Samuel Ponce Morales
La real posibilidad del voto dividido del PRD
Jueves 25 de Mayo de 2017

Manuel López Meléndez pondera que sin que el instituto político le tenga miedo a una elección interna abierta, no descarta la posibilidad de que pueda darse una dirigencia estatal de unidad y hasta interina.

A- A A+

Morelia, Michoacán.- Manuel López Meléndez ha sido alcalde, actualmente es diputado local, así como líder de la fracción parlamentaria de su partido político en el Congreso del Estado y aspira a ser el relevo de Carlos Torres Piña en la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

De trato tranquilo, a veces no importando cuidar las formas, como va. En casi todo, políticamente hablando, opta por el diálogo, el consenso y el acuerdo. No todos sabemos que terminó dos licenciaturas, en Administración de Empresas y en Administración Educativa.

A él, al interior del perredismo michoacano se le ve como uno de los no tan escasos cuadros de una nueva generación de políticos, aunque también ha sido enriquecedor su paso por la administración pública, ya sea en el gobierno estatal o a nivel municipal, con breve paso en el sector privado.

Manuel López Meléndez en entrevista con Cambio de Michoacán
Manuel López Meléndez en entrevista con Cambio de Michoacán
(Foto: Cambio de Michoacán)



Mirando hacia el relevo



“Ni me apunto ni me descarto, eso es algo muy importante, y quiero, sí, dejarlo sobre la mesa, porque primero, sería un enorme orgullo presidir el partido político que te ha dado responsabilidades en cargos populares, como una alcaldía y una diputación local; que te ha acercado a la gente para respaldarla en lo posible, y segundo, es oro molido estar frente a un instituto fuerte, sólido, vigoroso”.

Confía que ha pensado en repetidas ocasiones cómo sería él si estuviera dentro de la jugada y dirigiera el PRD en el estado que, acota, el instituto político no tendrá problemas para que se dé el relevo del actual liderazgo en manos del ex congresista Carlos Torres Piña, y, subraya, tendría que ser hábil para dialogar, consensuar y acordar.

En la entrevista, efectuada en la sede de Cambio de Michoacán, el ex presidente municipal de Panindícuaro reconoce esa habilidad en el actual líder estatal, al cual “le tocó volver a retomar al PRD la gubernatura del estado, ganar 49 de las 113 alcaldías michoacanas y obtener hasta un total de doce de las 40 diputaciones locales, lo cual, por donde se vea, es una satisfacción enorme”.

Más allá de él, de sus intenciones o de su interés de participar en la elección interna perredista para designar a la nueva dirigencia estatal, indicó que, de acuerdo con las circunstancias que vive el partido político, los aspirantes deben tener un perfil cuyas características sean precisamente dialogar, consensuar y acordar.

“Lo que hemos estado viendo en el PRD de Michoacán es que las corrientes internas dialogan, consensuan y acuerdan, y en el caso del relevo del liderazgo mencionado, no será la excepción”. Por si fuera poco, expresa que también ayudará el hecho de que su instituto político cuenta con un gobierno del estado que está haciendo bien las cosas.

Ha dado el ancho, prosigue, “tenemos un gobernador que está las 24 horas del día, trabajando y echándole ganas y visitando, regresando, a los municipios, y eso realmente le ayuda mucho al partido, porque no es como en otras ocasiones, en que teníamos al gobierno alejado de la gente”.

Aun así, Manuel López Meléndez pondera que sin que el instituto político le tenga miedo a una elección interna abierta, dado que hay condiciones para que se realice sin contratiempos, no descarta la posibilidad de que pueda darse una dirigencia estatal de unidad y hasta interina.

Manuel López Meléndez pondera que sin que el instituto político le tenga miedo a una elección interna abierta, dado que hay condiciones para que se realice sin contratiempos, no descarta la posibilidad de que pueda darse una dirigencia estatal de unidad
Manuel López Meléndez pondera que sin que el instituto político le tenga miedo a una elección interna abierta, dado que hay condiciones para que se realice sin contratiempos, no descarta la posibilidad de que pueda darse una dirigencia estatal de unidad
(Foto: Cambio de Michoacán)


La sombra de Morena



Para el legislador local gradualmente se va esfumando el éxodo de perredistas a las filas del partido político Morena, sobre todo porque antes del XXVIII Aniversario del propio sol azteca se hicieron foros en las regiones del territorio michoacano en que hubo de todo, desde reclamos hasta autocrítica.

“A mí me tocó ir a dos foros, al de Jiquilpan y al de Lázaro Cárdenas. Ahí los compañeros presentes manifestaban abiertamente que porque no eran tomados en cuenta pensaban irse a otro partido político”.

No descarta que en la próximas elecciones concurrentes en Michoacán haya perredistas que dividan su voto, aunque, sitúa, lo harán también por candidatos de izquierda o que se proclamen de izquierda. “Tal vez no lo vamos a poder evitar”, se resigna.

Por eso, ataja, nosotros queremos enviar una señal, decir que si las izquierdas vamos unidas en la próxima contienda electoral, “podemos ganar la Presidencia de la República por primera vez en la historia de México, eso lo entiende todo el país”.

Pero, señala, si en un momento dado no vamos con las izquierdas, y el PRD vamos con un candidato presidencial propio, posiblemente podamos posicionarnos, posiblemente podamos tener los puntos necesarios para poder conservar el tercer lugar, incluso pasar al segundo lugar, pero aquí lo importante no es eso, lo importante es poder ganar la República Mexicana.

“Estoy consciente y debemos estar conscientes los perredistas de que debe haber unidad, de que debe haber integración de las izquierdas, esto sería los más importante que nos pudiera pasar, esto sería lo mejor que pudiera pasarle al PRD, que se pudiera entender con Morena”.

No considera que en los comicios de 2018 Michoacán dejará de ser bastión del sol azteca, “los compañeros lo han dicho: yo votaría por Andrés Manuel, pero me seguiré quedando en el PRD”, ante lo cual, añadió, eso es algo que tendremos que también dialogar aquí en el estado.

“Aquí en el estado podremos ir en una coalición con las izquierdas, estoy convencido de ello; si no se da a nivel nacional nosotros sí la podemos hacer en las presidencias municipales, con las diputaciones locales y tal vez en las federales, sólo tal vez”.

PRD y la sombra de Morena

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S