Arturo Alejandro Bribiesca Gil
#NoalFiscalPresidenciable
Viernes 8 de Septiembre de 2017
A- A A+

Se ha corrido la versión de que Ricardo Anaya, Presidente Nacional del PAN, aspirante presidencial in pectore y auspiciador principal del Frente Amplio Democrático, pretende descarrilar el pase automático del Procurador Cervantes a Fiscal General de la Republica, no por los cuestionamientos que públicamente señala, que son los vínculos de este con el Presidente Peña, ni mucho menos por sus credenciales profesionales, que nadie cuestiona, sino porque ve en esta posición la jugada maestra que pudiera sacar de la competencia por la candidatura Presidencial del naciente FAD a Miguel Ángel Mancera, a quien considera su más fuerte rival externo.

De ser ciertos los rumores, no la tiene fácil el “joven maravilla”, primero tiene que evitar el pase automático de Cervantes –muy probable-, después, tiene que lograr que Miguel Ángel Mancera sea designado Fiscal General; aquí esta lo difícil, independientemente de si Mancera quiere o no quiere ese cargo, ¿cómo va a lograr Anaya esta designación? Si es promesa futura, ¿que certezas puede tener Mancera para declinar sus aspiraciones? y si el proyecto es para efectos presentes, no veo como pueda transitar esa designación con la composición de poder actual.

Se corrió la versión de que Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, aspirante presidencial in pectore y auspiciador principal del Frente Amplio Democrático, pretende descarrilar el pase automático del procurador Cervantes a fiscal
Se corrió la versión de que Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, aspirante presidencial in pectore y auspiciador principal del Frente Amplio Democrático, pretende descarrilar el pase automático del procurador Cervantes a fiscal
(Foto: Cuartoscuro)



Ahora bien, retomando el tema del pase automático del actual Procurador, este no debe darse, no comparto las razones de quienes ponen en duda la ética de Raúl Cervantes, la cual no cuestiono ni un ápice, sin embargo, tengo claridad de que nuestra fiscalía no puede nacer entre señalamientos de amiguismo y corrupción, por falsos que estos puedan ser.

Y así como la fiscalía no puede ver las primeras luces con severos cuestionamientos sobre su autonomía, tampoco puede dar sus primeros pasos con el alto nivel de politización que conllevaría el nombramiento de Mancera al frente de ella, porque esté, lejos de olvidarse de sus aspiraciones presidenciales, solo las aplazaría.

Por ello, #NoAlFiscalPresidenciable. Sin duda, un político con aspiraciones presidenciales puede verse tentado por demasiado incentivos perversos en una institución de esta índole, además, pésimo precedente se estaría sentando al permitir que la silla del máximo procurador de justicia del país se convierta en un trampolín político a la silla del águila.

En fin, espero que nuestra elite gobernante haga lo correcto y designe como primer Fiscal General de la Republica a un jurista, hombre o mujer, capaz, honesto y profesional, que le cambie el rostro a nuestro pésimo sistema de procuración de justicia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano