Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Protección a periodistas
Jueves 1 de Junio de 2017
A- A A+

Más allá de los últimos acontecimientos en torno a la desaparición del periodista Salvador Adame Pardo, hay que destacar los intentos de una verdadera unidad en el medio periodístico, cuando menos de los de abajo, de los reporteros, de los fotógrafos y de los camarógrafos, como una forma de exigir el esclarecimiento de ese caso, por lo pronto.

Esa unidad es un fenómeno en el medio, casi podríamos decir histórico; claro, con posturas divergentes, desde bonachonas hasta radicales, pasando por las mesuras que sin duda hacen una mayoría inobjetable. Y en ese contexto hay dos reuniones clave para resumir posturas del medio periodístico, las efectuadas en Morelia y en Apatzingán, con el secretario de Gobierno, Adrián López Solís, y con el gobernador Silvano Aureoles Conejo, respectivamente.

Cristóbal Arias Solís
Cristóbal Arias Solís
(Foto: Cambio de Michoacán)

En ambos encuentros se tuvo como coincidencia la construcción de una ruta hacia la ley de protección a los periodistas, aunque hubo de todo: los que clamaron como prioridad la localización del comunicador, los que confesaron ser asediados por el crimen organizado, los que apresuran una ley de protección y los que no cejan por qué ser beneficiarios del paternalismo gubernamental.

Pero veamos algunos interesantes apuntes emitidos por los periodistas asistentes, particularmente en el Salón Ex Gobernadores del Palacio de Gobierno, algunos de los cuales hablan de que se podría dormir con el enemigo.

1- “Me da la percepción de que somos en Tierra Caliente uno de los puntos más graves en Michoacán. Gran parte de agresiones y las subidas que teníamos al cerro era por medio de un periodista (…). Por eso digo que para empezar tenemos que irnos reconociendo entre nosotros mismos, como una medida de seguridad”.

2- “Me parece importante que se busque un proyecto legislativo de este alcance (Ley de Protección a Periodistas), pero en el marco de la prioridad que tenemos como gremio, que es la aparición de Salvador Adame, me parece preocupante y sospechoso que se convoque a esta reunión.

3- “Tenemos catorce años viviendo una situación difícil en Apatzingán. Ya tuvimos los casos de Mauricio, de Hugo, de otros compañeros y ninguno en los medios hizo nada. También hay que ver que ya algunos de nosotros reporteamos desde (los cafés en) los hoteles, desde la casa, cuando otros hemos tenido que aprender a utilizar brechas, atajos para poder cuidarnos”.

4- “Siempre se ha dicho mil veces que los únicos que podemos hacer algo por los periodistas somos los propios periodistas (…), pero no hay que ser más papistas que el Papa, no nos queda hacernos mártires”.

5- “Está más que trillado el tema, lo único que falta para tener una ley ejemplar en la materia, innovadora, progresista, es juntar cinco o siete personas y ponernos a revisar lo que ya se ha presentado y tendremos un gran instrumento”.

6- “Estamos para procesar cosas, no para ver dónde se generó la desatención a los comunicadores, sino planchar lo que hay que planchar. Ponernos de acuerdo y darnos un voto de confianza. Creo que hay que actuar de buena fe, propositivamente y con propuestas específicas para pasar a otro momento”.

7- “Por supuesto, no podemos quitar el dedo del renglón (sobre el caso Salvador Adame), pero no veo por qué tenga que limitar a que caminemos con el otro tema (el de la Ley de Protección a Periodistas). Me parece que perfectamente podemos caminar en los dos”.

8- “Para quienes trabajamos en la región de Tierra Caliente el ejercicio periodístico es un veneno, no tiene ninguna defensiva, ninguna garantía; nadie nos obliga a realizarlo. La esencia real del periodismo es un asunto de moral, de ética, de sentimiento, de letras, que te obliga a exponerte sabiendo que no tienes ninguna garantía”.

9- “No podemos dejar de lado y desaprovechar la coyuntura para no establecer el inicio de algo que evite que alguno de nosotros desaparezcamos, más con aquellos que somos más hocicones, y no por victimizarnos, sino porque se requiere de un instrumento jurídico que obligue a la autoridad a que lo haga”.

Morena, caballada flaca



Hoy en día Morena en Michoacán cuenta con escasos perfiles puros para contender en las elecciones concurrentes de 2018, por lo que, se vislumbra, tendrá que mirar hacia los ex perredistas que se han sumado a sus filas.

Y en donde se le complica más a ese instituto político no es precisamente en las alcaldías y diputaciones, donde echará mano por echar, sino en la selección de los posibles aspirantes a contender por las senadurías del estado.

En ese sentido, de todos los cuadros con que cuentan los morenistas no hay aspirantes senatoriales a la vista, sobre todo que cuenten con el perfil adecuado, no al menos que sean ex perredistas, incluso perredistas vigentes.

Por ello, de lo que hay en Morena Michoacán no se puede más que ponderar nombres como los de Cristóbal Arias Solís, Fidel Calderón Torreblanca, Graciela Andrade García Peláez y hasta María de la Luz Núñez Ramos.

Como ven, los cuatro no son de una generación intermedia y menos reciente de políticos michoacanos, pero no hay duda que cuando menos dos de ellos cuentan el suficiente perfil para realizar una buena acción senatorial, si es que llegan.

Nada es lo que parece



Con los dictámenes sobre la ley anticorrupción michoacana algunos legisladores locales se dan golpes de pecho, sobre todo los que fueron presidentes municipales, claro, no todos, pero una gran mayoría…

Conjuro



Entre líneas, Observatorio Ciudadano de Michoacán subraya la necesidad de revisar la estrategia de seguridad en el estado…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC