Estrellita M. Fuentes Nava
Los límites del señor López
Viernes 19 de Enero de 2018
A- A A+

Mucho se ha mitificado en torno a la figura del precandidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, al punto que hasta mencionarlo a muchos les genera espanto. Quizá fue muy efectiva la campaña acuñada años atrás por el publicista español Antonio Sola de “un peligro para México”, cuando AMLO contendía contra el ex presidente Felipe Calderón en 2006.

En estos días hubo alguien que me dijo: “No, licenciada, es que si él llega a la Presidencia va a llegar el socialismo a México, y eso no nos conviene”. Al escucharlo primero pensé en la línea difusa que mantiene este sistema en la actualidad en el mundo y me pregunté de qué tipo de socialismo estamos hablando. Si fuera el de los países nórdicos, donde la prioridad son los ciudadanos, hay equidad y bienestar social, acompañado de un fuerte desarrollo económico, sería excelente para nosotros.

Mucho se ha mitificado en torno a la figura del precandidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, al punto que hasta mencionarlo a muchos les genera espanto.
Mucho se ha mitificado en torno a la figura del precandidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, al punto que hasta mencionarlo a muchos les genera espanto.
(Foto: Cuartoscuro)



También me llamó que la nota ante la opinión pública sea el “sospechosismo” de la injerencia rusa en nuestras elecciones federales. ¿En serio? ¿Ese es el nivel del debate? Perdón, pero hay temas más importantes: los “cómos” para atender nuestra escandalosa realidad, los cuales me parecen aún más relevantes, para así poder respondernos las cifras de muertos y desaparecidos en México, la corrupción por el caso Odebrecht y Ayotzinapa, y muchos más.

Respecto al discurso del reinado del terror con el que se califica a AMLO como un peligro inminente, a botepronto esbocé algunas reflexiones de por qué es poco probable que ello sucediera, y aquí me atrevo a esbozar algunas de ellas:

1) Nuestra vecindad con los Estados Unidos: siendo un país que es la quintaesencia del capitalismo, donde destinan recursos millonarios para resguardar su territorio incluso avasallando regiones y países enteros, ya sea mediante su sistema comercial, o asegurando bases militares hasta en Medio Oriente con tal de poder contener cualquier posible ataque bélico, muy difícilmente permitiría que se emulara un Venezuela en su traspatio. Son millones de dólares los que están en juego en el intercambio comercial además, y aunque nos amenacen con tumbarnos el TLC, las automotrices y los compradores de productos agrícolas tienen sus medios de presión para evitar que ello suceda.

2) El sector empresarial: teniendo en nuestro territorio a un Carlos Slim, quien es de los tres hombres más ricos del mundo, así como tantos otros más quienes ostentan descomunales fortunas, con negocios y presencia en diversos países, muy difícilmente permitirían un cambio en el sistema económico del país… digo, hay muchos intereses de por medio.

3) Los cárteles y los grupos delincuenciales: son a los que menos les conviene que en este país haya transparencia, equidad, justicia, menos pobres y desarrollo. Las grandes disputas por los territorios para el tránsito no sólo de estupefacientes, sino también de personas, minerales, combustible, etcétera, etcétera, reconozcámoslo o no son también pesan. A más jodido y corrupto el país mejor para ellos, así pueden moverse a sus anchas y hacer lo que se les antoje, burlándose en nuestras narices por la impunidad de la que gozan, mientras que a nosotros nos roban la paz y peor aún nos matan sin que nadie investigue.

4) Los contrapesos institucionales: el Congreso federal que se inaugurará en 2018 será el más fragmentado y dudo que algún partido se quede con la mayoría. Y aunque como suele suceder, el debate no será a nivel de las ideas, sino de los votos o los pactos entre las cúpulas políticas, sí funcionará como contrapeso al Ejecutivo tanto para bien de nosotros como para mal. También llama poderosamente la atención la destitución de alcaldes en estos días por desacato a las ordenanzas del Poder Judicial.

5) El peso de lo ciudadano: El “boom” de las candidaturas independientes va en aumento, y junto con ello la capacidad de movilización de la ciudadanía con el apoyo de las redes sociales. Aunque con respecto a esto último estamos dando nuestros primeros pasos, estoy convencida de que cada vez más aprenderemos a articularnos mejor, a organizarnos y actuar dejando de lado nuestras particulares diferencias, hasta conformar una gran masa crítica consciente y activa.

En suma, es muy difícil que nos llegue el reinado del terror que tanto nos dibujan con la posible llegada de AMLO al poder, porque la realidad es que el sistema en México podrá cambiar las piezas pero no el engranaje. Para ello se necesitan años luz de distancia para que haya una verdadera revolución y no a manera de guerra y de confrontación, sino en nuestra cultura y en nuestra psique para que desde la nitidez de la mente podamos crear un nuevo paradigma para el futuro del desarrollo de nuestro país.

Andrés Manuel nos habla de un cambio, ojalá que lo logre, y así como él, muchos otros, aun y a pesar de los poderes fácticos que nos someten. Total, muertos los hay por doquier, desaparecidos también, y de los más violentos en 20 años; a ello se suma una acelerada pérdida del poder adquisitivo y una corrupción que rebasa cualquier comprensión humana. ¿Dónde está el verdadero peligro? Es muy fácil comportarnos como niños y creernos los relatos tipo historias de espantos que crean mitos, antes que encender la luz y aprender a distinguir las figuras entre las tinieblas.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El éxodo que se avecina

En defensa de la confianza

Bodas fifí

Vergüenza y herencia

Gestionar los desastres

Austeridad republicana y política exterior

El agua nos hermana

Cultura de revista

El amor en tiempos de internet

Viajando sola

De la misoginia en el ejercicio periodístico

La burbuja de la ilusión

El mito de la privatización por las reservas del agua en México

Votar como un acto de valentía

¿Gobernadores a reelección?

El mercadeo de los debates

Mar de información

Regresar a la violencia

De subjetivos y tristes nómadas el debate presidencial

La velocidad de la confianza

Adictos tecnológicos

Amarrando tigres

El universo es el límite

Mujeres desechables

No hay ni a quién irle

En México sí se prioriza

¡Chanfle! Y ahora… ¿quién podrá defendernos?

Generación X

Los límites del señor López

Una brújula para 2018

Cristo libertador

De entre los más pobres: Santa María Zaniza, Oaxaca

Un vistazo a los ciudadanos-clientes

Mi nombre es Estrellita

Lecciones desde la Revolución

Los millones del PEF 2018 ¿hacia dónde?

De la muerte y sus ironías

Ecos de Rusia de ayer y hoy

Los cuatro jinetes del Apocalipsis en la agenda ambiental

Del feng shui a los Atlas de Riesgos

Los dos Méxicos

El costo de no invertir en el agua en México

In the name of dog

El otro México

Controlar lo incontrolable: del reino de la TV al Smartphone

La doble cara de la minería en México

Una mirada al agua con ojos de mujer

Viejo PRI, ¿nuevo PRI?

El mito que se desmorona

Adiós a Barbie

Una vida entre perros

El valor de lo simple y ordinario

Fanta elecciones

El Inlakesh del agua

Voces de conciencia por el Lago de Cuitzeo

Movilidad social y discriminación en México

El reto de ser hoy municipio en México

El gran reto del agua desde lo local

Crisis del Estado y gobernanza

Más gorditos para 2030

La discriminación por el agua en México

De juniors, mirreyes y lords

#SiMeMatan

Planear sosteniblemente a México

Mundo millenial

La sonrisa de Duarte

¿Qué tienen en común United y Michoacán?

¿Un nuevo orden internacional?

De la mediumnidad al New Age en la clase política mexicana

¿Por qué desperdiciar agua?

¿Cómo medir la salud mental de los líderes políticos?

La vía de las mujeres en México y el mundo

El paradigma del gobierno del agua en México

El modelo de hidro-diplomacia entre México y Estados Unidos

La seguridad humana en el renglón de la democracia

Comida orgánica, ¿sólo para las élites?

Reset México

¿Reviven la Ley Korenfeld en San Lázaro?

Surfear la ola según Davos

En mis ideas mando yo

Compactémonos

El valor de la confianza

Agarrados por el cuello

Crecimiento de las exportaciones agrícolas en México, sí, pero no sin agua

Calidad democrática y crisis de legalidad en México

¿Aires de esperanza para la agenda ambiental?

Agua, pobreza y agricultura

Día Mundial de la Educación Ambiental

Pensar globalmente y actuar localmente en el agua

¿Quién es quién en el agua?

Agua y pueblos indígenas: una asignatura pendiente

La cooperación por el agua

Desastres naturales y pobreza

Cambio climático: una agenda de seguridad para Michoacán