Rafael Calderón
Elegía del destino
Las visitas a Paseo del Guamúchil
Lunes 5 de Junio de 2017
A- A A+

Recién ha publicado Raúl Mejía Coloquio de circunstancias con Gaspar Aguilera (ABZ Editores, 2017). Es un homenaje al poeta y celebra su presencia y destaca parte de su poesía por títulos como Pirénico o Los ritos del obseso; el otro motivo es que el poeta ha llegado a los 70 años de vida. Para reconocer que es una fecha inmejorable, indirectamente, invita a leer si no toda su poesía, una parte de ésta, pero si sucede por antologías como Paisaje a medio cuerpo o por aquella que resulta señera como Los ritos del obseso, confirma que se cumple en parte el efecto que busca generar entre los lectores esta biografía literaria y resalta también la condición humana.

 Es un homenaje al poeta y celebra su presencia y destaca parte de su poesía por títulos como Pirénico o Los ritos del obseso
Es un homenaje al poeta y celebra su presencia y destaca parte de su poesía por títulos como Pirénico o Los ritos del obseso
(Foto: Especial)

Por esto es que hay que ir al trabajo realizado por Mejía y hacer evidente que logra definir dos o tres coordenadas. Para realizar este trabajo, su autor sostuvo conversaciones con el poeta y reconstruye una parte de su trayectoria entre la literatura y la promoción cultural que inicia a partir del taller de literatura que impulsa en la Universidad Michoacana con complicidades como la de José Mendoza Lara, Fernando Ramírez Aguilar y Gustavo Chávez, o recordar que la actividad de Aguilera Díaz se extiende asimismo por el Instituto Michoacano de Cultura y otros espacios culturales de la ciudad de Morelia; las conversaciones sostenidas entre Mejía y Aguilera Díaz registran la participación activa de Jorge Bustamante García, a veces desde el inicio de éstas y en otras ocasiones llegando a destiempo –registro coloquial que presente Mejía– para despejar claroscuros de la vida del poeta y resaltar asuntos amorosos que son en esencia eco de su poesía, como recordar que estos asuntos han nutrido sus versos y generado la explosión de temas como el erotismo; asimismo Raúl Mejía lleva a cabo entrevistas con Arturo Molina García, Lourdes Villanueva, Francisco Javier Larios y Lucía Rivadeneyra como ejemplo vivo o determinante para la amistad y por ser testigos de los tiempos que son parte de la vida del poeta; y las entrevistas siguen su curso con Sergio J. Monreal, Gustavo Ogarrio, Darío Zalapa y Armando Salgado, y la reproducción del testimonio de Édgar Omar Avilés. Como reconocer que salvo Monreal que clarifica sobre el poeta y su trayectoria, el resto de los testimonios son cálidos, destacan al ser humano, le otorgan el merecido apapacho y hacen tímidamente reparos con los asuntos de literatura que han rodeado su trayectoria entre su condición de poeta y promotor cultural.

Están presentes testimonios cálidos y entrañables y a todas luces la amistad es importantísima. Pero ausencias en este orden son igualmente notables. Ya que existe referencia reiterada hacia un poeta y editor como José Mendoza Lara y sobre Gustavo Chávez, y si vamos un poco más allá, ese contexto exige llevar a cabo una revisión más estrecha entre estos para continuar hasta llegar al fin de siglo y registrar el trabajo desarrollado generacionalmente y sumar, y en todo momento registrar la presencia de Fernando Ramírez Aguilar, con acontecimientos literarios como aquel año que en esta ciudad estuvo Octavio Paz, y que hoy en día testimonia la foto celebre donde están ellos con el poeta mexicano. Otra generación ausente de este contexto es con los autores nacidos en los años 60 y que son directa o indirectamente referidos. Incluso quien estuvo cercano entre la promoción y difusión literaria es Neftalí Coria y otros de ese mismo entorno como Marco Antonio Regalado.

La pregunta es si aporta o no este coloquio de circunstancias o se reconoce esa trayectoria con respecto de Gaspar Aguilera Díaz. Creo que sí, y clarifica su presencia, además, destacar su condición de poeta antes que otra realidad por los géneros literarios practicados. Es decir, lo que ha hecho Mejía es marcar distancia histórica con respecto del mito que ha rodeado la vida del poeta y lo presenta con la complicidad de voces diversas y ante esa lectura ágil y dinámica arriesga para la biografía literaria como resultado de lo que logra construir. Esto permite celebrarlo e invita a leer la obra de Aguilera Díaz, que ha logrado construir, pero deja ver que lo que propone es leerlo bajo el efecto de la crónica y el testimonio de los que lo han leído, tratado y frecuentado. Con todo esto: ¿qué ha sido la poesía de éste, su tiempo y su entorno cultural? Raúl Mejía presenta por primera vez la voluntad del diálogo, con respuestas oportunas, para reconocer esa voz del poeta que es también infinita.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío