Rafael Mendoza Castillo
Reforma integral en la UMSNH o nada
Lunes 13 de Marzo de 2017

(Segunda parte)

A- A A+

Continuamos, estimado lector, con las reflexiones conceptuales sobre la reforma a la Casa de Hidalgo. En esta entrega abordaremos los tres asuntos que quedaron pendientes, y son la hegemonía, la legitimidad y la crisis institucional. Así, la universidad pública mexicana ha pasado, y lo continúa haciendo, por un proceso de crisis en su hegemonía, manifestándose ésta por el sentido de las contradicciones entre sus funciones, tareas tradicionales y las emergentes que se le impusieron en el transcurso del siglo XX.

La crisis se presentó en el momento en que la oligarquía y el Estado buscaron otros espacios y ello aceleró la crisis institucional.
La crisis se presentó en el momento en que la oligarquía y el Estado buscaron otros espacios y ello aceleró la crisis institucional.
(Foto: TAVO)

De lo anterior podemos mencionar lo referente a la producción de alta cultura, el pensamiento crítico, conocimientos científicos y humanistas necesarios para la educación y formación de las élites. Pero también se incluyen saberes útiles para formar mano de obra clasificada necesitada por el modelo capitalista. La crisis se presentó en el momento en que la oligarquía y el Estado buscaron otros espacios y ello aceleró la crisis institucional.

El segundo momento de crisis tiene que ver con un proceso de legitimidad. Fue dejando de ser un espacio de consenso, ante la contradicción entre la jerarquización de los saberes especializados de un lado, a través de las restricciones del acceso y certificaciones de las competencias, y por el otro, las exigencas sociales y políticas de democratización de la universidad pública y la reiviindicación de la igualdad de oportunidades para los hijos de las clases populares.

Por último, la crisis institucional como producto de las contradicciones de la autonomía en la definición de valores y fines de la universidad pública y la presión creciente para someterla a los criterios neoliberales de eficiencia y de productividad de orientación del capitalismo corporativo, empresarial, mediático, político y militar. Como bien dice el rector de la Universidad Autónoma de Baja California, Juan Manuel Ocegueda: “De alguna manera una restricción, un chantaje a través de los recursos públicos, estaría minando la autonomía”.

En lo referente a la crisis de hegemonía, la universidad ha venido perdiendo, de manera acelerada, el carácter intelectual. La crisis de legitimidad por la rápida segmentación del sistema universitario y la devaluación, igual que el peso mexicano, de los diplomas universitarios.

La crisis institucional que en estos momentos padece la Casa de Hidalgo es el eslabón más débil, como institución pública. Como bien dice Boaventura de Sousa: “Porque la autonomía científica y pedagógica se asienta en la dependencia financiera del Estado”. Recordemos que desde 1982 disminuyó el compromiso con la universidad pública y con la educación en general. Lo anterior se reflejó en la pérdida de la prioridad de lo público y éste se sustituyó por lo privado. Así, el Estado se achicó, se simplificó y se puso a las órdenes de la oligarquía financiera, nacional y extranjera; se olvidó de lo social.

Lo último tuvo como consecuencia la reducción de la autonomía y esto afectó hasta la producción del pensamiento libre y crítico. Lo anterior está abriendo la puerta para la intromisión de proyectos modernizadores en el marco de la ideología del sector privado (Mexicanos Primero y otros). Este hecho es un ataque directo al bien público de la universidad. La están ahogando para después privatizarla, como lo hicieron con el petróleo y la electricidad. Al tiempo.

Repensar hacia dónde van la educación y la acción política en el inicio del siglo XXI constituye una tarea y un compromiso ético, moral y cívico para subvertir la lógica formalizada y calculadora del capital que se ha adueñado de aquellas dos profesiones, y que Sigmund Freud llamó imposibles.

Las corporaciones transnacionales (BM, FMI y otras) están colocando a la educación y a la política en la lógica del libre mercado. Esta última ilusión se instala en nuestros pueblos como una hipótesis formal. Hipótesis que sólo tiene sentido al nivel del sistema axiomatizado (proposiciones claras). De ese modo, se pretende integrar a las instituciones educativas y políticas a los ritmos y modalidades impuestos por los nuevos esquemas de globalización.

Por ello, si el ciudadano discute los asuntos públicos, se ve inmerso en la problemática de los delitos sociales (criminalización de la protesta social). Al ciudadano, en el nuevo esquema global, le imponen la función de espectador. Como afirma Noam Chomsky: “Los ricos del mundo gobiernan el mundo: el área de servicio, el llamado sur, obedece, la mayoría de la población nacional obedece también”.

Si el discurso político y el discurso educativo se orientan por las lógicas globalizantes sustentadas en los mitos de que a mayor calidad del capital humano mayor desarrollo económico, que la miseria de la población latinoamericana es el resultado de la deficiente educación, se descuidan, con tales mitologías, los auténticos factores como las causas reales de aquellos efectos o síntomas: la deuda externa, la corrupción y la impunidad de las clases gobernantes, la falta de ahorro interno, privatizaciones, reducción del gasto público, desregulaciones, injusta distribución del ingreso, poder de dominación y explotación, etcétera.

Es necesario entonces discutir epistemológicamente la conceptualización que los programas neoliberales asignan, desde sus supuestos económicos, políticos, sociológicos a la ciencia, al conocimiento, a los deseos y a los métodos. Ahí se concentra la atención en los elementos ideológicos que son importantes pero no es esto lo más relevante.

Estamos ciertos que el sentido que orienta a aquellas categorías y conceptos no conllevan a la liberación, sino que son usados para el control del pensamiento crítico y para convertir al sujeto de lo político y al sujeto de la educación en medios o funciones para dejar hacer y dejar pasar el tren demoledor y mortífero del capitalismo depredador. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)