Leopoldo Chassin Ramírez
Palabra andante
La domesticación en la Universidad Michoacana
Lunes 3 de Julio de 2017

Siga la flecha. En una sociedad algorítmica, mutamos en robots. Muchos son los indicios. No busque respuestas al margen del sistema. Compórtese. Sea políticamente correcto. Seres acríticos, sin capacidad de juicio, incapaces de reflexionar, previsibles y pendientes de la voz del amo. Nos dan órdenes y las cumplimos rauda y velozmente. Cada vez que lo hacemos esperamos ser gratificados. El premio, a diferencia de los animales domésticos, son mercancías, coches, apartamentos, joyas, etcétera, o su equivalente general, dinero. Otras, el resultado es vanidad y orgullo. Ego contenido para señalar las diferencias de estatus y posición de clase. Nos complace el reconocimiento público. Ser los machos alfa de la manada o en su defecto el líder

Marcos Roitman Rosenmann.

A- A A+

El premio-castigo, el conductismo en su apogeo, ha permeado casi en su totalidad a la Universidad Michoacana, basta fijar por un breve espacio de tiempo la mirada en el comportamiento de algún miembro de la comunidad, de inmediato se dará cuenta de que hemos sido domesticados. La rebeldía es un fantasma que ha sido desterrado del camposanto universitario. Esta es la “realidad” en la aldea universitaria.

Las múltiples amenazas que se ciernen desde la estructura del poder y recaen en la comunidad toda, se observa que atónita o adormecida semeja a las víctimas del Holocausto o los zombis de la película Metrópolis. Por desgracia, el sometimiento ha plantado sus reales en el campus universitario.

En el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana están pendientes la aprobación los estados financieros de varios años atrás.
En el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana están pendientes la aprobación los estados financieros de varios años atrás.
(Foto: ACG)

Rector, Consejo Universitario, profesores, estudiantes y empelados, obedientes y domesticados, seguimos atentos para obedecer y sucumbir al por el poder de las corporaciones.

Los sindicatos



Los sindicatos de empleados y profesores son manejados al antojo de las dirigencias. La domesticación o el terror de sus agremiados ha permitido que la cúpula aristocrática de la Universidad dicte a su antojo el despojos de los derechos y libertades de la comunidad.

En ambos sindicatos el asunto de las finanzas y la rendición de cuentas son letra muerta, sigue el manejo discrecional de las cuotas de los agremiados y se hace sin ningún escrúpulo ni contrapeso. ¿Y la transparencia?

En el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana están pendientes la aprobación los estados financieros de varios años atrás. Las demandas de reinstalación de ex empleados ligados a las dirigencias del SPUM nos han despojado de varios cientos de miles de pesos, pues es de ahí de donde saldrán los pagos para los demandantes. ¿Permaneceremos calladitos ante el despojo?

El conflicto en la guardería para hijos de trabajadores del sindicato es otra de las amenazan al SPUM.

¿Qué ha informado el Comité Ejecutivo a sus agremiados sobre la reinstalación, la guardería y los estados financieros?, ¿y de los foros sobre jubilaciones y pensiones?

Las posibles respuestas quizá caigan en el Homo vale mater que habita en los agremiados, la domesticación o el miedo es evidente. ¿De verdad no pasa nada?

En el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana el asunto es semejante en cuanto a finanzas; sigue la domesticación, indiferencia o miedo a la ira del sempiterno dirigente.

La amenaza por parte de la autoridad en no poder pagar los salarios de los trabajadores para el mes de octubre es un peligro latente. Ni sindicatos ni agremiados hemos querido enfrentar la amenaza.
La domesticación, la indiferencia o el terror han hecho su trabajo.

En el asunto de la inminente aplicación unilateral por parte de autoridad a la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, la dirigencia del SPUM ha permanecido casi muda, hecho su trabajo; ha cumplido a cabalidad la encomienda de la rectoría. El poder nos sigue llevando la delantera.

Los estudiantes



En este sector las cosas no marchan en forma diferente, la misma obediencia de los estudiantes a los profesores es la misma que le deben los profesores a la autoridad, simplemente siguen la cadena de mando. La masa aún informe, obedecemos las órdenes de los dueños del poder. Los estudiantes y profesores acríticos actuamos como simples correas de transmisión del mando motriz de las corporaciones.

Son dignos de admiración los estudiantes que se han sacudido la indiferencia y el miedo, han tratado de impulsar a los sometidos a que se opongan al inconstitucional cobro de inscripción. Pocos han levantado la cara para reclamar su derecho a la educación gratuita. La autoridad sigue violando la ordenanza de las constituciones del estado y del país.

¿Llegará la parca a la UM?



En Argentina, donde hace 40 años se padeció la dictadura militar del criminal Videla y 20 años después el mandato del vende patrias Carlos Menen, el pueblo argentino sigue sumergido en una crisis generalizada, principalmente en la economía y educación; las pensiones de miles de ancianos se han esfumado y ahora sufren hambre por sus precarias percepciones.

En días pasados, un anciano de 91 años, al ver desvanecida su pensión, se suicidó dentro de la oficina de la Administración Nacional de la Seguridad Social, el organismo que otorga y abona las jubilaciones y pensiones en Argentina. El hecho se da luego de que una movilización de jubilados fue reprimida por la Policía.

Lo mismo pasa en Chile desde que el asesino Pinochet individualizó las pensiones; ahora los depauperados jubilados y pensionados padecen la imposición del dictador. Caso semejante padece Brasil... ¿Y en México?

No se apure compañero, ya merito y llega la parca a la UM, no nos apresuremos, sigamos en confort mientras nos llega la hora.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?