Alma Gloria Chávez
LXXVIII Aniversario del INAH
Sábado 28 de Enero de 2017
A- A A+

La fundación del Instituto Nacional de Antropología e Historia se remonta al año 1938, cuando el general Lázaro Cárdenas del Río, entonces presidente de la República, consideró la posibilidad de que se obtuvieran mejores resultados en las labores del gobierno federal en cuanto a la conservación de los monumentos nacionales y para el estudio y comprensión de los grupos originarios del país, llevando a su gobierno a presentar ante el Congreso de la Unión una iniciativa tendiente a crear un organismo con personalidad jurídica propia y que además contará con recursos suficientes para llevar a cabo funciones como:

1- La exploración de las zonas arqueológicas del país.

2- La vigilancia, conservación y restauración de monumentos arqueológicos, artísticos e históricos de la República.

3- Investigación en la amplia gama del legado patrimonial.

4- La publicación de obras relacionadas con lo anteriormente mencionado.

5- Todas las demás que las leyes de la República le confiera.

Al ser tomada en cuenta esta iniciativa, mediante ley fechada el 31 de diciembre de 1938 y promulgada el 3 de febrero de 1939, se propició la creación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como parte de la Secretaría de Educación Pública.

Desde entonces, el patrimonio del INAH quedó conformado con los bienes y recursos que el Estado le señaló, es decir, con las asignaciones presupuestales que el gobierno federal se obligó a proporcionarle anualmente con los productos de las cuotas por visitas a los monumentos, zonas y museos; venta de publicaciones y otros servicios, y por los bienes que adquiera por herencia, donación o cualquier otro título.
El instituto se formó además con los elementos que habían correspondido al Departamento de Monumentos Arqueológicos, Históricos y Artísticos del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía de los demás museos que tenía a su cargo la Secretaría de Educación Pública.

Por disposición de la Ley Orgánica, el Departamento de Monumentos se dividió en dos ramas principales, constituyéndose así la Dirección de Monumentos Coloniales. El Museo Nacional se desconcentró y dio lugar a la formación del Museo Nacional de Historia, ubicado en una parte del Castillo de Chapultepec; los otros museos que se integraron fueron los regionales de Oaxaca y Jalisco, además del de Artes Populares de Pátzcuaro, Michoacán.

El primer director de la institución creada en 1938 fue el licenciado Alfonso Caso Andrade, distinguido catedrático de arqueología de México, a quien se deben las exploraciones de Monte Albán, en Oaxaca. El arquitecto Ignacio Marquina, el señor Jorge Enciso y el doctor Daniel Rubín de la Borbolla formaron parte de ese primer equipo de trabajo que asumió, desde entonces, el compromiso ante la nación de custodiar, investigar y difundir el legado patrimonial creado por los mexicanos.

En Michoacán recordamos con gratitud al maestro Julio César Olivé Negrete, al arquitecto Eduardo Pareyón, al doctor Román Piña Chan y a don Guillermo Bonfil Batalla, así como en Pátzcuaro reconocemos la participación de don Rodolfo Ayala, del maestro Salvador Solchaga González y doña Refugio Cerda, quienes acompañaron la creación del Centro INAH en el estado.

Actualmente los fines del INAH no se han alterado, pero sí han cambiado las condiciones ecológicas, económicas, políticas y culturales que intervienen en la conservación del patrimonio cultural. Ante los nuevos desafíos que hoy se presentan el instituto no puede limitarse a prohibir o condenar los efectos que esos procesos producen al patrimonio cultural. Entonces, para que su acción sea realmente efectiva, ha debido actuar junto y unido a los agentes que los promueven: los municipios, los gobiernos estatales, las diversas entidades de la administración pública, la iniciativa privada y las asociaciones civiles.

La labor del instituto en los últimos años, también se ha traducido en la instrumentación de leyes y reglamentos tendientes a garantizar una mejor protección a nuestro legado patrimonial, así como en su decidida intervención para la firma de tratados y convenios con otros países para prohibir e impedir la importación, exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales de cualquier índole.

Actualmente, con la reciente creación de la Secretaría de Cultura (2016), el INAH dejó de formar parte de la Secretaría de Educación Pública y ha sido adscrito a esa nueva institución federal que se encuentra en un proceso de estructuración administrativa y organizativa, ante lo cual los trabajadores permanecemos atentos y vigilantes con el firme propósito de evitar el debilitamiento o la pérdida de los cimientos nacionalistas que le han dado origen y sustento en estos 78 años.

Hoy el reto del Instituto Nacional de Antropología e Historia y de todos los mexicanos comprometidos con el resguardo del patrimonio cultural es impedir que en aras de una apertura “moderna y globalizadora” avancen las políticas de privatización que arrebatarían al pueblo mexicano el legado único e irremplazable que nos identifica ante la humanidad.

Como trabajadores del INAH en Michoacán invitamos a la participación activa de toda la sociedad para construir propuestas adecuadas que respondan a los nuevos tiempos y hacer de nuestros espacios patrimoniales (museos, edificios y sitios históricos, así como zonas arqueológicas), lugares de promoción y reflexión; de diálogo respetuoso y sereno, con objetivos claros, que nos permitan transitar por el camino del conocimiento y verdadera apropiación de nuestro patrimonio cultural, teniendo en mente que “manos mexicanas lo hicieron: manos mexicanas lo cuidan, lo divulgan, lo custodian y lo defienden”.

Los trabajadores del INAH (administrativos, técnicos, gestores y manuales) Sección Michoacán formamos parte ahora del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura. Nueva etapa y nuevos retos para nuestra organización sindical.

Sobre el autor
Alma Gloria Chávez Castillo. Oriunda de Pátzcuaro, realizó estudios formales en el lugar. Por interés personal complementó su formación con actividades artísticas como la pintura, la danza, el teatro y la pantomima. Su vocación de servicio le ha llevado a promover o insertarse en espacios culturales orientados a niños/as y jóvenes. Ha sido colaboradora fraterna con organizaciones indígenas de la región a través de espacios radiofónicos y prensa escrita. Promotora de lectura y cuenta-cuentos, fundadora y activista de grupos de mujeres, vive anhelando una sociedad libre de violencia.
Comentarios
Columnas recientes

Día internacional de la paz

Mujeres disidentes

De las crónicas del lago

Fecha para adultos mayores

Proyectos contra la vida

La cultura: un derecho esencial

Turismo y cuidado del entorno

Contando y recordando

Entre costuras

A ejercer ciudadanía con responsabilidad

Apuntes para una historia

Construir la democracia

El maque y su decoración

Soy el museo de Pátzcuaro

Maternidad: desde adentro

La cruz: símbolo a través del tiempo

Festejo por los libros, sus autores y lectores

Un 19 de abril de 1940

Cuando se siembran ideales

Rituales de la Semana Mayor

Ofrenda para Itsii (agua)

La utopía quiroguiana

Buscadoras de vida

Dos maestros reflexionan

Violencia entre adolescentes

Metalurgia en Michoacán

Envejecer con dignidad

Dar sentido a la vida y a la muerte

Cuidar o atender a otros

Festejos de tradición

Atentar contra la seguridad

Los diarios de María Luisa Puga

Nombrar es crear

Sida, cuando el diagnóstico es tardío

25 de noviembre: ¿por qué esta conmemoración?

Mis recuerdos de Teresita

Un guardián del lago

Defensa de la Madre Tierra

Un panteon peculiar

Hambre en el mundo

Recuerdos de un 2 de octubre

Hablemos de un hombre honrado

Cuando la naturaleza grita

La Coalición Nacional de Jubilados Pensionados

Desapariciones forzadas en México

Ejemplos sindicales

Cuando de educación se habla

Pueblos originarios

Ejercitar la ciudadanía

Violencia colectiva

Seguridad ambiental

Sobrevivir la adolescencia

La medicina de la naturaleza

Medio ambiente: nueva visión

Nuestra salud, nuestro derecho

Por el día de los museos

Maternidad desinformada

Por la cruz, a la luz

Hablar de “indianidades”

Altares para La Dolorosa

Trabajadoras del hogar

Aqua sum, agua soy

Ecología integral

Mujeres, pequeños testimonios

Francisco J. Múgica: un documental

Con perspectiva de género

Los toritos en tierra purépecha

Una auténtica “bolsa de valores”

LXXVIII Aniversario del INAH

Por el camino de la ética

Quien ama al árbol respeta al bosque

Pastorelas en Michoacán

El tiempo: medida de hombres

Nana Iurixe

Día Internacional de Lucha contra el Sida

Nombrar es crear

El respeto a las diferencias

Morir por mano propia

Celebración a nuestros difuntos

Nivel educativo, a la baja

De alta peligrosidad

ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial

Día del Maíz

Nuestro derecho a la cultura

Infamias globalizadas

Educacion para la paz

Esfuerzo, disciplina y amor

Maravillosamente: mujeres

Aprendiendo de los oficios

El pensamiento del doctor Bach

Fiesta de los Oficios

El trabajo del hogar

Jornadas de Peritaje Antropológico

Alerta de Género: consideraciones

Defender la educación

Gastronomía

Feminicidio

Día Mundial del Medio Ambiente

La salud de la mujer

Celebremos la diversidad cultural

Para quien educa

Mujer y madre

Día del Libro y la Rosa

Elenísima

Hombre de probidad

Trabajadoras/es de lo invisible

Ser mujer… Y no quedar en el intento

Amnistía Internacional: 45 años

Diálogo interrumpido, acuerdos incumplidos

El palacio de Huitzimengari

El palacio de Huitzimengari

Jorge Reyes: Siete años

Viejos rituales, nuevo ciclo

Desapariciones en Mexico

La inaceptable violencia

Desde tierras orientales

La medida del tiempo

Los Nacimientos en México

Cuando la fiesta es un ritual

Campaña “16 días de activismo”

Defender nuestro legado cultural

El hostigamiento es sinónimo de violencia

Mario Agustín Gaspar

Tributo a la vida a través de la muerte

Discriminacion

Votamos y participamos

Recordando a doña Caro

Para una cultura de paz

Caminos hacia la paz

Cuando una mujer disiente

En recuerdo de Palmira

Abuso de la cesárea

Abuelas (anecdotario mínimo)

De raíz p’urhé

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Celebrando el XV Aniversario de Decisiones

Territorio de volcanes

Cherani K’eri

Gobiernos incluyentes

Ejercer ciudadanía con democracia

La salud: cosa nuestra

La salud: cosa nuestra

Defender recursos naturales

Ser maestro y no quedar en el intento

Maternidad adolescente

Galeano: siempre recordado

Talleres artesanales en el Museo de Pátzcuaro

“Fue niña”

Al Quds: Jerusalén

Trabajadoras del hogar