Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Locura en preinscripciones
Viernes 3 de Febrero de 2017
A- A A+

Cada proceso de preinscripciones para educación básica que enmarca preescolar, primaria y secundaria, se convierte en auténtico calvario en el mes de febrero, tanto para directores como para padres de familia; encontrar un lugar para los nóveles estudiantes, de cualquier nivel, provoca una desesperación que llega a esquizofrenia, los primeros porque aunque deseen, no tienen lugares para cubrir la demanda de espacios, y los segundos, los paterfamilias, porque saben lo que les puede representar desplazar a sus hijos a otras colonias o fraccionamientos, donde el factor tiempo y el económico, sobre todo, representan gran preocupación.

Cada proceso de preinscripciones para educación básica que enmarca preescolar, primaria y secundaria, se convierte en auténtico calvario en el mes de febrero
Cada proceso de preinscripciones para educación básica que enmarca preescolar, primaria y secundaria, se convierte en auténtico calvario en el mes de febrero
(Foto: ACG)


Todos enloquecen en función de la demanda y la necesidad, todos, menos el auténtico responsable: el gobierno en cualquiera de sus niveles, que declara ostentosamente en los medios de comunicación que existen condiciones para que los niños o adolescentes en su totalidad sean aceptados en las instituciones porque es una obligación dar oportunidades por igual; es puro discurso pues sabemos del enorme déficit de centros escolares con carácter público que hacen falta ante el crecimiento de la población, especialmente infantil, por diferentes causas: por natalidad y también por migración de familias ante las nulas opciones que ofrece el medio rural o ante la amenaza del crimen organizado en diversas zonas de la entidad que obligan al desplazamiento; la mancha urbana crece y los servicios básicos empobrecen, los educativos no son la excepción.

En la capital michoacana, donde se ha concentrado la población, tal como en otras ciudades medulares del estado, se han construido gran cantidad de fraccionamientos. Por ejemplo, el caso de Villas del Pedregal, minita de oro del grupo Herso, que se ha apoderado de gran parte de ese territorio incrustado en la zona poniente de Morelia, construyendo auténticos “huevos” de casa en diversas etapas y ¡sólo ha edificado una escuela primaria! cuyo nombre es Centenario de la Revolución, de dos turnos, misma que por lógica no es suficiente para a la población, menos cuando hablamos de quince mil habitantes o más. ¿Qué ha provocado esto? Reproches de padres de familia a directores y maestros, en particular, por el reciente evento, en el turno vespertino, donde llegaron los papás a denunciar ante los medios de comunicación a la directora Aracely Méndez, quien se ha caracterizado por trabajar con ética e integridad en cada momento, de discriminación y presunta venta de espacios en la primaria, ¡nada más falso!; incluso los desesperados padres (porque están desesperados por lugares que no existen) la han amenazado con dañar parte de su patrimonio que representa una camioneta, amén de injurias contra su integridad física. Esta problemática pone en riesgo también a los otros profesores que laboran en dicho centro escolar. ¡Vaya conflicto! Todo por la podredumbre existente entre autoridades de gobierno con los poderosos empresarios de Herso. Nos explicamos:

Reiteramos, en Villas sólo han creado ¡una escuela primaria!, cuando se tiene la obligación de crear, mínimo, una por etapa y ya existen varias, más otra en progreso; eso sí ,tienen prometida otra desde hace tres años, misma que está funcionando en casas o espacios particulares con todos los riesgos, molestias y limitaciones pedagógicas que ello implica; por cierto, como los del grupo Herso se dieron cuenta de que fueron exhibidos por la maestra que funge como directora, se lavaron las manos diciendo que no construirán la escuela hasta que ella se vaya del lugar; mayor cinismo y complicidad no puede ser tolerado. Por lo tanto, si no existen aulas suficientes en las escuelas del fraccionamiento, ¿por qué atacar a los maestros?, ¿por qué poner en riesgo su integridad y prestigio?, ¿por qué romper la armonía en la comunidad cuando los genuinos culpables son autoridades y consorcio que forman parte del pulpo corruptivo, que día a día nos atrapa? Por cierto, en todo el fraccionamiento también construyeron un solo kínder que está viviendo conflictos parecidos.

Casos como el descrito se han multiplicado en otros lugares y escenarios. Aunque no únicamente se ven desprotegidos familias y docentes en nuevos fraccionamientos, situación semejante se experimenta en instituciones escolares de múltiples colonias de mayor arraigo donde también la población ha ido en aumento y las escuelas siguen siendo las mismas, tanto que los progenitores tienen que hacer filas y filas, incluso hasta dos o tres días antes de las tormentosas preinscripciones.

Existe otro problema ocasionado por las propias autoridades: éstas manifiestan que las cuotas escolares no son obligatorias, que no deben ser condicionantes para las inscripciones; no obstante, en la vida real no entregan recursos para la operación eficaz de los diferentes planteles; dicha situación también provoca desencuentros entre maestros y padres de familia.

Dos cosas deben ocurrir para ir sorteando estos indeseables sucesos:

Primero. El gobierno, en lugar de estar promoviendo leyes y acciones que trastocan a maestros y dañan al pueblo, deben cumplir con su compromiso de otorgar o facilitar una educación de calidad, con cobertura universal, con escuelas dignas para todos, destinando recursos para su manutención y dejar así que los padres de familia participen en la mejora de las instituciones para que se hagan corresponsables, pero en otra dimensión y en otra sintonía. Que no sean corruptibles ni cómplices de empresas constructoras, que las obliguen a consumar los compromisos implantados en los distintos proyectos y se realicen tareas permanentes de vigilancia y supervisión.

Segundo: que los padres de familia, en lugar de atacar y exhibir sin bases a directores o directoras, exijan a las autoridades que cumplan con su cometido, que no anuncien logros fantasma, que no inventen programas irracionales y a conveniencia cuando lo primero es ubicarse en la realidad, cuando la prioridad es solventar necesidades apremiantes, que presionen al gobierno y a las autoridades educativas en sus espacios de trabajo o donde quiera que se encuentren, a cumplir cabalmente y honestidad con las obligaciones que al llegar al poder contrajeron. El enfrentamiento entre sociedad y maestros simplemente fortalece la ineficacia, la ineptitud y la corrupción de políticos que sólo buscan el poder para enriquecerse y glorificarse.

Nelson Mandela advirtió: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, ¿por ello los gobernantes y aliados no quieren que nos eduquemos?

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas