Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Yankel, el primero
Martes 30 de Enero de 2018
A- A A+

En Michoacán, de todos los aspirantes independientes a diputados locales, Yankel Benítez es el primero en conseguir el número de firmas suficientes para ser registrado como candidato a dicho cargo.

Y más allá de eso, el funcionario municipal con licencia en el gobierno moreliano pretende duplicar el porcentaje de firmas a entregar en el órgano electoral local, una situación que le permite con holgura conformar su equipo y estrategia de campaña.

IEM e INE, al filo de la navaja



Yankel Benítez
Yankel Benítez
(Foto: Héctor Sánchez)

Las actividades dentro de los próximos meses entre los órganos electoral local y nacional serán determinantes para zanjar los obstáculos que se puedan presentar en una elección en la que la destinada a elegir al presidente de la República se convierte en la más atractiva, pero también en la más cuidada frente a los cargos locales en Michoacán.

En ese sentido, los trabajos de ambas instituciones han permitido desarrollar temas centrales para el proceso electoral en puntos que pueden incidir en el adecuado desarrollo del proceso electoral, como órganos desconcentrados, funcionamiento de la casilla y resultados preliminares, entre otros, y los cuales hay que reforzar.

No dudemos de que en el estado, el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) estará permanentemente en la mira del Instituto Nacional Electoral (INE) y estará a prueba en las actividades que lleve a efecto en los siguientes meses.

No dudemos de que en algún momento la intervención de la instancia electoral federal citada pueda volver a presentarse si la relación entre los titulares del IEM e INE en Michoacán, Ramón Hernández y David Delgado, se replica en lo que aconteció en el proceso electoral pasado con el antecesor del segundo, Joaquín Rubio.

Y finalmente, rumbo a la guillotina



Y en el Congreso del Estado, después de varias reuniones fallidas, finalmente se logró que los miembros de las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales determinaran el “ha lugar” para iniciar el proceso de juicio político que impulsa el Centro Michoacano de Evaluación (Cemide) en contra del titular de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), José Luis López Salgado.

El martes pasado, en un primer intento, los legisladores no lograron el quórum necesario de al menos tres integrantes de cada comisión para poder realizar la reunión y dictaminar. Sólo se presentaron a la cita la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Rosa María de la Torre Torres (PRI), así como los legisladores Miguel Ángel Villegas Soto (PAN), Maricarmen Bernal Martínez (PT) y Ernesto Núñez Aguilar (PVEM).

De esta manera sería la Junta de Coordinación Política la que debía determinar qué ocurriría con la denuncia, toda vez que la fecha fatal se cumple el próximo domingo 28 de enero; sin embargo, de manera sorpresiva el diputado Mario Armando Mendoza Guzmán, quien estuvo convaleciente, citó este domingo a reunión a los integrantes de ambas y se logró esa ha lugar ante el amago de Cemide de establecer un juicio de amparo contra los diputados por incumplir con su responsabilidad.

Hay que ponderar que el tema pesa en algunos de los legisladores locales perredistas que buscan candidaturas a cargos de elección popular, tal es el caso de Antonio García Conejo y Jeovana Alcántar Baca, así como Ángel Cedillo, mientras que Manuel López Meléndez tiene observaciones en su cuenta 2015, en su paso por la alcaldía de Panindícuaro.

A decir de Yarabí Ávila González, presidenta de la Comisión Inspectora de la ASM y quien ha sido promotora de las acciones contra el auditor José Luis López Salgado, fustigó las medidas dilatorias que se han dado para el análisis serio del trabajo que se ha realizado en el órgano fiscalizador del estado.

Aseguró que el auditor pertenece a un color y lamentó que por el tema electoral, donde por debajo se toman acuerdos, se genere un tema de opacidad completa; lamentó que esta sea una práctica recurrente de esta Legislatura y pasadas, donde la transparencia, la rendición de cuentas y fiscalización se toman como un juego.

Nada es lo que parece



Y ahora la batalla priista por la candidatura a la alcaldía de Morelia, de entrada, dejando a un lado a Wilfrido Lázaro Medina, los aspirantes que se espera que se registren en las próximas horas son Daniela de los Santos, Marco Polo Aguirre, Constantino Ortiz García y el polémico Guillermo Valencia Reyes; y claro, la lucha será encarnizada, políticamente hablando.

Conjuro



Literal, por un chisguete no fue la gran mega marcha anunciada por CNTE, SUEUM y SPUM, entre otras decenas de siglas…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre