros pero sí podrá regalarle al pueblo un ápice de esperanza, de humildad y, desde luego, de paz y amor, que en estos tiempos complicados siempre serán bienvenidos.
Pero no todo es fe y caridad, existe amplia manipulación política. Quienes se especializan en el arte de gobernar buscan por todos los canales llevar agua a su molino; ahora todos serán cristianos, ahora asistirán como fieles corderos directamente a escuchar la palabra de Dios, pondrán cara de afligidos, de bondadosos, para que el pueblo los vea reunidos en la mesa del Señor. La llegada del Papa implica mucho más que recibir a un jefe de Estado, representa congratulación con el pueblo, un magnífico distractor para olvidase de los problemas que aquejan a la nación y un glorifico pretexto para hablar de perdón y de nuevas oportunidades y, desde luego, como una bastón legitimador, más ahora cuando la masa popular les ha volteado la espalda. Así que los políticos atraerán los reflectores como nunca y varios de ellos estarán como lobos: cubiertos con piel de oveja.
Pero el Papa también generará un gran negocios para las empresas televisoras, principalmente Televisa y TV Azteca, quienes tendrán la habilidad de conjugar la Santa Misa con anuncios de Coca Cola , de Telmex o de Sabritas, por mencionar algunos de sus principales anunciantes. Destinarán a sus principales conductores a hablarnos de valores humanos, de buenos sentimientos, de los bellos mensajes papales, todo con un propósito: enajenar más al pueblo y posesionarse con la mayor cantidad de audiencia posible. Esta es su verdadera lucha, esta es su verdadera misión, esta es su verdadera religión.
Por otro lado, empresarios hoteleros y restauranteros se están frotando las manos ante la demanda que en consecuencia atendrán para esos días, porque los costos en la renta de habitaciones, por decir algo, los han puesto hasta el cielo como si de vedad colocaran a los huéspedes a los pies del Creador. La Profeco no podrá hacer nada, ni le interesa. Muchos quieren sacar ganancia de este acontecimiento sin par, aquí en Michoacán hasta en Internet han puesto a la venta boletos a precios estratosféricos para quienes desean asistir a los eventos masivos que dirigirá el Papa Francisco; todos han olvidado los preceptos cristianos de dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento y de dar posada al peregrino. Francisco regalará a muchos la esperanza y la paz que se han perdido, pero también otorgará el don de la riqueza a quienes sabrán multiplicar sus denarios tal y como Jesucristo multiplicara en su tiempo los peces y los panes para alimentar a seguidores y discípulos. Unos interpretan la gloria como espiritualidad y otros la entienden como opulencia y acumulación de riqueza. En este sentido, ni el propio Vaticano se salva ya que por cada visita Papal a determinado país cobra varios millones de pesos.
Es difícil que los poderosos sigan las enseñanzas de la madre Teresa de Calcuta, quien señaló: “Haz las cosas pequeñas con gran amor. El amor no puede permanecer en sí mismo. No tiene sentido. El amor tiene que ponerse en acción y esta acción nos llevará al verdadero servicio”. Vivilladas piensa que los tesoros de la tierra no representan los tesoros del cielo. Cada quien su conciencia.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas