Leopoldo Chassin Ramírez
LA PALABRA ANDANTE
¿Reforma Universitaria a ciegas?
Lunes 24 de Abril de 2017
A- A A+

Tal parece que ahora sí la Universidad Michoacana se dispone llevar a cabo la Reforma Universitaria. Triste es que la autoridad diga que es urgente la modificación al sistema de pensiones y jubilaciones sin querer darse cuenta que la crisis en ella sea estructural; la abarca toda.

Los sindicatos de profesores y empleados han aceptado que es necesario hacer una Reforma, el gran problema es que poco se sabe. ¿Reforma para qué y por qué?

Se pretenden elaborar nuevas directrices que marquen el rumbo a la Universidad Michoacana, sin embargo, son muchísimos los aspectos que la comunidad de estudiantes, y trabajadores administrativos y docentes desconocemos. Primeramente se requiere transparencia. No basta con la transparencia, se requieren muchos más elementos para llevarla a cabo, y para eso, requerimos conocer y agregar a la tarea muchos aspectos internos y externos. No vivimos en una burbuja.

Tal parece que ahora sí la Universidad Michoacana se dispone llevar a cabo la Reforma Universitaria.
Tal parece que ahora sí la Universidad Michoacana se dispone llevar a cabo la Reforma Universitaria.
(Foto: ACG)

Aspectos internos



La falta de transparencia con la que se maneja y se han manejado las autoridades universitarias en turno, nos puede hacer dar palos de ciego. La Rectoría nos dice que no hay dinero que alcance para resolver las pensiones y jubilaciones. ¿Usted le cree?

Mientras no haya información completa sobre los múltiples aspectos que atañen a lo referente a la administración académica, administrativa y económica (¿hacia dónde, para quién, qué y cómo?), poco o casi nada podremos hacer para salir de la mediocridad. No me refiero a los parámetros que privilegian las empresas e instituciones que hacen de las acreditaciones y calidad su negocio; me refiero a la utilidad para tratar de resolver los problemas que aquejan al estado y la sociedad. Se trata de la sociedad, la más numerosa, la que padece carencias, la que hoy vive en condiciones que es difícil imaginar para la gran mayoría de los universitarios. Por supuesto que me incluyo en la ignorancia.

Semestre a semestre, desde hace años, pregunto a los jóvenes estudiantes muchas cosas: entre ellas que si se imaginan que por cada uno de ellos, que tienen el privilegio de poder estudiar una carrera universitaria, existe otro joven que vive algún(os) de los aspecto(s) de la pobreza: Sin agua, luz, alimento, salud, educación, piso de tierra, desempleo, salario de sobrevivencia, desprecio, explotación, hambre, humillación... La amplia mayoría lo desconoce. También me incluyo.

Igualmente les pregunto si conocen el presupuesto que ejerce la UM, que si saben cuánto cuesta cada estudiante. También si conocen el Centro Cultural Universitario, los teatros Samuel Ramos y José Rubén Romero, la Casa de la Cultura, el Museo Michoacano, el Museo del Estado, el de Historia Natural, de Arte Contemporáneo... Si han escuchado la Orquesta Sinfónica de Michoacán, la Orquesta de Cámara de la UM, la música y el baile de Tierra Caliente... O si han visto una obra de teatro, danza moderna o contemporánea, ballet. O si conocen los pueblos originarios que habitan el estado y los idiomas que hablan... La triste, muy triste realidad es que muchos ni siquiera han oído hablar sobre ello.

¿Así estaremos la mayoría de los universitarios? Bueno, por mayoría es evidente, la mayoría son estudiantes. ¿Y los profesores y empleados? ¿No me cree? ¿Hacemos un ensayo?

La mayoría de la comunidad universitaria desconocemos la ubicación de muchas oficinas, institutos, facultades, y nuestro desconocimiento se ensancha cuando se nos pregunta qué se está investigando en ellas, qué problemas del estado, de México o del mundo se estudian, pretenden resolver o han resuelto...

Aspectos externos



Aquí la enciclopédica ignorancia nos abarca a casi todos. Poco sabemos sobre temas y cifras de los problemas de nuestro estado y del país: del presupuesto que se ejerce; de la cobertura en salud, educación, enfermedades; de las propias de cada sector de la población; las deudas interna y externa y los intereses que pagamos por ellas; nuestra dependencia alimentaria en maíz, frijol y demás alimentos básicos; de dónde proviene la mayor parte del presupuesto estatal y federal; de la población y su crecimiento; del deterioro ambiental; de la deforestación galopante; las muertes causadas por la contaminación del aire, agua, suelos; las muertes por enfermedades curables; muertes por hambre; la proporción de riqueza que unos cuantos tienen y equivalen a la mitad de los mexicanos; de las utilidades de bancos y empresas extranjeras; de las condonaciones de impuestos a las grandes empresas multinacionales...

Del mundo, nuestra ignorancia se expande, cuando la admiración sobre los países del primer mundo se privilegia y se pone como parámetros a alcanzar. Cuando se habla de esperanza de vida, acceso a sistemas de salud, educación, vivienda, autos, electrodomésticos, en fin todo lo que el paradigma (el tener) construido por ellos dice que es bueno y bonito. ¿Y el ser?

¿Acaso no hemos visto los datos sobre el consumo de antidepresivos, consumo de drogas, suicidios, consumo de energía per cápita, consumo de agua; las atrocidades que cometen en el resto del mundo ambientalmente y con los trabajadores extranjeros? ¿Cuánto gana un trabajador de cualquiera de las multinacionales en su país y cuánto un trabajador mexicano que hace exactamente el mismo trabajo? La paga de aquél la subsidia la explotación trabajador nacional. El primer mundo también lo es en otros aspectos obscuros que no salen en la tele del “Canal de las Estrellas”, Azteca, ni en La Tremenda, ni en La Z o las que se escuchan normalmente en la combi.

Igualitito que la falta de transparencia en los que mal administran el país, el estado, el municipio y también la universidad.

¿Alternativas?



Como es evidente que por diferentes razones no conocemos lo que pasa en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, lo primero que deberían hacer institucionalmente la Rectoría y los sindicatos, es dar a conocer los pormenores de los aspectos académicos, administrativos y económicos; para de ahí ir hilvanando ideas, sacar preguntas y tratar de resolverlas colectivamente en las preparatorias, facultades e institutos. Requerimos construir una cimentación basada en cifras y no en creencias y/o dimes y diretes de pasillo.

Para enriquecer el acontecer estatal y mundial, la Universidad Michoacana cuenta con expertos en ramas específicas del conocimiento: históricas, económicas, sociológicas, eléctricas, mecánicas, biológicas, ambientales, informática, robótica... Es necesario que nos den luz y nos saquen de nuestra ignorancia. Por ejemplo algo semejante a lo que Víctor M Toledo maneja en ¡Adiós al petróleo! El futuro energético de México http://www.jornada.unam.mx/2017/04/11/opinion/014a2pol y en otras colaboraciones en la Jornada y sus suplementos sobre el campo. La Universidad Michoacana tiene divulgadores de la ciencia como Horacio Cano que seguramente podrán sacarnos de nuestras respectivas parcelas del conocimiento.

¿De qué otra forma podemos opinar para que no sea sólo de nuestra minúscula parcela?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?