Arturo Alejandro Bribiesca Gil
Inminente reducción del Congreso de la Unión
Jueves 19 de Enero de 2017
A- A A+

En días pasados, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión presentó una iniciativa que pretende reformar diversos artículos de la Constitución Política federal con el fin de reducir de 500 a 400 el número de legisladores en la Cámara de Diputados y de 128 a 96 en el Senado de la República. Tanto los 100 diputados como los 32 senadores que pretenden eliminar corresponderían a los coloquialmente llamados plurinominales.

“La reducción de legisladores sería un acto de congruencia y de sensibilización con la sociedad mexicana dado el impacto económico de ahorro que esto traería.”
“La reducción de legisladores sería un acto de congruencia y de sensibilización con la sociedad mexicana dado el impacto económico de ahorro que esto traería.”
(Foto: Carmen Hernández )

Entre los diversos argumentos señalados por el grupo parlamentario del PRI en favor de su iniciativa están los siguientes:
La propuesta “contribuirá a fomentar el ahorro del gasto público, a facilitar los acuerdos, a trabajar con mayor eficiencia y, sobre todas las cosas, a responder a una demanda que por años ha expresado la ciudanía sobre el extenso número de legisladores.

“La reducción de legisladores sería un acto de congruencia y de sensibilización con la sociedad mexicana dado el impacto económico de ahorro que esto traería.”

Como podemos apreciar, son tres los argumentos torales de la propuesta: ahorro, eficiencia y clamor popular. El ahorro es obvio e inmediato de tomarse la medida, el tema de la eficiencia puede ser un poco subjetivo, aunque comulgo con la idea de que con el adelgazamiento lo que se pierde de representación se gana de eficiencia y eficacia. Respecto al clamor popular, creo que sobra abundar en el tema, si la gente decidiera, hoy día y bajo las circunstancias que vivimos, suprimirían a todos.

Sobre la eliminación de los senadores plurinominales no vislumbro mucho debate, la mayoría coincide en que su representación es innecesaria ya que sin dichos legisladores cada estado tiene la misma representatividad y se evita la sobrerrepresentación que hoy día se da. Sólo Michoacán tiene seis senadores. Por lo que ve a la eliminación de 100 diputados plurinominales, considero correcta la apreciación y determinación ya que no elimina el principio de representación proporcional que en mucho abona al trabajo legislativo, reduciéndolo solamente, dando así una salida salomónica ante detractores y defensores.

Es importante señalar que no es la primera vez que se presenta una iniciativa de este tipo. En el último lustro diversas iniciativas con pretensiones similares han sido presentadas tanto por el mismo PRI como por el PAN, el PRD y otros. Lo interesante y plausible de la iniciativa del PRI, es el momento en que se presenta. Las condiciones actuales permiten predecir que esta vez no quedará el tema en foros y comisiones legislativas, por lo que estamos ante una inminente reducción del Congreso de la Unión.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano