Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
PRD: ¿centro o derecha?
Miércoles 25 de Octubre de 2017
A- A A+

Tiene razón Mario Enzástiga (Cambio de Michoacán, 17 de octubre de 2017) cuando afirma que el PRD, partido político que según Cuauhtémoc Cárdenas no es de izquierda sino de centro o derecha, no está acabado, pero su diagnóstico es certero, pues Enzástiga no va al meollo del asunto, quizá porque para él las nociones derecha-izquierda ya tampoco son útiles.

El PRD, en Michoacán en otros momentos, la Ciudad de México Morelos actualmente, ha sido exhibido en actos de corrupción.
El PRD, en Michoacán en otros momentos, la Ciudad de México Morelos actualmente, ha sido exhibido en actos de corrupción.
(Foto: Cuartoscuro)

Este escribano observa desde afuera el comportamiento, tanto de los miembros como del partido político como institución, coincide con Cárdenas Solórzano, pero afirma que el PRD es un partido de derecha. A juzgar por las políticas que impulsa donde gobierna y sus cercanías ideológico-políticas, hace mucho que abandonó la izquierda.

La izquierda hecha partido (PRD), como juzgan sus críticos, perdió hace mucho su capacidad analítica para distinguirse de la derecha, impulsar una política cercana a los movimientos sociales, organizaciones ciudadanas y ciudadanos, además de no diseñar e impulsar políticas públicas que rebatan al neoliberalismo y el capitalismo depredador.

Porque un partido de izquierda no se define primordialmente por su cercanía o utilidad a la gente, aunque ese vínculo y ese fin son importantes. También es fundamental que su programa político oriente sus acciones al gobernar. Lo que se ha visto es más privilegios a los ricos, acoso a los movimientos sociales y un populismo izquierdoide exacerbado.

En la Ciudad de México, por ejemplo, el sismo de hace poco más de un mes dejó al descubierto la corrupción de inmobiliarias y funcionarios del gobierno que encabeza el PRD. Se dieron permisos y concesiones para construir en áreas no aptas para el tipo de edificaciones levantadas, con materiales de ínfima calidad y sin respetar las normas.

Igualmente, en Morelos el PRD-gobierno es escándalo cotidiano. El más reciente vinculado con la ayuda a los damnificados del 19 de septiembre. En Michoacán, inseguridad y propaganda van de la mano, con acciones populistas y programas que no llegan a políticas públicas, además de suponer que si se concentra aún más la riqueza habrá desarrollo.

La añeja idea neoliberal sobre que la concentración de la riqueza en pocas manos generará desarrollo está muy arraigada en esa supuesta izquierda, la que sostiene explotación y depredación por doquier. En la Ciudad de México, las inmobiliarias; en Michoacán, el supuesto de que la ZEE de Lázaro Cárdenas será la panacea.

El PRD, en Michoacán en otros momentos, la Ciudad de México y Morelos actualmente, ha sido exhibido en actos de corrupción. Lo que llaman transparencia, además de no incluir la rendición de cuentas, es un listado de formatos con información irrelevante. A las tribus del PRD les fascina esta supuesta transparencia pero su patrimonialismo es proverbial.

La alianza del PRD con el PAN no sólo desdibuja completamente a la izquierda electorera, sino que confirma el oportunismo político de sus dirigentes y tribus. Según el diputado Fidel Calderón, hoy perseguido político, el actual gobernador michoacano alzó la mano en su momento para impulsar una alianza con el PRI. No es simple pragmatismo.

Finalmente el PRD ya no sólo no es útil a la gente, a sus militantes, sino que está empantanado en el neoliberalismo, las políticas económicas depredadoras y las políticas sociales que únicamente administran la pobreza y la marginación. El PRD es un partido que reivindica con entusiasmo a la derecha y más de uno de sus actuales dirigentes está orgulloso de ello.
Obviedades. 1. Según el Pew Research Center, 93 por ciento de los mexicanos no confía en Enrique Peña Nieto, mientras Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, es rechazado por 73 por ciento de los venezolanos. 2. La temporada de caza contra gente del PRD que apoya a AMLO inició, aunque varios de ellos ya se hicieron a un lado, lo que resultará en un escándalo propagandístico por remontar el 3.5 por ciento de las encuestas para las elecciones presidenciales de 2018. 3. Dice Paul Krugman, Nobel de Economía 2008, que en relación con lo que la prensa de Estados Unidos publica, ve a AMLO muy relajado y a la gente tranquila y menos preocupada por su posible arribo a Los Pinos. 4. Según el mediocre secretario del Trabajo, la disparidad salarial México-Estados Unidos-Canadá es porque los mexicanos están poco capacitados, además de que el ínfimo salario busca una “competitividad artificial”. 5. Según el portal sinembargo.mx, en dos años el gobierno estatal elevó la deuda pública en 4.6 por ciento del PIB, canceló recursos públicos a estudiantes de bajos recursos y normalistas y aún no aclara señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación. 6. De lo dicho por Krugman sobre AMLO y la gente, se infiere que el peligro para México y la comparación con Hugo Chávez, es simple y llana guerra sucia, odio político y ganas de que México siga sumido en la corrupción, la pobreza y los privilegios para unos pocos. 7. Las bravuconadas de Donald Trump, la hipocresía de Canadá respecto a México, y las ridiculeces del gobierno mexicano, en voz de su canciller aprendiz, han llevado las “negociaciones” del TLCAN al primer trimestre de 2018. 8. El ex titular de Finanzas de Fausto Vallejo fue detenido por 26 millones de pesos, mientras los peces gordos siguen gozando del presupuesto público… que quizá se embolsaron. 9. Los ediles de Paracho ejecutado, el de Coalcomán balaceado, mientras descuartizados y ejecutados por doquier llenan la nota roja de los medios impresos. 10. Y Michoacán pasó del noveno sitio al séptimo a nivel nacional en cuanto al número de homicidios. La comparación respecto a similar fecha del año pasado es una charada para justificar la ausencia total de políticas para abatir la inseguridad.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo