Rafael Mendoza Castillo
Reforma en la UMSNH, ¿para qué?
Lunes 6 de Marzo de 2017

( primera parte )

A- A A+

La comunidad universitaria está constituida por sus autoridades, trabajadores académicos, administrativos y estudiantes. Su autonomía se deposita en dicha comunidad (artículo 8, de la actual Ley Orgánica)
El Estado mexicano viene haciendo, desde hace varios años, un uso faccioso en el financiamiento de la educación pública, en todos los niveles y modalidades. A los rectores sumisos ante las políticas educativas neoliberales, aquel los apoya( ni así apoyan a Medardo ) y a quienes practican la dignidad y la autonomía en la docencia, la investigación y la difusión cultural, se les castiga ( presupuestos en base a “premios” y “castigos” ).

El actual rector de la casa de Hidalgo, Medardo Serna González, se comprometió ante el Congreso del Estado, la Federación y el gobierno del estado con la reforma a la institución  solamente en un aspecto
El actual rector de la casa de Hidalgo, Medardo Serna González, se comprometió ante el Congreso del Estado, la Federación y el gobierno del estado con la reforma a la institución solamente en un aspecto
(Foto: Carmen Hernández )

Si la autonomía no es fundamento, principio, entonces, queda a merced de objetivos particulares, de fuerzas o grupos privados, que actúan dentro o fuera de la institución. La autonomía también tiene que ver con el valor de la dignidad. Y entender que la dignidad no se intercambia por nada, no es moneda de cambio y menos quitar conquistas y derechos como las pensiones y jubilaciones. Esto último significa colocar a la autonomía en el campo de la mercantilización o el pragmatismo político, donde todo vale y donde todo vale, nada vale.

Si la universidad pierde o no ejerce su autonomía, también pierde el ejercicio y la construcción del pensamiento crítico, reflexivo y disruptivo, horizonte necesario para alcanzar la emancipación humana en docentes, estudiantes y administrativos. La autonomía constituye un valor moral, ético y cívico. Los tres aspectos se intersectan, de lo contrario se convierte en un medio, al gusto del cliente. Esto significa ( poder de dominación ), que si reformas pensiones y jubilaciones te incrementó el presupuesto estatal y federal.

La autonomía se defiende siempre frente al poder, esa es su virtud y no queda sujeta a conveniencia ni a modo. No busquemos, como los nazis, chivos expiatorios, asumamos el reto como nicolaitas y limpiemos la Casa de Hidalgo de trabas jurídicas, académicas, políticas, de investigación y construyamos un sujeto colectivo emancipado del poder de dominación y explotación. Reforma a fondo o nada.

La comunidad universitaria no está haciendo la historia de la Casa de Hidalgo. Pero tampoco hacemos la crítica despiadada a los poderes establecidos. El poder político nos sigue viendo como objetos y no como sujetos históricos, erguidos, capaces de construir el destino de la institución nicolaita y desafiantes de lo establecido. Sufrimos el poder, pero no lo ejercemos. Escogimos la resignación y olvidamos el conflicto. La conformidad ( dejar-hacer) le está ganando a la crítica y a la acción constituyente( hacer –acontecer). La democracia participativa está ausente en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Mucha administración, más técnica y poca política, para continuar controlando a la comunidad ( neoporfirismo en la UMSNH).

Autonomía para pensar sin coacción alguna. Autonomía para darnos nuestras propias normas, formas de gobierno, sin intervención de otros poderes. Teniendo siempre presente el compromiso con los fines públicos de la Nación mexicana ( nuevo proyecto alternativo ) y de la Universidad. Nunca la autonomía para fomentar la corrupción y el autoritarismo.

El actual rector de la Casa de Hidalgo, Medardo Serna González se comprometió ante el Congreso del estado,ante la federación y el gobierno del estado con la reforma a la institución, solamente en un aspecto, la modificación del artículo 29 de la Ley Orgánica, el cual hace referencia a la jubilación de los trabajadores nicolaítas a los 25 años cumplidos.

Es cierto que la máxima autoridad de la institución es el Consejo Universitario,pero para que las decisiones de este órgano de gobierno tengan legitimidad, se necesita la participación de la comunidad universitaria,integrada por lo que se indica en el artículo 8, arriba mencionado.Así, la decisión que tomó el Consejo Universitario de llevar a cabo la reforma a la institución de manera unilateral, sin tomar en cuenta todas las partes que estructuran la comunidad, carece de legitimidad y solo se ampara en la parte legal. De ahí la parcialidad.

El problema de las pensiones y jubilaciones es solamente la punta del iceberg, porque debajo de éste existe una problemática compleja y delicada. Es, esto último, lo que realmente está provocando la crisis institucional. La postura del rector Medardo de ignorar la voz de la comunidad y sus interlocutores, solamente acelera,aún más, la crisis financiera, académica,investigativa, de difusión y extensión cultural de la institución.Veamos tres síntomas.

En primer término, la existencia de la Comisión de Rectoría, espacio éste de poder que sustituye la voluntad de poder de la comunidad universitaria y ésta aparece como efecto, como un objeto subordinado a dicha instancia. Y la citada comisión se convierte en correa de transmisión del amo, del poder de dominación estatal y federal.No cabe duda que el poder, en este caso, y en otros, es un pleito entre dos voluntades, en donde la citada comisión ha sometido a la comunidad, durante mucho tiempo ( ausencia de democracia directa,pura auscultación).

Es importante mencionar que la Comisión de Rectoría asume la figura de mago, porque hace aparecer y elige rectores en lo oscurito,cuyas características sobresalientes de éstos es, la habilidad para subordinarse ante las políticas educativas del gobierno en turno, estatal o federal. De ahí que no se identifiquen con los interese públicos de la institución. Además son muy atentos para atender la voz del amo y listos para buscar culpables.

El segundo aspecto lo constituye la opacidad en el ejercicio del presupuesto, tanto federal como estatal, que recibe la institución. La ausencia de la transparencia y la rendición de cuentas ha llevado a la autoridad actual y pasada, a inventar culpables de distinta naturaleza, a veces las casas del estudiante, otras los jubilados o pensionados,la burocracia, sindicatos,etcétera. Lo curioso es que nunca aparece como culpable la autoridad y su forma de gobernar a la institución.

El tercer punto, lo trataremos en la segunda entrega y tiene que ver con la crisis de hegemonía,de legitimidad e institucional.Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)