Arturo Alejandro Bribiesca Gil
En el centenario de nuestra Carta Magna
Jueves 2 de Febrero de 2017
A- A A+

El próximo 5 de febrero se cumplen 100 años de la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la Constitución Política vigente en México. Texto constitucional paradigmático en su época por su alto sentido y contenido social. A un centenario de su difusión y a menos de tres meses de cumplirlo también de vigencia, es momento de considerar seriamente la necesidad de un análisis profundo que vaya más allá de la constante evolución que ha tenido, para llevarnos a una nueva versión de dicha carta fundamental, que respete sus bases, pero que la adapte a los nuevos enfoques jurídicos, técnicos, sociales y políticos del siglo XXI.

El planteamiento es un análisis profundo del amplio texto vigente, que permita depurarlo y así sea un texto exclusivamente de carácter constitucional
El planteamiento es un análisis profundo del amplio texto vigente, que permita depurarlo y así sea un texto exclusivamente de carácter constitucional
(Foto: TAVO)

No estamos planteando la necesidad de erigir un congreso constituyente ni la necesidad de una nueva constitución, aunque respetamos la visión de los neoconstitucionalistas. El planteamiento es un análisis profundo del amplio texto vigente, que permita depurarlo y así sea un texto exclusivamente de carácter constitucional, sin procedimientos, reglamentaciones y demás agregados que se le han hecho, que bien podrían ser materia de otras leyes secundarias.

En esencia, un texto constitucional, debe ser menos complejo y contradictorio, que sirva de base y constitución de un Estado y no como un compendio de reglas y procedimientos. Sin embargo, hoy día, en nuestra constitución existen disposiciones duplicadas, inconsistencias terminológicas, desequilibrios regulatorios, desorden y artículos que son prácticamente reglamentarios. Esta anarquía jurídica la ha convertido en un cuerpo normativo obeso y confuso.

La obesidad de nuestro texto constitucional (el segundo con más palabras del mundo, después del de India) sin duda ha demeritado el valor del rango constitucional. Entendemos que tanta adición a nuestra constitución ha nacido del interés del legislador de sacralizar ciertas reglas o conceptos, evitando así su constante modificación, lo que puede ser correcto desde el punto de vista político, pero no del de la ingeniería constitucional; por tanto, deben explorarse otras vías jurídicas que permitan dar fortaleza y seguridad a determinadas normas o procedimientos, sin trivializar nuestra carta fundamental. Una de estas vías es la incorporación a nuestro marco jurídico de una Ley de Desarrollo Constitucional.

La Ley de Desarrollo Constitucional, es una ley de jerarquía superior al resto de las leyes ordinarias, solo por debajo de la Constitución, que requiere al igual que esta de mayoría calificada para su modificación, claro, sin la necesidad del constituyente permanente. En términos simples podríamos decir que esta Ley de Desarrollo Constitucional complementa, reglamenta o desarrolla las bases constitucionales, dejando la profundidad normativa a las leyes orgánicas o de la materia del caso concreto. Este tipo de leyes ya operan en países de Europa y América latina.

Es importante señalar que este tema ha sido ampliamente desarrollado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, que ya realizó una trabajo de revisión técnica del texto constitucional para la Cámara de diputados, que lo reordena y depura, para hacerlo más claro y accesible a la lectura. En la red puede encontrarse fácilmente el texto reordenado, así como el proyecto de Ley de Desarrollo Constitucional, que puede verse con una extensión del texto fundamental.

En conclusión, nuestro país requiere una constitución depurada, reordenada y consolidada que nos permita caminar de su mano otros 100 años más. Creo firmemente que este 2017 podría ser el año ideal para la realización de esa labor, la cual sirviera también de ejemplo para las entidades del país y sus respectivas constituciones locales.




Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano