Rafael Calderón
Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés
Lunes 27 de Noviembre de 2017
A- A A+

Ahora que se ha cumplido el primer centenario del nacimiento de Raúl Arreola Cortés (1917-2000), quien fue rector de la Universidad Michoacana, lo mejor es hacer un alto para resaltar la dimensión del poeta en estos tiempos convulsos. Escribió bastantes poemas, es cierto, pero como nos índica Gerardo Sánchez Díaz, hasta la fecha, la mayoría permanecen inéditos y éstos, su diario y el acervo de su biblioteca están resguardados en el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana. Si bien publicó solamente una plaquette de poesía, la dio a conocer en un momento temprano de su vida con apenas seis poemas, pero si hoy en día son comparados con los autores de generación, a éstos rebasa y deja sentir la conquista del ritmo, el dominio de la métrica, el saber de la expresión de imágenes, una particularidad pocas veces vista en la poesía de Michoacán, y por esto permite reconocer que mantiene un sentimiento de revelación con el lenguaje, registra las expresiones literarias que lo influyeron a superar ese romanticismo tardío que prevalecía en la poesía que se escribía entonces en Morelia. Como poeta rápidamente se desprende de falsos prejuicios y de golpe llega a la plenitud lírica y la exaltación de la naturaleza, los sentimientos del hombre con los versos que agrupa en Apuntes de un aprendiz, donde explora temas como la muerte, el amor y esa suerte de la melancolía que, como en la crónica, registra sueños que contribuyen y revelan una escritura distinta y en favor de la tradición lírica de su propia generación; aquellos poemas registran el ejemplo de afirmación en favor de su propia personalidad literaria.

Resguarda el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana una gran,mayoría de los poemas inéditos
Resguarda el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana una gran,mayoría de los poemas inéditos
(Foto: Especial)



Su generación literaria es la que nació bajo la influencia de revistas como Voces, Pliego, La Espiga y El Laurel, Cantera y Cuadernos de Literatura Michoacana, así como El Centavo y por su estilo y sello personal, Arreola Cortés impone su presencia bajo estos preceptos de identidad literaria y cultural. Los poetas Tomás Rico Cano, Enrique González Vázquez, Ramón Martínez Ocaranza y otros tantos no se pueden explicar si se deja de lado a aquel, ni se les puede encontrar punto de comparación con los primeros poemas de éste. Los que Arreola Cortés publicó permiten revelar su voz y decir que superan aquel romanticismo tardío pero bebiendo del último reducto del modernismo. Por un solo título se convierte en referencia para comprender que tienen el eco de cómo se leía con ponderación la Generación del 27 y los clásicos de la lengua castellana. Los versos de Apuntes de un aprendiz se convierten en el punto de encuentro de la verdadera fundación de una nueva tradición lírica que hacia los años 40 se escribe en Morelia. Para los siguientes años, además, consolida la visión del ensayista e historiador excepcional para reconocer el acontecer literario dentro y fuera de Morelia y de su propia generación.

Si se quiere tener noticias de la presencia en Morelia de autores como Rafael Alberti, León Felipe o Pablo Neruda, excepcionalmente están presentes en los ensayos, artículos y crónicas de Arreola Cortés. Máxime que cuando se habla de Pablo Neruda se generan bastantes contradicciones y se llega incluso a decir lo contario de lo que sucedió, pero una vez que se tiene acceso a los artículos que en sus días publicó Arreola Cortés, se confirma –por ejemplo– que fue él quien por primera vez publicó el discurso que pronunció el poeta chileno al recibir el Honoris Causa, cuando en 1943 se lo otorgó la Universidad Michoacana, y a partir de la edición que éste realizó es que se difunde en distintos momentos y lugares, lo citan una y otra vez tanto universitarios como escritores contemporáneos suyos.

Acierto mayor es la compilación La poesía de Michoacán. Desde la época prehispánica hasta nuestros días, donde están presente tanto autores como poemas, generaciones como épocas; el recuento bibliográfico es un claro ejemplo de su plenitud literaria. Éste tiene el rigor que solamente se explica bajo la vertiente de quien lee poesía e interpreta o reconocer la evolución lírica, como la de Diego José Abad, con el que abre la muestra, o decir que cierra con un autor entonces jovencísimo, hoy día fallecido Fernando Ramírez Aguilar, y apreciar en su mayor dimensión el asunto de la distancia generacional.

Para la siguiente entrega se prevé recorrer una parte de su biografía, así como identificar la expresión del lirismo que encierran sus poemas publicados en 1940.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío