Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Cierre del Centro Histórico
Viernes 5 de Mayo de 2017
A- A A+

No son pocas las inconformidades que llegan de distintas direcciones: iniciamos con los vecinos que radican en el Centro, en las calles o cuadras seleccionadas. Por ejemplo, ¿las cocheras particulares van a desaparecer o permitirán a las personas que ahí habitan encerrar los autos en su propio espacio? Cuestión que dudamos porque daría al traste con dicha peatonalización; ahora bien, si no podrán guardar sus vehículos, ¿el gobierno municipal les pagará estacionamiento público o tiene alguna alternativa para ellos? Sabemos que las calles no son de nadie en especial, pero tampoco es justo que cierren el garaje de una persona cuando todo mundo tiene derecho a contar con una, incluso del propio Centro de la capital michoacana. ¿Qué culpa tienen aquellos que saldrán perjudicados?

Por otro lado, ¿a poco los comerciantes en general estarán muy contentos del famoso cierre?, ¿las ventas se acrecentarán o arruinarán?, ¿será muy atractivo asistir al Centro para caminar por las calles pero el cierre será muy light, no todo será para admirar porque se estará toreando carros y sobre todo cuando no se han buscado las vías alternas apropiadas y prácticas para estacionar o movilizar los automóviles? Visitar el Centro será un verdadero sacrificio porque si alguien lleva vehículo deberá pagar por tiempo en estacionamientos que además de caros e incómodos son insuficientes. De por sí es una locura que ningún Ayuntamiento haya prohibido el pago en plazas comerciales o en hoteles y ahora deberá pagarse a fuerzas en el Centro Histórico, un Centro donde las tarifas se cobran al antojo de cada prestador del servicio.

También habrán de ajustar o reorientar las rutas del transporte público ya que no creemos que las dejen tal y como las planearon y como según pasaron las pruebas, porque no hicieron vías alternas, cerraron calles pero no hay rutas para reemplazar o agilizar; sigue existiendo el caos, con mayor razón al no contar con sistema de semáforos inteligentes o quizá exista pero no hay quien programe de manera eficaz tal y como Morelia necesita y requiere. En fin, no queremos ser aves de mal agüero pero presagiamos un Centro Histórico con desconcierto vehicular y mucho menos dinámico para el desplazamiento.

Un fenómeno que traerá dolor de cabeza para los “creativos” gobernantes del Ayuntamiento serán las manifestaciones y bloqueos, aunque en coordinación con el gobierno del estado y los diputados locales están desesperados por concretizar la Ley Antimarchas, como si por decreto se solucionaran los problemas sociales o como si los inconformes, los de siempre y los que se acumulen, se quedaran cruzados de brazos; al menos que le apuesten a las habilidades políticas de sus operadores o a la intervención de agentes antimotines… le apostamos a lo segundo porque ya se les hizo costumbre.

En el mismo plan del Centro Histórico, las autoridades emanadas del gobierno independiente afirman que retirarán, por las buenas o por las malas, a limosneros (ellos les llaman de otra manera más elegante pero es lo mismo), lavacoches y cuidadores. Desearíamos que no existieran, pero con la crisis económica y social que día a día impacta más, es materialmente imposible, de modo que será uno de los puntos que tampoco lograrán solucionar, con todo y que otorguen algunas credenciales autorizadas.

No se trata de estar en favor de nada y en contra de todo, pero, siendo honestos, creemos que hace falta en Morelia presupuesto, la infraestructura y la visión que se requiere para proyectos de alto impacto como el que se plantea; sabemos que hay ciudades importantes en el país que han logrado maravillas en sus respectivos centros, pero en Michoacán no existen las condiciones para ello. Tampoco seremos de aquellos que se quejan por lo que no hacen y también por lo que se hace; la capital michoacana necesita dignificarse, no sólo en el Centro, sino también en sus colonias y fraccionamientos. A final de cuentas podremos decir que es bueno intentar las cosas pero más conveniente sería hacerlas bien; muchas obras están por concluirse pero varias de ellas tienen importantes rezagos, de modo que tampoco es conveniente aventar proyectos a diestra y siniestra, quedarse a medias, hacerlas mal o de plano que su construcción se vuelva eterna como el famoso parque lineal a orillas del río, mismo donde se trabaja a pasos de tortuga y que además, muy probable, no cumplirá con las expectativas planteadas o prometidas.

Morelia requiere vida, requiere inversión, pero también requiere un gobierno que no trabaje a la ocurrencia y que cuando trabaje ordenadamente, lo haga con agudeza y atingencia, no vaya a ser que pasemos de Guatemala a Guatepeor. Tampoco deseamos que el Ayuntamiento actual caiga en lo que un personaje anónimo describió: “La política es como patinar sobre ruedas. Se va en parte a donde se desea y en parte a donde le llevan a uno esos malditos patines”. ¡Aguas!, no todo lo que brilla es oro ni todo lo rosado es cantera.

Catedral de Morelia
Catedral de Morelia
(Foto: Cuartoscuro)

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas