Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Altozano
Miércoles 25 de Octubre de 2017
A- A A+

Hasta el correo nos llegó un interesante texto sobre el complejo residencial y comercial Altozano, una de las zonas con mayor plusvalía en Morelia.

En el texto se establece que esa zona se ha convertido también en un punto de alto riesgo donde los asaltos, robos y asesinatos, van a la par de su crecimiento y de la llegada de los capos del narcotráfico.

Antonio García Cornejo
Antonio García Cornejo
(Foto: Carmen Hernández )

Y lo más importante, da datos acerca de lo planteado, no sin antes ponderar que en el lugar se dan balaceras en bares de lujo, automóviles de más de medio millón de pesos por sus calles, drogas, restaurantes donde un platillo “barato” cuesta 400 pesos y una copa de mezcal, 200 pesos.

Todo eso, añade, es parte de la “otra Morelia”, como han vendido a este lugar, donde un departamento en una torre de suites y condominios llega a valer ocho millones de pesos.

Pondera que en los últimos meses los medios de comunicación han dado cuenta del fenómeno de la inseguridad que se vive en esta parte alta del sur de la capital del estado, donde hasta hace poco se suponía que era de los lugares más seguros de la ciudad para vivir por ser de las más ricas, con los mejores servicios del municipio y del estado.

Sin embargo, la realidad es distinta y la “otra Morelia” no se distingue de la “otra Morelia”, la de los obreros, la de los empleados públicos, la de las más de 500 colonias populares, la de los techos de cartón, la de la gente de los salarios mínimos.

1- Los homicidios



El 1º de julio de 2016, por causas que hasta el momento no han sido determinadas, una joven mujer que era encargada de un gimnasio fue asesinada a tiros en la exclusiva zona de Altozano.

Ese día, en el sistema de emergencias 066 se recibió el reporte de que en el interior del gimnasio Life Style, ubicado en el Boulevard Jefferson, en Altozano, se escucharon detonaciones de arma de fuego; para cuando llegaron las unidades de la Policía Michoacán hallaron en el interior del lugar a una mujer ya sin vida con varios impactos de bala.

Declaraciones de testigos indicaron que al menos dos sujetos arribaron al estacionamiento del gimnasio a bordo de un automóvil y tras descender, se introdujeron y preguntaron por Stephanie Michelle T., de 24 años, quien era la encargada del lugar; una vez que la ubicaron, uno de ellos desenfundó un arma de fuego, la cual accionó dos veces en contra de la joven que cayó sin vida al piso.

Tras cometer el crimen los dos individuos salieron corriendo del lugar y se dieron a la fuga.

Pero ya en este 2017, uno de los casos más sonados fue la ejecución aún no aclarada de Rogelio Arredondo Guillén, director de Investigación y Análisis de la Región Morelia de la Procuraduría General de Justicia del Estado y uno de los hombres cercanísimos al procurador José Martín Godoy Castro.

El mando policial fue ejecutado en extrañas circunstancias el pasado 30 de junio de este 2017 cuando llegaba a su domicilio ubicado en la exclusiva zona residencial, en las Torres Panorama, en el número 1015 de la Avenida Altozano, justo en la parte trasera del centro comercial.

De igual modo, el 14 de agosto un hombre perdió la vida mientras recibía atención médica en un nosocomio particular de esta ciudad luego de que presuntamente, derivado de una riña, fue atacado a tiros también en la exclusiva zona residencial.

Horas después se sabría que el presunto asesino fue identificado como el esposo de la presidenta municipal de Turicato, Gisela Vázquez Alanís; de acuerdo con primeros reportes de las autoridades, el esposo de la edil disparó a su víctima por causas desconocidas y después se dio a la fuga.

Mientras, el 3 de octubre, cuando salía de un gimnasio ubicado en la Avenida Juan Pablo II, en Altozano, un individuo fue asesinado a balazos; más tarde se informaría que la víctima era El Maromas, jefe de plaza de un reducto de Los Caballeros Templarios en Lázaro Cárdenas.

El último caso ocurrió apenas el viernes 6 de octubre, cuando un hombre de oficio capataz fue asesinado a balazos en las inmediaciones de la caseta del Club de Golf Altozano; algunos indicios apuntan a que posiblemente se trató de un asalto pues la víctima se dirigía con una fuerte cantidad de dinero para pagar a los trabajadores que laboran en la construcción de una sección del campo de golf.

2- Los atentados



Otros casos violentos en Altozano donde no se registraron víctimas mortales ocurrieron el 30 de agosto, cuando una joven fue baleada y quedó malherida en un intento de asalto entre las vialidades José Juan Tablada y el Boulevard Juan Pablo II, en las cercanías de la Universidad Vasco de Quiroga; la joven mujer fue identificada como Rosalba, de aproximadamente 22 años de edad, quien presentaba lesiones de proyectil de arma de fuego en la cara, en el hombro derecho y en el omóplato del mismo lado.

Ya en octubre, el día 2, en un intento de robo dejó a una persona con lesiones por arma de fuego dentro de un bar en Altozano, mejor conocido como Sense Club; de acuerdo con reportes, varios sujetos armados ingresaron al interior del citado inmueble e intentaron asaltar a los clientes, pero uno de ellos se opuso y fue agredido a balazos.

3- Los asaltos



En lo que se refiere a los asaltos, Altozano también registra varios, entre los que destacan el ocurrido el 19 de julio, cuando cinco sujetos armados asaltaron las tiendas Office Depot y Best Buy ubicadas en la zona de comercial; tras cometer los atracos, los delincuentes huyeron a bordo de un vehículo.

Meses después, el 9 de septiembre, dos hombres empistolados asaltaron una farmacia ubicada a la altura de la Glorieta del Papa Juan Pablo II, también en Altozano; en este caso los asaltantes, para no variar, lograron darse a la fuga.

Conjuro



Sólo hay que esperar que en el Congreso local, el relevo de Pascua Sigala Páez, el también perredista Antonio García Conejo, con cualquier pretexto se le ocurra medio desnudarse…

Nada es lo que parece



Semáforo Rojo establece que cuando menos Michoacán ya no es de los cinco estados más violentos del país…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre

Las 5 sinrazones del SUEUM

SEE, el audio “filtrado”

CNTE, las y el cobarde

Trump, peor que Fox…