Gilberto Vivanco González
Vivilladas
José Ma. Morelos, un aniversario más
Viernes 29 de Septiembre de 2017
A- A A+

Michoacán en general y Morelia en particular han sido cuna de grandes hombres que han influido en la historia de la nación en diferentes rubros y etapas; innumerables son las personalidades de ayer y de hoy que pudiéramos mencionar. No obstante, hay un personaje que sobresale por su influencia como ideólogo, político, sacerdote, militar y hasta como jurista sin haber estudiado específicamente la carrera de Derecho, más aún cuando su cuna fue por demás humilde, orillándolo a trabajar en varios oficios y ocupaciones, sobresaliendo la de arriero, ambiente que en un momento determinado fue esencial para llevarlo a conocer los lugares más recónditos de su área de influencia y que le sirvieron como salvoconducto y estrategia en diferentes campañas militares en pro de la Independencia nacional. Nos referimos, por supuesto, a José María Morelos, quien haciendo honor a su grandeza, la ciudad de Valladolid, y en aras de desterrar en lo posible la herencia española en localidades mexicanas, se tomó su nombre para rebautizar a la capital michoacana.
Se sabe que el 18 de febrero de 1760 José Manuel Morelos y Robles, carpintero oriundo de Zindurio, una pequeña localidad predominantemente indígena situada a una legua de distancia al poniente de Valladolid, y Juana María Guadalupe Pérez-Pavón y Estrada (1745-1799), también originaria de la población de San Juan Bautista de Apaseo, asimismo cercana a Valladolid, se unieron en matrimonio. Se dice que el apellido de la familia era Sandoval, pero que en el siglo XVII se deformó debido a que vendía moras, y la gente los llamaba Moreros, pero con el tiempo pasó a ser “Morelos”.

José María Morelos, quien haciendo honor a su grandeza, la ciudad de Valladolid, y en aras de desterrar en lo posible la herencia española en localidades mexicanas, se tomó su nombre para rebautizar a la capital michoacana.
José María Morelos, quien haciendo honor a su grandeza, la ciudad de Valladolid, y en aras de desterrar en lo posible la herencia española en localidades mexicanas, se tomó su nombre para rebautizar a la capital michoacana.
(Foto: Archivo)



La señora Juana María de Morelos asistió en Valladolid a la misa dominical del día de San Jerónimo y, al salir, sintió los dolores de parto en la calle. Solicitó auxilio a las monjas del convento de San Agustín, donde nació José María, en el pórtico del convento, era el lunes 30 de septiembre de 1765. El 4 de octubre de ese año fue cristianado en la Catedral de Valladolid con el nombre de José María Teclo Morelos Pavón y Pérez.
La Republica Mexicana ha nombrado muchos lugares con su nombre. El caso más conocido es el de su ciudad natal, Valladolid, renombrada en 12 de septiembre de 1828 como Morelia por decreto del Congreso local. También el estado de Morelos fue nombrado el 21 de enero de 1869 en honor a él por decreto del presidente Benito Juárez. El emperador Maximiliano de Habsburgo decretó que en 1865 centenario de su nacimiento, se le erigiera una estatua ecuestre en Morelia, que aún hoy permanece ahí, en el lugar conocido como Plaza Morelos, espacio donde año con año se le realiza un gran homenaje que es seguido por un majestuoso desfile cívico-militar , cerrando con la algarabía de una verbena popular.

En esta ocasión, la festividad por Morelos está enmarcada de tristeza por los acontecimientos lamentables que han arrojado los sismos de septiembre, penosos eventos que pusieron en riesgo la celebración por el decreto de luto nacional, aunque resultaba incomprensible que existieran eventos deportivos, como es el caso del futbol que por tratarse de eventos con gran influencia de la iniciativa privada, dueños de equipos y televisoras, si se rescataran y unos de los actos más célebres, como el aniversario de Morelos, quedara relegado, cuando puede ser un día donde se recuerde y se ratifique el nacionalismo y la solidaridad demostrada en estos días por el pueblo de México, valores que en su momento impulsó el clérigo José María.

No sólo debemos rescatar la importancia de la conmemoración de la vida y obra del cura de Carácuaro por lo ya puntualizado en el párrafo anterior, también es importante considerar que en la ciudad hay un alto porcentaje de habitaciones reservadas en los diferentes hoteles, principalmente a lo largo y ancho de la Avenida Madero, por lo que el turismo y la derrama económica que se obtienen se verían trastocados; lo mismo hubiese pasado con centenares de comerciantes que llegan a Morelia, o que viven en ella, iban a verse perjudicados porque para muchos este día, inclusive el anterior, representa una oportunidad que ayuda a paliar sus limitados ingresos, de igual forma podemos señalar sobre comerciantes establecidos y de una gran cantidad de personas que dependen de su trabajo en bares y demás centros de convivencia social o familiar. Sin duda son más de peso las cuestiones positivas que negativas. De tal manera consideramos que las autoridades tomaron la mejor decisión.

México, después de los hechos por todos conocidos, debe encontrar los mejores caminos hacia la recuperación, sabemos que después de lo ocurrido las etapas de rescate y limpieza representan retos y desafíos que implican trabajo, dedicación, humanismo y honradez y que a la par, la situación emocional de los afectados también debe ser atendida, sobre todo cuando nuestro país está soportado por un suelo estimado como de alta sismicidad, circunstancia que obliga a seguir sembrando la cultura de la prevención, cultura que ha rendido sus frutos y que ha sido fundamental para que las víctimas sean menos de las potencialmente consideradas.

Nadie duda de que las tragedias nacionales y locales, como fue el caso de los granadazos el 15 septiembre de 2008, son difíciles de aceptar o digerir por las consecuencias sociales y el estado de ánimo que provocan, pero también es claro que se hace necesario, en lo posible y de marera progresiva, retomar el ritmo de vida, los roles que cada uno juega en lo social y familiar; sabemos que las heridas aún están abiertas, que el camino de la reconstrucción será largo y pesado, sabemos que la pérdida de familiares y de patrimonio es complicado asimilar, pero también sabemos de las formidables muestras de apoyo que países, organizaciones sociales, deportistas, gente del espectáculo, algunos actores políticos y en gran medida el pueblo de México han manifestado y esto sirve de gran paliativo en los momentos actuales, sólo resta a los responsables del manejo de los recursos financieros el ser leales y honestos en su manejo y aplicación. Si a los gobernantes no se les tiene confianza, ahora podría ser el momento de que ellos demuestren lo contrario. Que el recordar los postulados sobre la integridad y la honradez que declaró Morelos mueva sus conciencias por muy oscuras que estén y no olviden una de sus máximas que reza: “No hay otra nobleza que la de la virtud, el saber, el patriotismo y la caridad”. Aunque lo verdaderamente significativo es ponerlo en práctica. Ahora es el momento.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas