Samuel Ponce Morales
La Conspiración
De Ostula a Paracho
Martes 23 de Enero de 2018
A- A A+

Vaya, vaya, se podía decir que la visita de la aspirante presidencial indígena por la vía independiente, María de Jesús Patricio Martínez, sería más que nada emblemática y con escasas menciones mediáticas de su atrabancado recorrido por regiones étnicas del estado.

No, no fue así porque entre Tepalcatepec y Buenavista se suscitó el hecho de que un grupo armado civil detuvo al último vehículo de la caravana de la precandidata, bajó a sus ocupantes, la mayoría periodistas también independientes, y les arrebataron sus pertenencias.

María de Jesús Patricio Martínez
María de Jesús Patricio Martínez
(Foto: ACG)

Y esa fue la gran noticia, opacando gran parte de las actividades de Marichuy, como cariñosamente la conocen, cuyo mensaje central ha sido cómo los pueblos originarios han sido despojados de sus recursos naturales y cómo algunos luchan para evitarlo o recuperarlos a través de sus usos y costumbres.

Claro que el suceso con los periodistas, que en un principio se manejó que eran extranjeros y luego se desmintió, se trató de magnificar y hasta politizar estableciendo que se hace responsables a los titulares de los tres órdenes de gobierno, local, estatal y federal, de cualquier atentado contra la aspirante presidencial, cuando la situación fue circunstancia, focalizada y sin violencia física.

Pero no por lo anterior se hace a un lado la realidad: en Tierra Caliente aún existen grupos del crimen organizado y realizan funciones que un gran sector michoacano creíamos una cuestión del pasado inmediato, el control del libre tránsito en aquella región, lo cual lleva a establecer que la fuerza pública no está haciendo bien su trabajo.

SCOP, la reconciliación



A finales de 2015 los empresarios de la construcción en Michoacán tenían una resquebrajada relación con el gobierno. Y no era para menos.

En la corta administración de tres años con ocho meses, por la que pasaron Fausto Vallejo, Jesús Reyna y Salvador Jara, al igual que el virreinato del mexiquense Alfredo Castillo Cervantes como comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, fue sellada una etapa donde los constructores se vieron desplazados en la asignación de obras ante, muchas veces curiosamente, empresas del Estado de México.

Un diagnóstico de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas revela que a finales de 2015 había una "relación desgastada" con los constructores, producto de diversos factores, destacando ese desplazamiento en las adjudicación de obras, pero también en el adeudo de al menos 53 millones de pesos por trabajos ya realizados.

Aunado a eso, el 68 por ciento de la red carretera estatal (400 kilómetros aproximadamente) había colapsado por años y años de olvido y falta de mantenimiento, y en buena parte del territorio michoacano había obras abandonadas o inconclusas. Un caos, pues.

Y no era para menos. La inversión de la SCOP entre 2010 y 2015 para ejecutar obra fue de apenas dos mil 100 millones, irrisoria si consideramos que en dos años con dos meses el gobierno silvanista destinó tres mil 700 millones. Es decir, la inversión promedio por año se cuadruplicó.

El mismo diagnóstico refiere que el 96 por ciento de los 653 procesos licitatorios registrados en ese lapso fueron adjudicados a empresas michoacanas, y no en unas cuantas firmas o consorcios, sino en 406 empresas distintas.

Con esos datos, la relación constructores-gobierno hoy vive un proceso de reconciliación que viene bien a un estado, ávido de dinamizar su economía local y la generación de empleo.

Nada es lo que parece



1- Y el panista Carlos Quintana Martínez, arropado de un centenar de morelianos, militantes y liderazgos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y de Movimiento Ciudadano (MC), finalmente presentó ante la Comisión Electoral del PAN su intención de contender como precandidato a la alcaldía de Morelia.

2- En tanto en el partido Morena se continúa en búsqueda de un candidato a la Presidencia Municipal de Morelia, aunque a ese respecto está más que dispuesto el regidor, el ex perredista Oswaldo Ruiz, pero también ya se ha hablado con el empresario José Luis Solórzano, pero no hay nada aún.

3- En el PRI de Morelia la situación es más que complicada, al parecer los grupos más fuertes hacen alianza para evitar que cualquier figura castillista o de afuera de Morelia llegue a ostentar la candidatura, entre ellos se cuenta a Daniela de los Santos y a Marco Polo Aguirre, de ahí que haya esperanza entre Wilfrido Lázaro Medina y Constantino Ortiz, pero el primero con más negativos que el segundo.

4- Por el lado de los independientes, desde hace mucho tiempo se habló que entre ellos no se podía competir por Morelia, así que cuando Alfonso Martínez Alcázar determinó buscar la reelección en la alcaldía nadie se opuso, de ahí también que la pugna por las diputaciones locales de la propia capital del estado, vayan solos los cuatro aspirantes.

Conjuro



Ante la aprehensión de varios de sus integrantes, quienes obstruían las vías férreas, un delito considerado federal, de nuevo el círculo centista de victimarios se pasan a víctimas.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca