Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Sigue el engaño a maestros estatales
Viernes 26 de Mayo de 2017
A- A A+

En febrero de este año Vivilladas publicó un artículo en este mismo rotativo bajo el nombre de “Bonos pendientes… juego perverso”, en dicha colaboración puntualizamos lo siguiente:
“Las autoridades de gobierno ya le agarraron el modo para hacer de la protesta magisterial un juego perverso: tardan semanas o meses sin cubrir ciertos beneficios, posterior a ello son de entenderse los brotes de inconformidad y molestia que esto provoca y los líderes, al verse presionados y hasta en ocasiones rebasados, inician acciones de lucha en pro de los afectados; los operadores políticos buscan el acuerdo para destrabar la situación que los exhibe, firman minutas de acuerdo donde se comprometen a cubrir las demandas más racionales donde se puntualizan tiempos, pero llegado el momento se hacen de la vista gorda y argumentan una serie de pretextos para justificar sus prácticas dilatorias, vuelven a comprometerse, ¡pero también repiten la misma estrategia burlesca!, y ello se convierte en un circulo viciosos y malévolo que puede tardar años en solucionarse, perjudicando a los trabajadores y por supuesto a sus familias; queda claro que los distintos gobiernos sólo buscan cuidar su imagen ante la opinión pública y le apuestan al hartazgo de la sociedad que, muchas veces, sin conocer a fondo el problema, critican y repudian las acciones que por necesidad y negligencia gubernamental tuvieron que emprenderse.

El secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís, al saber de la movilización pidió a los maestros su comprensión y apoyo para con el gobierno, solicitó que no abandonen a los alumnos aduciendo su responsabilidad
El secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís, al saber de la movilización pidió a los maestros su comprensión y apoyo para con el gobierno, solicitó que no abandonen a los alumnos aduciendo su responsabilidad
(Foto: ACG)



“No podemos comprender por qué tanta apatía hacia los compromisos que se plasman con los agremiados, aunque la respuesta puede encerrarse en algunos supuestos: primero, no les importan las necesidades apremiantes de quienes laboran en favor de la educación; segundo, tienen una total inconciencia pues saben perfectamente que los bonos y otros beneficios ayudan un poco a paliar la mala calidad de vida que, contrario a lo que presumen las autoridades, provocan salarios raquíticos, y tercero, es evidente que ante la total incertidumbre y la manipulación indebida de los recursos financieros del estado en las últimas administraciones, prefieren engañar a nobles trabajadores y desviar los recursos económicos destinados a ellos para andar tapando pozos y más pozos de los tremendos vacios que existen en las arcas estatales, amén de algún otro dinerito que puede colarse a bolsillos personales”.

Por desgracia lo aquí señalado vuelve a repetirse, nuestra postura es igual que hace tres meses porque de nuevo se miente, se engaña y se escamotea el pago de bonos a quienes en las aulas, en las escuelas, atienden a los niños de educación básica y que ostentan plazas del estado.

El gobierno de la entidad sigue actuando de manera perversa contra el magisterio; los compromisos contraídos en relación con bonos y estímulos por el día del maestro, y que puntualmente deberían pagarse en la primera quincena de mayo, de nuevo no se cubrieron, provocando la molestia lógica del gremio, desencadenando una serie de marchas, protestas y hasta un gran plantón en las oficinas centrales de Finanzas del estado; desde luego todo ello ante la molestia de la población que sin duda se ve afectada pero que debe comprender que todo se ocasiona por el incumplimiento de los gobernantes que gastan millones de pesos en promover su imagen y luego pretextan falta de recursos económicos para cumplir con las obligaciones que tienen hacia los trabajadores de la entidad. A final de cuentas les importa más difundir o maquillar sus “grandes” obras, les interesa más promover su imagen que dar cierta tranquilidad a quienes tienen la responsabilidad de influir en el futuro de los pequeños.

El secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís, al saber de la movilización pidió a los maestros su comprensión y apoyo para con el gobierno, solicitó que no abandonen a los alumnos aduciendo su responsabilidad, pero las preguntas son: ¿por qué las autoridades no comprenden a los sindicalizados?, ¿ por qué no apoyan a quienes a diario se esfuerzan por educar y orientar a los niños, sobre todo cuando saben (aunque quieran engañar al pueblo diciendo lo contrario) que reciben salarios anquilosados para el sostenimiento familiar y que, todos sabemos, no se comparan con los mega sueldos que reciben funcionarios gubernamentales? Aún más, ¿por qué motivo, si desean que los mentores cumplan con su compromiso, ellos no cumplen con los suyos? Si cada quien hiciera su tarea tangan por seguro que los trabajadores de la educación no saldrían a las calles; es mucho más confortable y satisfactorio estar cada quien en su centro laboral que desgastarse en múltiples reclamos. Las luchas y las presiones no son con el propósito de molestar a la población, no son con el propósito de enfadar a las autoridades con cualquier pretexto; nada de eso, luchan porque tienen la necesidad de contar con esos incentivos para paliar la situación económica en la que viven, incentivos que, además de todo, han ganado el derecho de obtenerlos.

De manera maquiavélica el gobierno habla de 40 millones o más para cubrir dichos pagos, haciendo creer a la población que los agremiados reciben los miles de pesos y que no tienen “llenadera”, como en cierta ocasión Silvano, hasta en modo de irritación, señaló. Definitivamente no reciben cantidades desorbitantes, mucho menos cuando gran número de mentores ganan menos de ocho mil pesos al mes en su salario base; salario que debe alcanzarles para trasladarse a su lugar de adscripción, para la torta, para el jugo o el refresco diario, y desde luego para mantener a su familia, ¡el maestro de educación básica no tiene un salario digno, mucho menos una jubilación que le permita vivir su vejez de manera honrosa y con cierta tranquilidad! Recibe una bicoca, muy por debajo de la noble y trascendente labor que desempeña; contrario a funcionarios federales que por poco más de dos años de servicio han recibió uno o dos millones de pesos, como es el caso del líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, que habiendo renunciado a la dirección de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) recibió, indebidamente, una liquidación de un millón 206 mil 271 pesos por haber trabajado en esa empresa del Estado apenas dos años con 155 días; es decir, de un jalón recibió el equivalente a nueve meses de su salario. Y luego se da baños de pureza. Esto es una burla para los mexicanos.

En repetidas ocasiones Frutis Solís ha puntualizado que la palabra es más importante que la firma de minutas, que a él le enseñaron que cuando algo se dice se sostiene con los hechos, pues qué pena que esto también sea una manipulación, porque ni con palabras ni con minutas cumplen con lo pactado. Luego entonces, ¿cómo creer en las autoridades? El mismo funcionario se comprometió a que hoy o el próximo lunes cubrirán los adeudos pendientes, ojalá sea así, porque de lo contrario la molestia e inconformidad magisterial puede ir en aumento.

A nadie conviene que sigan los engaños, mucho menos cuando el cierre del ciclo escolar está a la vuelta de la esquina; deseamos que los maestros estén en las aulas, que realicen con responsabilidad y orgullo su trabajo en la escuela y en la comunidad, pero para esto se requiere que haya honestidad y seriedad en quienes llevan las riendas en la entidad, todo esto es más importante que andar pensando en campañas electorales locales o federales, que andar divulgando en todos los medios de comunicación las mil y una maravillas que según hacen en favor de los michoacanos, difusión que sirve muy poco para cubrir la complicada realidad que vive nuestro estado. Desearíamos decir lo contrario pero no tenemos armas para gritarlo. El cineasta Alejandro Jodorowsky puntualizó: “Qué lástima, muchas personas que mienten todo el tiempo se indignan ante cualquier verdad”.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas