Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Pasalagua, tambores de guerra
Viernes 6 de Octubre de 2017
A- A A+

Cuestiones como el respeto a las instituciones, la legalidad y la democracia, donde la mayoría manda, no han sido precisamente una forma de vida del líder transportista José Martínez Pasalagua. De ahí que no debe extrañar su violenta postura, que es síntoma de los viejos dirigentes sindicales, en torno al anuncio de otorgar en Morelia el servicio de taxi privado conocido como Uber.

No, no sigue las reglas de juego institucional, porque si estuviera seguro de que la empresa citada cometería una irregularidad en prestar el servicio, pues simple y llanamente recurriría a los tribunales.

José Martínez Pasalagua es incapaz de sentarse con las autoridades del sector, así como representantes de la sociedad civil, para convenir tarifas oficiales en el servicio del taxi y no imponerlas en forma despiadada.
José Martínez Pasalagua es incapaz de sentarse con las autoridades del sector, así como representantes de la sociedad civil, para convenir tarifas oficiales en el servicio del taxi y no imponerlas en forma despiadada.
(Foto: Cambio de Michoacán)



Tampoco toma en cuenta la opinión de los miles de usuarios de autos de alquiler que ven en Uber una real alternativa de un mejor servicio, con el que no se cuenta en la gran mayoría de los conductores de taxi público.

Y menos el líder transportista es capaz de hacer una autocrítica, vamos, siquiera una encuesta, para establecer la calidad del servicio público que otorgan los miembros de su organización corporativa.

José Martínez Pasalagua es incapaz de sentarse con las autoridades del sector, así como representantes de la sociedad civil, para convenir tarifas oficiales en el servicio del taxi y no imponerlas en forma despiadada.
Más aún, olvida reconocer que no hay un real padrón de taxistas en el que se demuestre al menos una parcial integridad de la mayoría, y más aún olvida los casos de las fechorías cometidas por decenas.

Por todo ello, por no tener argumentos válidos, por pensar y actuar a la vieja usanza del sistema político, el ex diputado local del PRI, aspirante fallido a dirigir al instituto político, adopta actitudes de peleador callejero: “Decir que en Michoacán Uber no pasará no es sólo una consigna, sino la lucha en contra de una competencia desleal que le puede pegar muy duro a los servidores públicos regulados y a los usuarios los pone en riesgo”.

Y no, no todo para ahí, todo lo citado no sólo es responsabilidad del líder transportista, sino de las propias autoridades del sector, quienes pese a todo han perdido el control de la política del transporte.

UMSNH, tiempos complicados



El contraste que atraviesa la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMNH) entre las celebraciones por su centenario, la necedad del dirigente del sindicato de empleados por fastidiar dichos festejos y la falta de recursos que, como cada año después de septiembre, se hace patente para cumplir con sus obligaciones patronales, la tienen en una especie de agridulce momento.
Sin embargo, sería más llevadero ese tiempo si no le hubieran reducido los 400 millones de pesos que en su momento el ex gobernador Salvador Jara Guerrero, hoy subsecretario de Educación Pública, le incrementó en el Presupuesto de Egresos del estado 2016, pero bueno, los legisladores locales buscaron dar más un manotazo que un mensaje.

Nada es lo que parece



1- Y bueno, desde aquí se dijo que el caso de Arantepacua no estaba cerrado; por lo pronto, con la denuncia penal interpuesta, aunque a seis meses de los hechos de un supuesto enfrentamiento entre policías estatales y gente del crimen organizado, en el cual perdieron la vida cuatro comuneros, el procurador de Justicia, José Martín Godoy Castro, tendrá que investigar a su compañero de gabinete, al titular de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez.

2- “Una iglesia de Bruselas que casi se vio obligada a cerrar sus puertas por falta de fieles adoptó la tradición belga de fabricar cerveza y lanzó una bebida nueva para recaudar más fondos para una creciente congregación. La Iglesia de Santa Catalina, junto a los canales de la ciudad, se asoció con una cervecería local para crear Ste Kat', una cerveza fuerte y afrutada que usa el nombre que afectuosamente le dan los locales a la iglesia”: Excélsior.

Conjuro



Al parecer no hay demasiados aspirantes michoacanos a buscar senadurías y diputaciones federales por la vía independiente, se reservan para las locales; vamos, no llegan ni a los dedos de una mano…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes