Samuel Maldonado B.
REPERCUSIONES
¡Buscando una sombra que los cobije!
Martes 16 de Enero de 2018
A- A A+

Cierto que muchos de los que cansados estábamos por la inadecuada conducción del país tomamos la determinación de apoyar en lo posible el proyecto de nación que a través del naciente Partido de la Revolución Democrática impulsaba el ex gobernador del estado de Michoacán. Obligado Cuauhtémoc Cárdenas por esos horrores administrativos de la Presidencia de la República, por el saqueo y la entrega que se hacía del Estado mexicano a consorcios extranjeros, por las inadecuadas condiciones del país, prácticamente indujeron a Cuauhtémoc Cárdenas a separarse del PRI y fundar un nuevo partido. Poco a poco seguimos el camino tomado por el fundador del PRD y nos fuimos alejando del plutocrático régimen que entregaba las riquezas nacionales a los extranjeros.

Entre los que van llegando a Morena, no hace mucho tiempo cuando aun cuando el sol los cobijaba, disimulada y sigilosamente se acercaban y extendían su mano para cobrar en gobiernos pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional.
Entre los que van llegando a Morena, no hace mucho tiempo cuando aun cuando el sol los cobijaba, disimulada y sigilosamente se acercaban y extendían su mano para cobrar en gobiernos pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional.
(Foto: Cuartoscuro)

El PRD nació pues como una protesta nacional, de tal manera que rápidamente llegó a considerarse como el partido defensor de los principios constitucionales, abierto a la sociedad en lo general, por lo que incluso llegaron a sumarse al PRD gente de todas las esferas sociales. A ésta formación democrática rápidamente se insertaron pequeños partidos políticos de poca importancia nacional.

Desafortunadamente las directivas de esos partidos registrados comenzaron a formar diversas sectas al interior del PRD, y años más adelante, después de la renuncia de Cárdenas al PRD, con mayor experiencia y por las desviaciones sufridas en los principios democráticos como protesta a quienes mal lo administraban, tomó la determinación de separarse del partido que había fundado. Poco a poco las salvajes tribus fueron tirando a la basura los principios fundamentales que dieron origen a ese instituto político.

El mismo Andrés Manuel López Obrador siguió el camino de Cárdenas y renunció al PRD. La nefasta actitud de las tribus que controlaban al partido fundado en 1988 llegó a un límite que difícilmente se soportaba pues alejado estaba ya de los principios que le dieron origen. López Obrador tomó la determinación de formar el Movimiento de Renovación Nacional y registrarlo como un partido político, Morena, alejándose así de esas nefastas y prácticamente salvajes tribus, mismas que por sus intereses económicos más que políticos desvirtuaron el PRD, llegando a transformarlo en sólo una pequeña sombra de lo que fue un verdadero partido de oposición al régimen plutocrático que continúa desgobernando a nuestro país.

Han pasado ya varios años desde octubre de 1988, año en el que el sistema plutocrático le robara la Presidencia de la Republica a Cuauhtémoc Cárdenas y al PRD y ahora estamos a unos cuantos meses de las elecciones para renovar el Poder Ejecutivo federal. El partido Morena y su candidato Andrés Manuel tienen la enorme posibilidad de ganar las elecciones de julio próximo, y debido a esa enorme posibilidad nuevamente se repite otra gran deserción de las filas del PRD; es una avalancha perredista que para evitar un naufragio colectivo va hacia Morena, los que por costumbre buscan primero sus privilegios e intereses que la filosofía partidista. Salen como ratones caídos al gua antes de que se hunda su barco. Van en tropel rumbo a Morena alejándose así de lo que queda del Partido de la Revolución Democrática, que debido a las traiciones cometidas por sus dirigentes últimos, han logrado desfigurar al PRD, que en sus inicios era todo un arcoíris, luego un sol radiante; más tarde sólo un partido acromático, negro, despintado, ya casi sin luz alguna que lo caliente.

Entre los que van llegando a Morena, no hace mucho tiempo cuando aun cuando el sol los cobijaba, disimulada y sigilosamente se acercaban y extendían su mano para cobrar en gobiernos pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional. Sin pena alguna extendían su mano agradecidas por las dádivas recibidas.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!

De la dictablanda a la dictadura

Con la esperanza perdida

¿A qué irá tan lejos?

El capo de capos y la economía nacional

Los ensueños de los pobres

¡Feliz año, amor mío!

¡La Policía siempre vigila!

Por favor, no mezclen a El Chapo. De corruptos a corruptos

¡Viva Venezuela!

El apagón económico nacional

Así era el Estado mexicano (¡Huy qué miedo!)

El imperialismo causó la tragedia en París

Poderoso señor don Dinero

Admirados y aborrecidos

El oro y moro

Encerrados en su propio círculo

¡El rey ha muerto!

Castillo de naipes

Colaboracionismo oficial, mata partido