Alma Gloria Chávez
Maternidad desinformada
Sábado 13 de Mayo de 2017
A- A A+

Llegó el siglo XXI y las jóvenes madres (cada día más jóvenes) continúan desinformadas, manipuladas y victimizadas por la misma sociedad.

Celia, promotora de salud.


Por increíble que parezca, todavía una gran mayoría de mujeres que llegan a la maternidad continúan ignorantes de la propia fisiología y, obviamente, desconocen lo concerniente a nuestra antropología… a pesar de tantos medios “informativos” con que hoy se cuenta. Así, lo que resulta evidente en estos últimos siglos de “modernidad” es el desconocimiento que tienen de sí tanto mujeres como hombres. “Nosce te ipsum” es la frase que recuerdo haber escuchado por primera vez en casa, no recuerdo si en boca de mi padre o de un hermano, pero que resultó de tanto significado para mi persona. Traducida al pie de la letra significa “conócete a ti misma”.

Años más tarde, libros y lecturas de por medio, pude entender el completo valor de esta sentencia latina que ha rodado de boca en boca (aunque no en todas), desde los tiempos de Cicerón. Y por un afortunado libro (de Antonio Oriol Anguera, antropólogo español), completé la frase que me ha acompañado durante década y que ha servido de pretexto para dialogar con mujeres de distintas edades: “Conócete a ti misma; transfórmate a ti misma; realízate a ti misma”. Que viene a resultar no una lección de egoísmo, sino el principio de cambiar afirmativamente conductas sociales dañinas.

Recientemente, a propósito de los festejos consumistas por el día de la mujer-madre, charlando con algunas jóvenes conocidas que aún no forman pareja, vino a colación lo que una conocida antropóloga menciona de cuando una mujer ignora lo que implica dar vida a un nuevo ser: “Parte del problema de la maternidad es el mismo que vemos en toda relación. Cuando una persona no tiene resueltos sus problemas no se ha enfrentado a sus traumas; cuando la pareja está enferma es difícil pasar una actitud saludable a hijos e hijas. Los críos absorben todo y lo hacen de una manera imposible de evitar: lo sienten. Desde el embarazo el bebé siente todo lo que ocurre a sus padres… si es deseado, si se desea varón, si se tiene miedo de tenerlo o si es conflicto su llegada. Cuando nace ese bebé nace entonces con los traumas familiares integrados; traumas que, por lo regular, serán reforzados con el cotidiano”.

Cada día se embarazan o son embarazadas cientos de niñas y adolescentes sin habérselo propuesto
Cada día se embarazan o son embarazadas cientos de niñas y adolescentes sin habérselo propuesto
(Foto: Especial)



Pero las mujeres que llegan casi a ciegas a la maternidad se esfuerzan (no todas) por cumplir esa carencia de conocimiento informado y se entregan “de lleno” a ser madres olvidando la vida propia, porque además de que lo exige la sociedad cualquier falla al respecto será utilizada para juzgarla y condenarla de por vida. Por lo general cualquier mujer que ha pasado por una maternidad forzada o espontánea suele olvidarse de sí y llega a sufrir severos traumas y permanentes frustraciones, volviéndose iracunda, neurótica, intransigente, autoritaria y controladora. Precisamente dando todo lo que no deseamos para nosotras. ¿Podemos imaginar cómo serán todos esos niños y niñas nacidos de mujeres casi niñas también?

Las jóvenes con quienes tuve esta charla acertadamente comentaron que un reflejo claro del tipo de maternidad que actualmente experimentan muchísimas mujeres sin una preparación adecuada resulta en la alarmante cantidad de niños y niñas que son “educados” por la televisión o cualquier medio electrónico; pequeños desatendidos, mal alimentados, agresivos e hiperactivos, desinteresados por los juegos en grupo, por la narración o la lectura… sin cercanía ni respeto por sus mayores. Y bueno, también mencionaron que una maternidad desinformada también puede dar como resultado jóvenes depresivos, poco sociables y con altas posibilidades de ser enrolados por la delincuencia.

Cada vez a más personas nos parecen falsas las frases que pretenden ser halagadoras cuando de una madre se habla: se dice que la madre es la reina del hogar, que la mujer es transmisora de valores, que es la educadora de sus hijos. Más que reconocimientos, estas y otras frases contienen mensajes manipuladores porque si observamos la realidad nos encontraremos con la paradoja que se puede demostrar con algunos ejemplos: la reina del hogar es una reina sin poder porque casi nunca tiene derecho a tomar decisiones, ni sobre ella ni sobre su familia; una reina sin colaboradores porque todavía en estos tiempos en que tanto se habla de “equidad de género” ella sola realiza los trabajos del hogar desde que se levanta hasta que se acuesta; una reina, en fin, cuyo reino es un espacio rutinario y sin posibilidades de desarrollo personal.

Por otro lado, tenemos hoy en México el despertar de una maternidad inédita que está revirtiendo todas esas décadas de sometimiento y exclusión en que se ha tenido a las mujeres de todas las condiciones, formaciones y edades: son los cientos de madres de chicas asesinadas en Ciudad Juárez y en otros lugares; las madres que deambulan buscando a sus hijos desaparecidos o detenidos por cuerpos policiacos en varios estados y que han podido rastrear las fosas en que han sido sepultadas clandestinamente una cantidad indeterminada de personas, no sólo por la delincuencia.

Estas últimas mujeres-madres nos están dando una lección involucrándonos a todos. ¿Cómo ignorar su dolor, su miedo y también su ira por la corrupción y las complicidades de políticos, funcionarios, militares, policías, jueces, ministerios públicos y esa parte de la sociedad que finge estar desinformada y se beneficia de todo esto?

Sobre el autor
Alma Gloria Chávez Castillo. Oriunda de Pátzcuaro, realizó estudios formales en el lugar. Por interés personal complementó su formación con actividades artísticas como la pintura, la danza, el teatro y la pantomima. Su vocación de servicio le ha llevado a promover o insertarse en espacios culturales orientados a niños/as y jóvenes. Ha sido colaboradora fraterna con organizaciones indígenas de la región a través de espacios radiofónicos y prensa escrita. Promotora de lectura y cuenta-cuentos, fundadora y activista de grupos de mujeres, vive anhelando una sociedad libre de violencia.
Comentarios
Columnas recientes

16 de noviembre. Día de la tolerancia

Días de ánimas, días de ofrenda

Ética para médicos

Un hombre de principios

La invención de América

Laudato sí, mi signore.

Pátzcuaro y su legado patrimonial

Día internacional de la paz

Mujeres disidentes

De las crónicas del lago

Fecha para adultos mayores

Proyectos contra la vida

La cultura: un derecho esencial

Turismo y cuidado del entorno

Contando y recordando

Entre costuras

A ejercer ciudadanía con responsabilidad

Apuntes para una historia

Construir la democracia

El maque y su decoración

Soy el museo de Pátzcuaro

Maternidad: desde adentro

La cruz: símbolo a través del tiempo

Festejo por los libros, sus autores y lectores

Un 19 de abril de 1940

Cuando se siembran ideales

Rituales de la Semana Mayor

Ofrenda para Itsii (agua)

La utopía quiroguiana

Buscadoras de vida

Dos maestros reflexionan

Violencia entre adolescentes

Metalurgia en Michoacán

Envejecer con dignidad

Dar sentido a la vida y a la muerte

Cuidar o atender a otros

Festejos de tradición

Atentar contra la seguridad

Los diarios de María Luisa Puga

Nombrar es crear

Sida, cuando el diagnóstico es tardío

25 de noviembre: ¿por qué esta conmemoración?

Mis recuerdos de Teresita

Un guardián del lago

Defensa de la Madre Tierra

Un panteon peculiar

Hambre en el mundo

Recuerdos de un 2 de octubre

Hablemos de un hombre honrado

Cuando la naturaleza grita

La Coalición Nacional de Jubilados Pensionados

Desapariciones forzadas en México

Ejemplos sindicales

Cuando de educación se habla

Pueblos originarios

Ejercitar la ciudadanía

Violencia colectiva

Seguridad ambiental

Sobrevivir la adolescencia

La medicina de la naturaleza

Medio ambiente: nueva visión

Nuestra salud, nuestro derecho

Por el día de los museos

Maternidad desinformada

Por la cruz, a la luz

Hablar de “indianidades”

Altares para La Dolorosa

Trabajadoras del hogar

Aqua sum, agua soy

Ecología integral

Mujeres, pequeños testimonios

Francisco J. Múgica: un documental

Con perspectiva de género

Los toritos en tierra purépecha

Una auténtica “bolsa de valores”

LXXVIII Aniversario del INAH

Por el camino de la ética

Quien ama al árbol respeta al bosque

Pastorelas en Michoacán

El tiempo: medida de hombres

Nana Iurixe

Día Internacional de Lucha contra el Sida

Nombrar es crear

El respeto a las diferencias

Morir por mano propia

Celebración a nuestros difuntos

Nivel educativo, a la baja

De alta peligrosidad

ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial

Día del Maíz

Nuestro derecho a la cultura

Infamias globalizadas

Educacion para la paz

Esfuerzo, disciplina y amor

Maravillosamente: mujeres

Aprendiendo de los oficios

El pensamiento del doctor Bach

Fiesta de los Oficios

El trabajo del hogar

Jornadas de Peritaje Antropológico

Alerta de Género: consideraciones

Defender la educación

Gastronomía

Feminicidio

Día Mundial del Medio Ambiente

La salud de la mujer

Celebremos la diversidad cultural

Para quien educa

Mujer y madre

Día del Libro y la Rosa

Elenísima

Hombre de probidad

Trabajadoras/es de lo invisible

Ser mujer… Y no quedar en el intento

Amnistía Internacional: 45 años

Diálogo interrumpido, acuerdos incumplidos

El palacio de Huitzimengari

El palacio de Huitzimengari

Jorge Reyes: Siete años

Viejos rituales, nuevo ciclo

Desapariciones en Mexico

La inaceptable violencia

Desde tierras orientales

La medida del tiempo

Los Nacimientos en México

Cuando la fiesta es un ritual

Campaña “16 días de activismo”

Defender nuestro legado cultural

El hostigamiento es sinónimo de violencia

Mario Agustín Gaspar

Tributo a la vida a través de la muerte

Discriminacion

Votamos y participamos

Recordando a doña Caro

Para una cultura de paz

Caminos hacia la paz

Cuando una mujer disiente

En recuerdo de Palmira

Abuso de la cesárea

Abuelas (anecdotario mínimo)

De raíz p’urhé

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Celebrando el XV Aniversario de Decisiones

Territorio de volcanes

Cherani K’eri

Gobiernos incluyentes

Ejercer ciudadanía con democracia

La salud: cosa nuestra

La salud: cosa nuestra

Defender recursos naturales