Samuel Ponce Morales
La Conspiración
CNTE, bonos de qué, por qué…
Miércoles 10 de Enero de 2018
A- A A+

Lo dijo recientemente el titular de la Secretaría de Finanzas del estado, Carlos Maldonado Mendoza, el actual gobierno, presidido por Silvano Aureoles Conejo, se comprometió a pagar bonos extraordinarios a los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por una cifra aproximada a los mil 100 millones de pesos.

Bonos extraordinarios que suscribieron los anteriores gobiernos estatales, pero que la dirigencia del magisterio democrático no obvia en cobrárselos al actual, lo que está logrando paulatinamente a través de diversas presiones, como bloqueos, marchas y mítines, y con ello su notoria ausencia en las aulas.

Aspecto de una marcha de la CNTE
Aspecto de una marcha de la CNTE
(Foto: Carmen Hernández )

Y en gran parte, esas compensaciones, sin rostro a la vista, erosionan en demasía las finanzas públicas, derivando la afectación de partidas hacia otros rubros, principalmente de carácter social, el dirigido a los que menos tienen, igual que sus manifestaciones que inciden en distraer cuerpos de seguridad pública para cuando menos blindarlos.

PRI, aspirantes, aspirantes…



En la dirigencia nacional del PRI prácticamente ya terminan la lista de los aspirantes michoacanos a diputados federales, pero con reales posibilidades de obtener triunfos, más allá de cuotas partidistas, o al menos eso están intentando.

Esa relación no es tan extensa como se esperaba, pues conforme se acercan los tiempos se va depurando y, como se verá, en ella extrañamente aparece el nombre del ex alcalde de Tepalcatepec, conocido como Memo Valencia Reyes. Sí, el que fue un atrabancado diputado local y pretendía ser dirigente del PRI en Michoacán en lugar de Víctor Silva Tejeda, legislador federal y hoy uno de los aspirantes más fuertes a la candidatura al Senado de la República.

También en la lista se establece el nombre del actual delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado, Román Acosta Rosales, una de las principales figuras enviadas por la Federación a territorio michoacano.

1- Zacapu: Adriana Campos Huirache.
2- Morelia: Roberto Carlos López García.
3- Morelia: Román Acosta Rosales.
4- Zitácuaro: Eduardo Orihuela Estefan, tentativamente, porque podría ser reservado para una mujer.
5- Apatzingán: Guillermo Valencia Reyes.
6- Lázaro Cárdenas: Eloísa Berber Zermeño.
7- Zamora: José Carlos Lugo Godínez.
8- Jiquilpan: Juan Manuel Figueroa.
9- Pátzcuaro: Arsenio Hernández Gama.
10- Ciudad Hidalgo: María del Refugio Silva Durán.
11- Puruándiro: Víctor Manuel Vázquez Tapia.
12- Uruapan: Socorro Quintana León y Marco Trejo Pureco.

Nada es lo que parece



“El gobierno central (de Michoacán) se ha negado a volver a imponer el control, creen los investigadores, por temor a llamar la atención sobre la lección del pueblo (de Tancítaro) de que la secesión trae seguridad”: parte del texto del reportaje del diario The New York Times titulado “Perder la fe en el Estado, algunas ciudades mexicanas se separan silenciosamente”, firmado por Max Fisher, Amanda Taub y Dalia Martínez.



UMSNH, los maestros no dan clases porque no se les paga, pero exigen que se le paguen los días que no dieron clases…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca