Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Sección XVIII del SNTE, descaro sindical
Viernes 13 de Octubre de 2017
A- A A+

¿Qué pensarán los dirigentes de la Sección XVIII del SNTE y sus líderes nacionales sobre el magisterio michoacano?, ¿pensarán que no tienen cerebro para reflexionar sobre la sarta de mentiras que inventan?, ¿creerán que se tragan el anzuelo sobre supuestos logros alcanzados en favor de ellos gracias a sus gestiones con autoridades federales y estatales?, ¿supondrán que docentes y no docentes de la entidad son un ejército de borregos para creerles sus falsedades que sin ningún descaro proclaman sobre “la batalla que libran” con los gobiernos en turno en favor de sus derechos gremiales?, ¿cuántas burlas más están dispuestos a sortear fingiendo ser auténticos redentores? La verdad, no tienen vergüenza porque, por un lado, en contubernio con la Secretaría de Educación, les ponen un pie en el cuello a los maestros, y por el otro, les quieren hacer creer que luchan por sus intereses. No tienen dignidad porque son una comparsa más del Estado cubiertos con la capucha roja para esconder su repugnante piel de lobo.

Sección XVIII del SNTE
Sección XVIII del SNTE
(Foto: Especial)



Hace días la fracción de la CNTE, denominada democrática, con base en marchas, tomas a edificios públicos y casetas en autopistas, bloqueos a las vías del tren, entre un cúmulo de acciones, lograron varios acuerdos y compromisos firmados en una minuta (como tantas otras se han rubricado y no se han cumplido) con el gobierno de Silvano Aureoles, comprometiéndose con el magisterio federal y estatal a darles solución inmediata pero, ¡oh, sorpresa!, la Sección XVIII del SNTE tuvo el cinismo de hacer público un documento donde dio a conocer “sus” fantásticos logros en favor de los asociados. Dichos frutos, con punto y coma, eran exactamente los mismos que consiguió la CNTE; o sea que en tanto la fracción disidente lucha, se organiza y se esfuerza por defender a los trabajadores, el otro bloque saluda con sombrero ajeno con el propósito de engañar incluso a la misma sociedad cuando simplemente ha sido séquito y cómplice de gobernantes que han trastocado los derechos laborales de quienes tienen la responsabilidad de educar a la niñez y a la juventud, y que han sido obligados a dejar sus escuelas para enfrentar una lucha que no tendría razón de ser si cada uno de los involucrados cumpliera con sus obligaciones; sería una sandez que los miles de asalariados causaran tanto revuelo si todo fuera color de rosa, tanto como lo proclama Aurelio Nuño, quien por cierto se quedará con las ganas de ser candidato presidencial, al igual como se quedó esperando el rescate de Frida Sofía, tan imaginaria como los beneficios que la reforma tiene para la educación.

El sindicato oficialista hace muchos años que dejó de ser una efectiva opción para los trabajadores, de quienes recibe jugosas cotizaciones y a quienes se debe, sobre todo al constatar que dichas cuotas son desviadas en favor de los funestos representantes, mismos que se preocupan más por sus cuentas bancarias que por los derechos de sus agremiados.

Los oficialistas, ante el atropello de la reforma, según educativa, se han quedado mudos, sordos y ciegos, avalando con su indiferencia este desparpajo que le ha arrebatado la tranquilidad laboral a los mentores y que tiene en el desamparo a otros tantos profesionistas de la educación, egresados de escuelas Normales; no sólo eso, a los trabajadores con plaza estatal se les ha engañado en múltiples ocasiones en lo referente al pago adeudado de sus bonos, ellos también han sido olvidados por la Sección XVIII pues nunca han movido un dedo a su favor, han hecho faramallas de negociación colgándose igualmente de los acuerdos rescatados por sus antagónicos de la CNTE, lo que significa que la práctica arribista y mentirosa es su modus operandi.

Los mismos entreguistas se han olvidado de la problemática económica, laboral y social que sufren sus afiliados, jamás han presionado a sus jefes gubernamentales, porque es bien sabido que a ellos les deben sus cargos, amén de que los tienen agarrados del cuello porque saben el mundo de corruptelas que han hecho, y siguen haciendo, a nombre de una representación sindical fraudulenta; es decir, Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE nacional, y sus delegados en Michoacán, tienen las manos atadas y la boca tapada para no contradecir las acciones del gobierno por muy aberrantes que sean o por mucho daño que causen a los trabajadores de la educación, a quienes orillan a combatir por sus derechos. El gobierno y sus comparsas buscan deshonrar la imagen de los mentores ante la propia sociedad, sociedad que poco a poco se está dando cuenta del juego perverso que tiene la autoridad federal, misma que extiende sus brazos hacia las entidades que conforman esta nación que han dejado desquebrajada.

Por otro lado, el Comité Ejecutivo del SNTE se ha burlado de los trabajadores de la educación en Michoacán ya que ha conformado la figura de delegado especial como estrategia dilatoria y caprichosa para no efectuar el relevo de liderazgo general en la entidad tal y como ya corresponde; hagamos historia: Angélica Reyes fue electa el 25 de septiembre de 2012 al retirarse para recibir de regalo una diputación federal, el 20 de abril de 2015 fue presentado Joel Hernández Peña, después llegó Miguel Cota, quien duro sólo algunos meses y en su lugar se incorporó, hasta hoy en día, Héctor Astudillo García, quien era delegado en Nuevo León. Toda esta treta es armada por la presencia mayoritaria que, con mucho, tiene la fracción democrática en estas tierras pues saben que un congreso transparente les puede despojar del laudo que mañosamente han ostentado, si fuera una convocatoria abierta les sería imposible tener el control oficial del bloque magisterial.

Aunque quizá el grupo gubernista ya tenga bien armado su teatro, por fin se han animado a modificar la plantilla de la Sección XVIII, pues el pasado 10 de octubre lanzaron la convocatoria para el congreso que se desarrollará los días 10 y 11 de noviembre del año en curso, en lugar sin definir, porque desean manipular las cosas haciendo llegar delegados a su medida, mismos que asistirán a un evento donde el arroz estará más que cocinado, a menos que les brinque la liebre.

De modo que muy pronto habrá humo blanco en la Sección XVIII del SNTE, hasta entonces permanecerá la duda para saber si un michoacano dirigirá sus destinos; de lo que tenemos certeza es que las prácticas deshonestas, insolentes y antigremiales continuarán existiendo porque las política de la Federación, aunado al entreguismo de Juan Díaz de la Torre, seguirán lacerando al magisterio michoacano que ya merece respeto. El humo claro que emerja del congreso de noviembre, para tristeza de muchos se convertirá en terrible humo negro. Un personaje anónimo externó: “No llores por un mundo que lucha… lucha por un mundo que llore”. ¡Es tiempo que el magisterio y la sociedad destrocen las cadenas del descaro y la falsedad de un grupo entreguista convertido en un sindicato blanco!

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas