Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!
Viernes 24 de Marzo de 2017

A- A A+

En una burda analogía vamos a considerar que una distinguida ama de casa todo el año se la pasó trabajando, luchando y esforzándose para dar lo mejor a su familia, pero durante ese lapso, quienes debieron reconocerla, reverenciarla y admirarla sería la propia familia, por aquellos por los que se ha sacrificado, por aquellos que defendió por sobre todo y contra todo. Después llega su cumpleaños y le hacen una fiesta singular, muy especial, pero al otro día vuelven a olvidarse de su existencia. En esa lógica, ¿qué pasaría con Juárez, con Cárdenas, a quienes festejan y conmemoran por sus acciones cuando éstas han sido pisoteadas, cuando su legado ha sido nulificado?

No es correcto que haya actos cívicos manejados por la clase política para admirar por conveniencia los principios de nación de tan eméritos personajes, no es aplaudible que aprovechen la palestra para fines e intereses personales o de grupo. Lázaro Cárdenas y Benito Juárez estarían avergonzados del tipo de sociedad, sobre todo de gobernantes, que hemos construido, que hemos tolerado.

Lázaro Cárdenas y Benito Juárez estarían avergonzados del tipo de sociedad, sobre todo de gobernantes, que hemos construido, que hemos tolerado.
Lázaro Cárdenas y Benito Juárez estarían avergonzados del tipo de sociedad, sobre todo de gobernantes, que hemos construido, que hemos tolerado.
(Foto: ACG)


¿Qué pueden festejar de Cárdenas cuando su principal legado ha sido pisoteado?, ¿qué pueden congratularse de su esfuerzo y de la solidaridad de los mexicanos de ese momento, que se esforzaron por controlar, por producir, por hacer de provecho para la sociedad un bien que a todos corresponde y que ahora se ha entregado a interés extranjeros, dejando de percibir los beneficios económicos que impulsaron una nación que estaba en época de reconstrucción y que hoy cumple los designios de una sociedad capitalista que se convierte en un pulpo económico infinitamente insaciable?

Sí deberíamos recordar tan notable acontecimiento de marzo de 1938, pero en la actualidad no debe ser júbilo, sino luto. Nadie puede entender cómo teniendo enormes yacimientos de petróleo se firma una factura para que otros lo aprovechen, no se puede entender por qué no se construyeron refinerías para sacarle más jugo a tan enorme prodigio de la naturaleza, cuando en el país vecino, hoy gobernado por Trump, existen decenas de ellas y están por activar la mayor que existirá en todo el continente americano.

Nos provoca molestia que el PRI realice eventos donde ponen en alto el nombre del general cuando lo han degradado, nos molesta que el PRD convoque a mítines para recordar su nombre y su hazaña cuando fueron cómplices y comparsas al firmar las “célebres” reformas estructurales, y peor aún, cuando dicho acto sólo sirvió para impulsar los intereses de un mandatario estatal que en aras de salvar a su partido se olvida de las promesas resguardadas para pensar en anhelos personales, sabiendo o comprendiendo que su aventura podría servir como señuelo en favor del sistema que se ha burlado infinidad de veces del pueblo mexicano y, por ende, del michoacano, al que dice representar.

¿Qué tanto habrá de festejarse la figura de Juárez cuando los principios postulados en la Reforma son omitidos, no sólo de facto, sino sustentados por la Carta Magna, que ha sido violentada infinidad de veces, las mismas por las que un día luchó, se entregó y murió, pero que han sido modificadas para beneplácito del poder político, empresarial y clerical? No es que seamos anticuados, que no comprendamos los cambios que el “progreso” exige, pero nadie puede ignorar la gran influencia que El Vaticano ha tenido para legitimar algunos presidentes mexicanos que llegaron a esa posición por manipulaciones electorales y no por designio popular; nadie puede negar la enorme atribución que el clero tiene en educación, cuando su culto ya puede venerarse en las propias instituciones escolares, cuando su influencia penetra en las más grandes esferas políticas, sociales y económicas de este país que observa, con cierta parsimonia, cómo los principios y los ideales que nos forjaron como nación se han ido esfumando y los han destrozado poco a poco.

Lo bueno es que se hacen fines de semana largos para que todos los mexicanos disfrutemos lugares turísticos y días de descanso, cuando la gran mayoría ni va de paseo ni tiene reservaciones o membrecías en centros vacacionales y que además hace enormes sacrificios para sobrevivir, para al menos tener ánimos de honrar a sus héroes, a esos héroes que nos dieron patria y que ahora esa patria ha perdido la soberanía y la libertad con la que un día Juárez y Cárdenas soñaron, pero en el presente se ha convertido en pesadilla.

Lázaro Cárdenas exclamó: “Me esforcé por servir a mi país y con mayor empeño al pueblo necesitado. Cancelé muchos privilegios y distribuí una buena parte de la riqueza que estaba en pocas manos”. Si el general hoy resucitara, de nuevo volvería a morir.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas