Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
El INE y el big data
Lunes 13 de Noviembre de 2017
A- A A+

¿Hay alguna persona sensata que confíe en el INE? La respuesta es obvia. Desde un extremo al otro los jóvenes que recién adquieren su derecho al voto y hasta los viejos que estamos al borde del camposanto desconfiamos del Instituto Nacional Electoral.

Desde su creación, el INE y antes el IFE, has sido los mercenarios de los poderosos y ejemplos tenemos miles; en elecciones presidenciales, estatales y municipales plagadas de fraudes e irregularidades.

Eric Arthur Blair, más conocido por el Pseudónimo de George Orwell, fue un escritor y periodista británico.
Eric Arthur Blair, más conocido por el Pseudónimo de George Orwell, fue un escritor y periodista británico.
(Foto: Especial)

Nuestros datos que aparecen en la credencial de elector y los ocultos, más tardamos en darlos que en aparecer en las manos de los que lucran con la información. ¿Recuerdan que en Tepis y en diferentes sitios se vendía la información? En el mandato de Zedillo nació el Registro Nacional de Vehículos. Su director, Ricardo Miguel Cavallo, alias Sérpico, se dedicó a la venta ilegal y tráfico de vehículos en México, y anteriormente en Argentina también estuvo involucrado en asesinato y rapto de niños y mujeres embarazadas en épocas de Videla.

¿En manos de quién dejamos nuestra información?

Las mañas del INE se han ido perfeccionando a partir de los años 70 con la reforma electoral de 1979, que permitió participar al proscrito Partido Comunista Mexicano; siguieron otras reformas hasta la actual que permite el registro de candidatos independientes para diferentes posiciones.

Los dueños del mundo



Las credenciales de elector de cada uno de los registrados en el Instituto Nacional Electoral irán a parar a las mega computadoras (big data) capaces de almacenar y procesar la información obtenida en la red, la identificación por radiofrecuencia (RFID), los sensores incorporados en dispositivos, los vehículos, las búsquedas en Internet, las redes sociales como Facebook, computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y otros teléfonos móviles, dispositivos GPS, registros de centros de llamadas, “tags”, etcétera.

“Gobernabilidad significa asegurarse de que los datos estén autorizados, organizados y con los permisos de usuario necesarios en una base de datos, con el menor número posible de errores, manteniendo al mismo tiempo la privacidad y la seguridad.” https://www.powerdata.es/big-data ¿Nuestra privacidad y seguridad en manos de los ladrones? El INE al servicio de los dueños del mundo.

Bancos y otros agiotistas



Los bancos y afines cuentan a su vez con información adicional a la que aparece en la credencial para votar: dinero que maneja, dónde compra, qué compra, solvencia, hábitos, a donde viaja, en cartera vencida, pertenencia de auto, modelo.

Redes sociales



Las redes sociales, en particular el Feis, comparten nuestra información: nombre, amistades, las diversas preferencias, hábitos de conexión, comportamiento psicológico...

IMSS, ISSSTE, Seguro Popular y particulares



Las instituciones de salud y los hospitales particulares cuentan con los datos de la credencial de elector, estado de salud, padecimientos... misma que finalmente llega a la punta de la pirámide, la de los poderosos dueños del mundo.

SEP, UNAM, IPN, SRE, cédula profesional



Otra fuente de nuestros datos se encuentra las instituciones educativas: grado de estudios, dónde estudió, desempeño académico, padres, estado civil...

Boletinados



Cuando alguna persona es conflictiva para los intereses de algún patrón, en sus redes, los empleadores comparten los datos de la oveja negra y de ahí comenzarán sus penurias para conseguir empleo y hasta para viajar al oder side.

Agrupación de información



Con los datos anteriores almacenados en un big data se conforman las “agrupaciones” en los ramos que le venga en gana a los grupos que se encuentran el vértice de la pirámide, así como de los que gobiernan.

“Agrupación (clustering): el análisis de clústeres es un tipo de minería de datos que divide grandes grupos de individuos en grupos más pequeños de los cuales no conocíamos su parecido antes del análisis”.

Las agrupaciones pueden ser de muchas formas: preferencia política, religiosa, afición, hábitos, edad, horario de trabajo, salario, comportamiento, etcétera, etcétera.

La empresa Acxiom, una de tantas otras, posee información de datos de más de 500 millones de usuarios de Internet. Todos estos datos son transformados y cruzados para incluir al usuario de Google, Facebook y las mencionadas arriba.

Información que ni nosotros ni nuestros íntimos conocen.

La dictadura de la información controlada por la punta de la pirámide.

Los independientes



Desde antes de que se comenzaran a conocer los obstáculos para la recolección de más de 800 mil firmas por parte de los que quisieran aparecer en las boletas de elección hubo dificultades para el registro de los aspirantes. Entre otros una cuenta bancaria, que en el caso de Marichuy, fue difícil de conseguir porque algunos bancos no quisieron abrir la cuenta.

Una vez registrados, siguieron los obstáculos, entre otros, el registro de los registradores, es decir, de las personas que “subirían” los datos al INE, las cuales deberían contar con un “celular” muy particular con costos elevados; las dificultades para acceder a la “aplicación” del INE; la falta o boqueo de señal en diferentes sitios, el tiempo para acreditar una firma.

Entre todos los independientes, a un mes de iniciado la recolección de firmas, no han reunido 200 mil firmas. Ninguno de los independientes ha reunido el siquiera el diez por ciento exigido por el INE. De ese tamaño son las dificultades. El plazo vence a principios de febrero.

La recolección de firmas de cada candidato independiente implica una cadena de información que viajará hasta el INE y de ahí a los mejores postores.

En la credencial aparece: nombre, dirección, CURP, edad, firma, foto y de ahí se desprenden muchos datos más.

El “registrador” de firmas debe estar previamente registrado en el INE, por lo tanto tiene control de toda su información. La cadena comienza con el “registrador” de algún candidato, dónde recolectó las firmas, en qué zonas hay presencia de gente afín y de ahí la cadena interminable que se complementará con bancos, redes sociales, hospitales, escuelas y todo aquel sitio donde se usa la credencial de elector, la tarjeta de crédito-débito, tags, etcétera, etcétera.

La última y nos vamos



¿Recuerda usted la novela 1984, de George Orwell, las películas La vida de los otros, Fahrenheit 9/11, Ciudadano Kane? Vea “El fraude electoral de Bush y las verdades ocultas tras el 11-S”, en la dirección https://www.youtube.com/watch?v=QiwJhUXRbK4. Apenas una rendija de lo que seguramente hay detrás de la puerta.

¿Dispuesto a seguir padeciendo?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?