Samuel Ponce Morales
La Conspiración
CNTE, aparte de dinero, ¿qué más?
Viernes 9 de Junio de 2017
A- A A+

El plantón que desde hace más de dos semanas un sector de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene afuera de las instalaciones de la Secretaría de Finanzas y Administración, no tiene legalidad ni razón de ser.

La demanda principal que movía a los maestros fue atendida el pasado lunes, con un pago de al menos 78 millones de pesos que el gobierno estatal gestionó ante la Federación debido a la insuficiencia de recursos estatales.

Estos pagos corresponden a los bonos 2017 por los conceptos de Día del Maestro y apoyo a la despensa que, por acuerdos firmados por pasadas administraciones, hoy goza el magisterio adicional a su sueldo.

Los maestros, quienes llevan más de 20 años utilizando la movilización en las calles como estrategia de presión, cuentan con varios bonos más conquistados en estas revueltas que generan caos y malestar en la ciudadanía, y los cuales significan desembolsos millonarios para la administración estatal en turno, incluyendo un bono que premia la puntualidad de los docentes. Es decir, les pagan por cumplir con su responsabilidad como trabajadores en el servicio público.

Lo cierto es que, al margen de que sean conquistas del magisterio, esas y otras prebendas que tienen los maestros han abonado al déficit de entre tres mil y cinco mil millones de pesos que arrastra anualmente la entidad, agudizando la ya de por sí pesada deuda pública.

Por eso el plantón sobre la Avenida Ventura Puente, una de las principales vialidades en Morelia, no tiene razón de ser porque las demandas económicas que exigía la CNTE ya están cubiertas, incluido el pago de gastos de operación a los centros de Desarrollo Infantil a los albergues Octavio Paz y Elías Oliveros, y a los centros de Capacitación y Desarrollo de la Juventud (Cecadej) de Charo y Tacámbaro.

Aunado a ello, el gobierno del estado reportó que se avanza de manera significativa en temas como los cambios de zona a zona y la entrega de formatos únicos de personal de la doceava etapa, así como en la cobertura de grupos sin docente, los cuales espera queden concluidos antes de finalizar el ciclo escolar.

La demanda principal que movía a los maestros fue atendida el pasado lunes, con un pago de al menos 78 millones de pesos que el gobierno estatal gestionó ante la Federación debido a la insuficiencia de recursos estatales.
La demanda principal que movía a los maestros fue atendida el pasado lunes, con un pago de al menos 78 millones de pesos que el gobierno estatal gestionó ante la Federación debido a la insuficiencia de recursos estatales.
(Foto: ACG)



Sin embargo, a los maestros parece no alcanzarles ninguna muestra de la autoridad para atender sus millonarias pretensiones y ahora se aferran al plantón para exigir solución a otras demandas económicas de menor grado, pero igualmente lesivas para las finanzas públicas.

Por fortuna no son todos los maestros. La CNTE poco a poco ha ido perdiendo adeptos y legitimidad. Es un sector mínimo del magisterio el que sigue mostrando una mentalidad obcecada, de cerrazón, de presión y de chantaje, que bien amerita una acción más contundente de la autoridad ante el grave daño que el secuestro de vialidades genera en la ciudadanía

Nada es lo que parece



1- Bueno, ya sabíamos de las intenciones presidenciales y de rechazar una alianza sin condiciones con Morena, pero no exactamente cuándo solicitaría licencia a la gubernatura ni qué tipo de sumas políticos electorales; ahora que ya se sabe, podríamos preguntar cómo será la lucha en el gabinete y fuera de él en busca del interinato.

2- En el gobierno llamado independiente de Morelia no hubo siquiera un dejo de estrategia mediática para contrarrestar una equivocación periodística que daba por hecho que el secretario Jesús Ávalos Plata había accionado un abuso de poder al no pagar multas y recargos de un Predial; al final la información resultó falsa pero el golpe estaba dado.

3- Cómo estuvieran los morenistas michoacanos si su candidata a gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez, hubiera triunfado; bueno, en primer lugar agilizarían la operación pirata para jalar a cuanto perredista se dejara y, por supuesto, en el sol azteca se iniciaría otra operación, la cucaracha.

Conjuro



Más allá de si somos o no víctimas indirectas en el caso, los periodistas michoacanos no cejamos en presionar a las autoridades de todos los niveles para el esclarecimiento de la desaparición del compañero Salvador Adame Pardo; ni cejaremos…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC