Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El regreso de Mireles
Viernes 1 de Septiembre de 2017
A- A A+

No, no se entiende del todo por qué después de su llamado a tomar las armas para presuntamente defender a Tepalcatepec que estaba siendo acosado por la fuerza pública, bajo el argumento de un operativo anticrimen organizado, el ex vocero de autodefensas, José Manuel Mireles, sigue en libertad.

El hombre que con el arma en mano y cientos, casi miles de seguidores, y también junto con su hoy ex amigo Hipólito Mora Chávez, rescató pueblos y comunidades que estaban en poder del crimen organizado, regresó a la actividad pública, mediática, a través de una plática a jóvenes, en la capital michoacana.

El ex vocero de autodefensas, José Manuel Mireles, sigue en libertad.
El ex vocero de autodefensas, José Manuel Mireles, sigue en libertad.
(Foto: Carmen Hernández )



Acueducto, el debate que viene



Con sus 253 arcos formados en un trayecto de 2.2 kilómetros, el Acueducto es una de las obras arquitectónicas más emblemáticas, representativas y preciadas en la historia de Morelia, obra que hace siglos resolvió un agudo problema de estiaje.

En torno a dicha obra confluye hoy en día una de las más importantes avenidas que conectan con el Centro Histórico, y sobre la cual el gobierno del estado proyecta ahora una serie de acciones para darle otro rostro, más moderno y funcional.

Y como se ha dicho, el proyecto Calle Completa Acueducto contempla una ciclovía, 100 nuevas rampas peatonales universales y once pasos universales, además de pasos peatonales mediante líneas cebras a lo largo del trayecto, y mesetas para cruce peatonal y disminuir la velocidad de los automotores.

Las maquetas y planes fueron presentados el pasado miércoles por la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP) en un video que fue proyectado en el Centro de Convenciones de Morelia ante organizaciones de la sociedad civil, entre éstas Bicivilízate Michoacán, el Colegio de Ingenieros Civiles, el Patronato para Mantenimiento de la Calzada Fray Antonio de San Miguel y la agrupación de comerciantes Andador Acueducto, entre otras.

Los asistentes saludaron el proyecto, cuya inversión alcanza los 35 millones y en el cual también interviene el Ayuntamiento de Morelia, pero también expresaron la necesidad de revisarlo y hacerle mejoras.

Sin embargo, es previsible que algunas voces buscarán capitalizar politizando el tema y fraguando trabas bajo la bandera de una exacerbada defensa del valor histórico del Acueducto, siendo que el proyecto ya fue revisado, analizado y avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

O bien apelarán por la reducción a dos carriles de una avenida donde el tercer carril ha sido tradicionalmente utilizado como estacionamiento, o por la afectación a negocios durante el desarrollo de las obras, aunque, concluidas éstas, el flujo de
peatones en todo el trayecto se incremente exponencialmente.
Para ellos la descalificación por la descalificación es un modo de vida, y romper con esa esencia va en contra de su naturaleza y supervivencia, pero por igual, podrían darse interesantes puntos de vista que mejoren el proyecto.

En su defensa, los gobiernos estatal y municipal tienen a su favor el argumento de la planeación y la justificación basada en el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS) y el proyecto de Modernización de Infraestructura de Morelia.
Y a la vez la aspiración ciudadana de contar con espacios que reditúen en una mejor calidad de vida.

Por lo pronto, en maquetas, el nuevo rostro que se le pretende dar a la Avenida Acueducto nos transporta a entornos propios de ciudades de primer mundo, donde paso a paso los gobiernos han ido estableciendo una cultura de uso de transporte no motorizado.

Cierto, no vivimos en esas ciudades de primer mundo, pero nada debe frenar la aspiración de una mejor calidad de vida.

Nada es lo que parece



A ver cuándo Juan Pablo Puebla sigue el ejemplo de su líder Fidel Calderón Torreblanca y renuncia a formar parte del grupo parlamentario del PRD en el Congreso del Estado; algo que también debieron de hacer, por decoro y desde hace mucho tiempo, cuatro integrantes de la dirigencia estatal del propio sol azteca.

Conjuro



Michoacán, una mala: alza en homicidios y robo de autos, y una buena: baja la pobreza…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes