Rafael Calderón
La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán
Lunes 10 de Abril de 2017
A- A A+

Los poetas que he agrupado bajo la denominación “la ruptura generacional” destacan por la unidad de la poesía michoacana, para la segunda mitad del siglo XX, y sus poemas registran ese punto de encuentro que hay que revisar en el ejercicio de la escritura y la individualidad de su poesía. Algunos nacieron en Morelia, otros en el interior del estado o sencillamente están los que se avecindaron a vivir en Morelia y por esa condición ocupan un lugar en la tradición lírica de Michoacán. Por su voz tienen alcance más allá de nombrar el aspecto territorial y por esa huella es ejemplo visible, perdurable, y está sostenida en el género de la poesía.

Sin duda hay que destacar que muy joven, antes de llegar a los 20 años, destaca Homero Aridjis y es el que rompe barreras de olvido
Sin duda hay que destacar que muy joven, antes de llegar a los 20 años, destaca Homero Aridjis y es el que rompe barreras de olvido
(Foto: Especial)

Para sostener el efecto de su originalidad, quiero recordar que cuatro autores de estos participaron en el Festival Internacional de Poesía Morelia de 1981 y el primer legado de alcance nacional está en aquella antología seleccionada y presentada por Homero Aridjis. Pero el acierto no radica solamente en esas páginas, es el punto de partida, para comprender el alcance que por un lado tiene éstos y en el extremo opuesto se encuentra los que por alguna razón no participan pero son testigos del desarrollo de este festival, lo mismo de la presencia de Borges y toda esa lista inmensa de autores consagrados que desfilaron por la ciudad. En general han acumulado una obra de trascendencia, ya son parte de la tradición literaria de la ciudad, sostenida por igual para trascender la poesía. Los cuatro participantes de Michoacán son Homero Aridjis, Gaspar Aguilera Díaz, Frida Lara Klarh y Francisco Javier Larios; el otro grupo de poetas de esta misma generación es María Teresa Perdomo, José Antonio Alvarado, José Mendoza Lara, Jorge Bustamante García, Antonio Mendiola y Lucía Rivadeneyra. Por lo que hay que destacar ciertos ejemplos plenos de una individualidad que por un puñado de poemas rebasan el entorno y son referencia en la tradición lírica. Esto sucede en algunos casos desde ciudad de Morelia; en otros es el punto referencia para llevar a cabo un inventario de lo que sucede con poemas y títulos publicados.

Por lo que hay que seguir la senda de las antologías o muestras de la poesía directa e indirecta de Michoacán. La primera en importancia, aunque no la única en registrar esta presencia, es la de Raúl Arreola Cortés: Poesía de Michoacán. Desde la época prehispánica hasta nuestros días (1979), que cierra su recorrido y vislumbra la continuidad para llegar al fin de siglo; la siguiente, como ya lo registré, es Antología del Primer Festival Internacional de Poesía Morelia 1981 (1982), de Homero Aridjis, y finalmente la muestra que realiza Aguilera Díaz en su desigual pero interesante muestra La continuación del canto (1987). Pero debo decir que estas páginas se encierran una lectura, una revisión, y permiten observar la solvencia de la poesía que trasciende el fin de siglo. Se tiene como punto de partida el territorio michoacano: implicaciones geográficas, la ciudad de Morelia, el interior del estado y ese panorama que determinante su quehacer y más de las veces sucede directa e indirectamente con universitarios de la Universidad Michoacana como centro cultural de trascendencia en un género como la poesía.

Sin duda hay que destacar que muy joven, antes de llegar a los 20 años, destaca Homero Aridjis y es el que rompe barreras de olvido; sus poemas lo refrendan para reconocer, situar o leer esa poesía que es a un tiempo única. Su formación sucedió en el Distrito Federal. El nexo con Morelia tiene dos fuentes de solvencia poética: por un lado, su poesía y se impone con esa fuerza del lenguaje y la exploración de las imágenes que encierran obras como Perséfone, y que son un ejemplo ambicioso y de una singularidad tan vigente como necesaria para su lectura; mientras que la fuerza de su convocatoria desde la Dirección del Instituto Michoacano de Cultura tiene un valor no sólo histórico, sino que se puede resumir por la fuerza de identidad que alcanza para la vida nacional con el Primer Festival Internacional de Poesía de Morelia de 1981 que convoca, desarrolla y se realiza en un mismo espacio desde esta ciudad. Por esto ha dicho con razón Seamus Heaney que “los poemas de Homero Aridjis abren una puerta hacia la luz”, y para nosotros son el resumen fiel del ideal del poeta sobre lo que es la poesía en estos tiempos del siglo XXI. Para la siguiente legión de autores es considerar entre otros a María Teresa Perdomo y aquellos que cierran el siglo escribiendo una obra abundante en estilo y ritmo y musicalidad poética.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío