Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital
Viernes 25 de Marzo de 2016
A- A A+

En el corto periodo que tiene gobernando Morelia Alfonso Martínez, hemos criticado su falta de proyectos en beneficio de la población o al menos la poca difusión de los mismos, lo hemos hecho porque nada ha cambiado para bien en la capital michoacana, es decir, aquí todo sigue igual, como cuando estaba el PRI, parodiando una reconocida canción; era más notoria su insistencia sobre obras públicas que en su momento hiciera Wilfrido Lázaro Medina, o sea que, se olvidó de gobernar para ponerse a criticar. No obstante lo anterior, con buenos ojos vemos que, como parte de la modernización que requiere Morelia, se haya anunciado un proyecto de movilidad vehicular electrónica y digital que vendrá a disminuir los índices de accidentes y seguridad y, en teoría, ofrecerá mayor fluidez, lo que sería fantástico, aunque para esto no sólo se requieren semáforos y cámaras con tecnología de punta, sino habrá que esquivar algunos factores que pueden limitar su eficaz funcionamiento.

Alfonso Martínez, alcalde de Morelia
Alfonso Martínez, alcalde de Morelia
(Foto: Cambio de Michoacán)

Esperamos que con dicho sistema para la movilidad vehicular, ahora sí, los semáforos estén sincronizados, porque los actuales parecen foquitos de Navidad, unos titilan en rojo y otros en verde, así se hace imposible avanzar en avenidas y libramientos citadinos; esto sin contar la cantidad de marchas y obstrucciones a las vías públicas que hacen distintas organizaciones sociales, unas con justa razón al no ser atendidas o resueltas sus demandas y otras por presión política para lograr ciertos espacios o canonjías de las autoridades, por una cosa o por otra pero el asunto es que Morelia, por lo general, está envuelta en un verdadero caos; si a todo ello sumamos el crecimiento del parque vehicular, ya podemos imaginar las limitaciones de movilidad que se sufre en la ciudad que, por cierto, en estos días santos se ubica entre los principales atractivos turísticos del país.

Con cámaras de vigilancia que actúen de manera permanente y en tiempo real, bajo un centro de control que por supuesto debe ser atendido por gente profesional, honesta y con ética profesional, imaginamos se podrá detectar y desterrar por fin, una de las prácticas más riesgosas y de moda entre juniors o hijos de papi: carreras en plenas avenidas de la ciudad, donde Camelinas, Amalia Solórzano y Madero Poniente, a la altura de Tres Puentes, se han colocado como lugares favoritos de estos chamacos que no sólo ponen en riesgo la vida, la salud y el bienestar del prójimo sino también la propia.

En otro sentido, es claro que los automovilistas desearían que se ponga en cintura a motociclistas y bicicletos, que hacen barbaridad y media, sin respetar ninguna regla y que a la hora de algún percance, ante los ojos de la autoridad, son los menos culpables.

Ya entrados en calor, habrá que ver cómo se actuará con gente poderosa y prepotente que hace lo que se le antoja y son protegidos por las mismas autoridades, provocando que exista total falta de confianza de la ciudadanía, así se apliquen proyectos innovadores, de ahí la importancia de aplicar la ley en su justa dimensión, se trate de quien se trate. Igual condición se deberá exigir para los patrulleros o policías que anden rondando en la ciudad y que sin ninguna emergencia acosen a la gente con sus potentes claxon, que den la vuelta en lugares inadecuados y que se pasen los altos a diestra y siniestra y nadie, por temor, puede decirles nada. Funcionarán las estrategias cuando le lay sea pareja. Todos coludos o todos rabones.

Próximamente, aunque no haya policías de tránsito en el lugar, que para muchos en ocasiones es mejor por varias razones, se detectarán también infracciones a los límites de velocidad que los conductores cometan, la violación a las reglas quedará detectada y la multa tranquilamente llegará a domicilio.

Se tardaron las autoridades anteriores en modernizar el sistema de tránsito, ahora veremos si las actuales ponen atención en calles maltratadas, con baches que parecen pozos y desde luego en cientos de estas que se coinvierten en boca de lobo ante la falta de luz eléctrica, con las consecuencias por todos conocidas. Así que Poncho, el Independiente, tendrá que poner atención a ello.

Entendemos que el plan en puerta va a contar con otras ventajas, una de ellas será que al estar en forma permanente monitoreada la actividad vehicular, aún no sabe en cuáles sectores ya que sólo se habló de “algunas zonas de Morelia”, será detectar en tiempo real las condiciones de un accidente con lo cual tendría que agilizarse la atención de Protección Civil y podrían grabarse algunos actos delictivos que de manera recurrente sufre la población para, eventualmente, capturar a los malhechores; acción que puede ayudar a inhibir dicha práctica, siempre y cuando exista eficacia y honestidad en los múltiples cuerpos de seguridad.

Parece que el plan de regulación y movilidad vehicular no está nada mal, siempre y cuando se maneje con eficiencia, tal y como lo hemos señalado, pero habremos de considerar que para ser integral como es la propuesta, se requiere cultura peatonal también de la ciudadanía, porque la mera verdad se cruza por donde se antoja, hace el alto al transporte público, que por supuesto se detiene, en cualquier lugar, se atraviesa con semáforos en verde y le da flojera cruzar libramientos a través de puentes peatonales.

Esperamos que muy pronto la capital michoacana viva en la modernidad tal y como lo planea el gobierno municipal de Martínez Alcázar, quien trae una piedrota en el zapato: la reubicación del patio de maniobras del enfadoso tren de la empresa Kansas City Southern de México; acción prometida en campaña, incluso después de tiempos permitidos, aunque, para desconsuelo de muchos, tenemos la certeza de que esa piedra… nunca saldrá de su zapato. Recordemos lo que expresó el político italiano Giuseppe Mazzini: “Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo”. Aunque también un dramaturgo alemán exclamó: Ambos se dañan a sí mismos: el que promete demasiado y el que espera demasiado.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas