Arturo Alejandro Bribiesca Gil
El “socavón” michoacano
Viernes 28 de Julio de 2017
A- A A+

Presa General Francisco J. Múgica.
Presa General Francisco J. Múgica.
(Foto: Especial)

Antes que nada, mis sentidas condolencias a la familia de los señores Juan Mena, padre e hijo, quienes fallecieron al caer su vehículo en un socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca. Esta obra tenía sólo tres meses de haber sido inaugurada por el gobierno federal y tuvo un costo de dos mil 200 millones de pesos, el doble de lo planeado originalmente.

Sin duda esta tragedia es otra manifestación más de los vicios corruptores propios de nuestra forma de hacer obra pública en México. En ese medio, el sobreprecio, las mordidas, los retrasos (de pago y de entrega) y las deficiencias en la construcción son denominadores comunes. Corruptos y corruptores se hacen uno para seguir jodiendo al país. Tan podridos los unos como los otros.

Un emblemático caso de esta eficiente forma de robar, perdón, de hacer obra en nuestro país, lo tenemos en Michoacán y se llama Presa General Francisco J. Múgica, la cual tuvo un costo de dos mil 915 millones, casi el doble de los planeado originalmente (mil 500 millones), y 700 millones más que la trágica obra de Cuernavaca.

La referida presa, símbolo de corrupción e ineficiencia, es nuestro “socavón” michoacano, pero como afortunadamente no ha tenido muertes directas, no ha cobrado la fama nacional del Paso Exprés de Cuernavaca ni ha generado las exigencias de justicia que debiera.

Sin embargo, como dije, este “socavón” michoacano no ha cobrado muertes directas, pero me atrevo a afirmar que indirectas sí. ¿Cuánto dinero del allí mal invertido pudo destinarse para el Sector Salud o de asistencia social y así haber evitado muertes por falta de medicamentos, de atención médica, por pobreza o por desnutrición? Obviamente no podemos tener una respuesta concreta pero sí podemos pensar en una de carácter lógico.

Regresando a Morelos. Así como se exige la renuncia del secretario de Comunicaciones y Transportes federal por su responsabilidad en la tragedia del Paso Exprés (la cual no tendría que ser exigida porque la misma debería ser presentada inmediatamente por cualquier funcionario con una responsabilidad directa o indirecta de este tipo), los michoacanos deberíamos exigir la rendición de cuentas y sanciones de los responsables del “socavón” michoacano que andan por allí tan campantes, impunes y felices, porque saben que en México no pasa nada, y si pasa algo, no pasa nada.

Otrosí: No sólo tenemos nuestro “socavón” michoacano, también tenemos nuestra propia Estela de Luz (de corrupción será), que lo es el Teatro Matamoros. Casualmente una misma familia involucrada en ambos socavones financieros.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano