José María Carmona
La crisis universitaria desde la teoría organizacional
Martes 28 de Noviembre de 2017
A- A A+

Cuando un dirigente o representante de alguna organización humana o social presenta a sus miembros malos resultados o pérdidas por falta de liderazgo o gestión en el patrimonio de la misma, se tiene que ir o ser sustituido irremediablemente, más aún cuando ese dirigente explica el fracaso en las políticas adoptadas que es responsabilidad únicamente de los mismos miembros de la organización.

En la Ley Orgánica se establecen los mecanismos institucionales u organizacionales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pero muchos procesos son llevados a cabo por las autoridades de manera discrecional, sin trasparencia
En la Ley Orgánica se establecen los mecanismos institucionales u organizacionales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pero muchos procesos son llevados a cabo por las autoridades de manera discrecional, sin trasparencia
(Foto: Archivo)

En el terreno de las organizaciones empresariales o públicas, muchas veces los cambios en el liderazgo o su funcionamiento pueden ser una tarea complicada o demasiado difícil, más cuando no se respetan las reglas y procedimientos en todos los procesos tanto administrativos como financieros y la planeación establece metas y objetivos difíciles de alcanzar.

La conducción de los cambios necesarios para sacar a una organización o institución se puede llevar acabo de varias maneras, una de ellas burocrática, es decir, de manera vertical sin consultar a sus integrantes, llevando a cabo los cambios sin tomar en cuenta las inercias existentes, lo que resulta un fracaso.

Otra manera de resolver las crisis de las organizaciones o instituciones es tomando en cuenta la opinión de todos sus integrantes con el riesgo de que se haga de manera formal sin ir a resolver la problemática a fondo para superar la crisis, y lo peor es que el líder o responsable de estos cambios lo haga para justificar su puesto en el mediano plazo, y lo peor es enfrentar a una parte de los miembros de la organización con la otra parte haciendo valer su “autoridad” cuestionada por los malos resultados bajo el argumento de su legalidad y legitimidad.

Otro aspecto a considerar es su falta de capacidad para conducir no sólo a la organización o institución en la gestión de los recursos humanos, financieros, productivos, tecnológicos, etcétera.

La prevención de mediano y largo plazo es otro factor determinante en el fracaso o éxito de las organizaciones o instituciones, anticiparse a los riesgos y amenazas internas o externas y no atenderlas conduce inevitablemente al fracaso o a la crisis, lo que constituye un acto de irresponsabilidad del que conduce los procesos antes mencionados de la organización o institución.

Es por ello que la planeación y programación, así como el seguimiento de todos los procesos, es una condición necesaria en todo momento para el éxito o fracaso de la organización o institución. Además, si estos se conducen con la información suficiente y transparencia que permita a todos los miembros saber los objetivos y metas.

Las normas y procedimientos deben ser precisos, además de los responsables de su ejecución y evaluación.

Sin la observancia de las normas y procedimientos es imposible conducir a las organizaciones o instituciones para evitar que entren en una profunda crisis que termine en su desaparición.
La comunicación clara y precisa de los que toman las decisiones, sobre todo si existe una consulta o contacto cotidiano entre los mismos de la organización o institución, es una condición
indispensable para evitar las amenazas o riesgo tanto internos como externos.

Todas las anteriores recomendaciones que se hacen en la teoría organizacional son aplicables tanto a instituciones públicas como privadas; es más, algunos especialistas afirman que los seres humanos nacen y mueren dentro de las organizaciones porque es un proceso social e histórico.

Todas esas recomendaciones de las teorías organizacionales o institucionales donde existe una amplia bibliografía nunca han sido tomadas en cuenta por las autoridades universitarias, sólo hay que citar que el estatuto universitario es de 1963 y la actual Ley Orgánica es de 1986, en muchos aspectos el estatuto universitario se contrapone a la Ley Orgánica.

En la Ley Orgánica se establecen los mecanismos institucionales u organizacionales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pero muchos procesos son llevados a cabo por las autoridades de manera discrecional, sin trasparencia, lo que ha derivado en la actual crisis universitaria.

Es por ello que el problema no se puede reducir a la reforma del régimen de pensiones y jubilaciones o a una nueva Ley Orgánica como lo afirma el diputado local Antonio García Conejo y mucho menos el Congreso local imponga la misma contra la opinión de los nicolaitas. Si ahora no se ha avanzado en la solución interna de la crisis es responsabilidad directa del rector Medardo Serna González por su falta de capacidad en el liderazgo.

Así pues, la solución debe salir de la propia comunidad universitaria; si el Congreso local impone los cambios desde afuera estarían violando la autonomía universitaria, sobre todo los gobiernos estatal y federal al no entregar el subsidio están violando el artículo tercero constitucional.

Todas estas recomendaciones de la teoría organizacional o institucional deben ser tomadas en cuenta para superar la crisis universitaria.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Elección en el SPUM

A cincuenta años del 2 de octubre que no se olvida

No a la imposición del nuevo rector nicolaíta

A punto de fallecer TLCAN

Los métodos cuantitativos en el análisis económico

La viabilidad del sistema estatal anticorrupción

La crisis turca golpea al peso

Salario mínimo al próximo presidente

La coyuntura económica y financiera

Los clarobscuros del programa económico de AMLO

El estructuralismo o la teoría de la dependencia

100 años de dependencia de la economía mexicana

Propuestas de desarrollo regional para la agenda municipal

Debate presidencial, muchos ataques y pocas propuestas

Stephen Hawking, la Universidad Michocana y yo

La tasa de interés, ancla de la estabilidad

El discurso antimexicano de Trump

Situación económica y financiera de México

Derrumbe bursátil

La dinámica de la economía estadounidense y Trump

Los sindicatos

No al golpe de la autoridad universitaria al SPUM y SUEUM

No a la contrarreforma del régimen de pensiones y jubilaciones

El ciudadano Meade

La crisis universitaria desde la teoría organizacional

Por la defensa de la universidad pública ante la insolvencia

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)

2014: Año de contrastes económicos y financieros

2014: Año de contrastes económicos y financieros 1