Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Silvano presidenciable, a nadie extraña
Viernes 3 de Marzo de 2017
A- A A+

Pareciera una noticia bomba pero no lo es, para nadie debe ser una sorpresa el que Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, haya anunciado que buscaría la nominación de su partido para abanderarlo rumbo a las elecciones de 2018. Todo indicaba que así sería, ni modo que dejara de lado los acuerdos y buenos tratos que tuvo y tiene con Enrique Peña Nieto, ni modo que dejara de lado sus “logros” políticos a raíz de su participación en el Pacto con México, donde se dieron las famosas y a la vez fracasadas e inconvenientes reformas estructurales; ni modo que a la gente se le haya olvidado que la práctica silvanista es pedir permiso para ir en pro de nuevas y jerárquicamente mejores posiciones, tal como ocurrió cuando fue presidente municipal de Zitácuaro, cuando fue diputado, local, luego federal, o en una secretaría agropecuaria, por decir algo. Ni modo que no aproveche la falta de liderazgo en el PRD, del cual es un personaje a todas luces distinguido ya que una vez fuera Cuauhtémoc Cárdenas, hace buen tiempo, y El Peje, hace menos, ningún dirigente o integrante ha llenado los enormes zapatos que estos últimos dejaron. Así que Silvano va porque tiene todo el derecho de anhelarlo, va aunque deje de lado el compromiso “de tiempo completo” que juró para Michoacán.

Su destape, por así decirlo, le dio la oportunidad para que salieran a relucir una serie de errores, o podemos decir horrores, que han sido característicos del sol azteca en los últimos tiempos
Su destape, por así decirlo, le dio la oportunidad para que salieran a relucir una serie de errores, o podemos decir horrores, que han sido característicos del sol azteca en los últimos tiempos
(Foto: Cambio de Michoacán)



Una cuestión es evidente: a nivel nacional se convirtió en noticia y sin duda le dará más publicidad gratis que aquella que pudo haber pagado. Su destape, por así decirlo, le dio la oportunidad para que salieran a relucir una serie de errores, o podemos decir horrores, que han sido característicos del sol azteca en los últimos tiempos, como son la quebrantada cohesión que existe en el instituto política en referencia y la tendencia de muchos de sus partidarios por sumarse a Morena, donde López Obrador no tiene a nadie que le haga sombra, ni al interior de su partido ni al exterior, porque ningún presidenciable tiene el capital político y la consideración de la sociedad para llegar al poder, atributos que sí tiene el tabasqueño ante el fracaso categórico que ha tenido el actual gobierno federal, los tremendos ejemplos de corrupción de ex gobernadores priistas y panistas y la triste posición que juega la derecha mexicana. Todo esto es campo fértil para Andrés Manuel; él lo sabe, el pueblo lo sabe y lo saben tricolores y blanquiazules.

Más tardó Silvano en dar el “sí” en cuanto a su aspiración presidencial que tener reclamos por parte de un político michoacano como lo es Fidel Calderón Torreblanca, quien se desempeñó como secretario de Gobierno en tiempos de Leonel Godoy, que en una carta abierta exige que Silvano que se vaya a la brevedad del gobierno michoacano para evitar confusiones y retrasos como los ocurridos en tiempos de Fausto Vallejo, además de recordar, en dicha misiva, que el góber michoacano ofrendó amor eterno a la entidad, lo hizo, desde luego, con el propósito de exhibir su falta de lealtad al compromiso contraído. En pocas palabras: se alborotó la gallera porque de inmediato, a manera de réplica y desde luego de reproche, Antonio Soto, quien forma parte del gabinete de Aureoles Conejo, se le fue a la yugular a Fidel Calderón diciendo, con razón, que este personaje hace ya tiempo debería estar expulsado del PRD, al igual que otros, pues siendo perredistas andan apuntalando otro proyecto para la Presidencia de la República que no es el negro ni el amarillo, sino a favor de López Obrador. Toño Soto también tacha a Torreblanca de sinvergüenza, de modo que la batalla de declaraciones y la práctica de sacar mutuamente trapitos al sol apenas comienza.

Cabe mencionar que Leonel Godoy y Miguel Barbosa (hace tiempo había dicho que López Obrador llevaría al país al desastre siendo presidente), entre otros “distinguidos” militantes perredistas, están frotándose las manos para solidarizarse, casualmente, con AMLO, puntero presidencial, lo que dejaría descobijado y sin posibilidad alguna al candidato del PRD, sea Silvano, Graco Ramírez, Miguel Ángel Mancera o cualquier otro.

Es claro adivinar, sin necesidad de ser brujo o chamán, que ante el desmembramiento del perredismo y los resultados electorales de las últimas contiendas, a excepción de Michoacán, no le alcanzará al PRD para ganar el lugar de honor en Los Pinos; los triunfos que ha tenido en algunas entidades han sido con Acción Nacional como el chicho de la película y la verdad, con el sol azteca jugando un papel satelital, incluso el propio Barbosa lo comparó con lo que representa el Verde Ecologista al lado del PRI.

Todos estos elementos y muchos más que faltan deberían ser analizados por el propio gobernador michoacano, porque ¿cuál es el propósito de lanzarse a una aventura electoral cuando las posibilidades de triunfo son francamente impensables?, ¿para qué hacer tanto ruido si no sería descabellada una alianza entre PAN y PRD para 2018 donde el abanderado sería de los azules? Ahora bien, de unirse las izquierdas, como sería lo más conveniente, ¿podríamos imaginar a otro candidato que no sea Andrés Manuel en la palestra principal?

Silvano y todo su equipo han de saber que para revertir las preferencias en favor de su proyecto se requeriría, en primer término, la unidad y reestructuración de su partido en la entidad y la nación; posterior a ello, realizar una campaña de gran impacto y penetración que fuera capaz de mover opiniones y expectativas en su favor y, desde luego, lograr que AMLO le ceda su lugar en un eventual proyecto de izquierdas. No son cuestiones imposibles, sobre todo cuando alguien cree en los milagros.

El gobernador michoacano tendrá algo de tiempo para pensar, obvio, sin que deje de operar el ejército proselitista que sin duda ha desplegado. Sus declaraciones han levantado ámpula en varias direcciones, sin duda habrá pros y aplausos de algunos sectores y personalidades, pero igual, con seguridad, hablarán grupos diversos y opositores sobre los pendientes en la entidad; discutirán, como ya ha ocurrido, de la falta de seriedad y responsabilidad para cumplir los compromisos contraídos en la elección gubernamental, entre muchas expresiones más; todo esto puede abonar a un terreno que no sería nada propicio para la entidad, para su gente y ni tampoco para el mismo Silvano Aureoles. Todos tenemos nuestro corazoncito pero es importante dejar que también actué el cerebro. Ante una eventual postulación y triunfo sería positivo para Michoacán, porque estamos seguros de que sería diferente a Felipe Calderón; pero ante una derrota, y más si es desastrosa, lo imagen de Aureoles Conejo quedaría muy lastimada, amén de saber todos que un gobernante interino más sería poco halagüeño para nuestro de por sí vulnerable estado.

Brad Pitt, en Benjamin Button externó: “No sé si es importante, pero nunca es demasiado tarde para ser quienes queremos ser. No hay límite en el tiempo, puedes empezar cuando quieras. Puedes cambiar o seguir siendo el mismo. No hay reglas para tal cosa. Podemos aprovechar oportunidades o echar todo a perder. Espero que hagas lo mejor”. Silvano tendrá su propia decisión.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas