Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal
Lunes 9 de Enero de 2017

Yo me llamo Arcadio Hidalgo, soy de nación campesino, por eso es mi canto fino, potro sobre el que cabalgo; hoy quiero decirles algo: bien reventado este son, quiero decir con razón la injusticia que padezco causa de la explotación. Un ventarrón de protesta soñé que se levantaba y que por fin enterraba a este animal que se apesta, que grita como una bestia en medio de su corral, que nos hace tanto mal Y nos causa gran dolor, nos chupa nuestro sudor Y hay que matarlo compadre. Décimas de don Arcadio Hidalgo a ritmo de fandanguito (1893-1985)

A- A A+

Ahora todos los partidos políticos, salvo el PRI, repudian el gasolinazo. El resto de los partidos coinciden y repudian el aumento a la gasolina, sean los de derecha, centro o izquierda, lo mismo da, todos cobran y se despachan con la cuchara grande millones de pesos para financiar los sueldos a sus precandidatos y sus respectivas burocracias.

Muchos de los partidos políticos exigen la salida de Enrique Peña Nieto, quizá el presidente con menos aprobación por parte de la población desde 1917
Muchos de los partidos políticos exigen la salida de Enrique Peña Nieto, quizá el presidente con menos aprobación por parte de la población desde 1917
(Foto: Cuartoscuro)

Ahora sí, todos pretenden engañarnos con sus explicaciones sobre las razones, repercusiones y rechazo al gasolinazo, pero ninguno se va a la raíz del problema: el capitalismo neoliberal. ¿Alguno de ellos se ha atrevido siquiera a mencionarlo?

Muchos de los partidos políticos exigen la salida de Enrique Peña Nieto, quizá el presidente con menos aprobación por parte de la población desde 1917. ¿Algo se lograría sacando a Peña de Los Pinos? La respuesta salta a la vista regresando la mirada a la historia. Sólo se ha cambiado de presidente; los amos, los dueños del dinero, siguen siendo los mismos.

Ampliando la mirada



A mediados del siglo pasado, en casi toda América, vinieron los golpes de Estado por los militares, orquestados desde Estados Unidos. Miles de muertos, desaparecidos, encarcelados, exilados. Años después, tras el fracaso económico de los militares dictadores (gorilas, se les decía por aquel entonces) como Pinochet, Videla, Stroessner, Banzer y otros no menos sanguinarios, regresó la “normalidad”. El imperialismo yanqui soltó las riendas y permitió el regreso de los civiles al poder, todos los presidentes se “palomeaban” en la Casa Blanca de Estados Unidos (aclaro, la de Estados Unidos para que no se imaginen que la de Las Lomas de Chapultepec). Así regresaron algunos de los beneficios perdidos durante las dictaduras militares, incluso Estados Unidos permitió gobernar a presidentes de “izquierda” como Lula, Evo, Correa, los Kirchner, Mujica, Ortega (algunos ahora enfrentan cargos por enriquecimiento ilícito, pues esposas, hijos y parientes cercanos se han enriquecido explicablemente). El poder centralizado corrompe las venas, dirían los zapatistas. Los pueblos originarios de América siguen sufriendo la represión, el despojo, la explotación y el desprecio.

Bastaría con recordar cómo las luchas de los trabajadores a mediados del siglo pasado en la mayoría de los países del mundo, lograron la jornada de ocho horas (en algunos de ellos jornadas menores y de cinco días), el derecho a la huelga, a la salud, la educación y la seguridad en el empleo. Hoy en casi todo el mundo las condiciones para los trabajadores han retrocedido perdiendo las conquistas logradas. La inseguridad en el empleo se ha hecho cotidiana, el out sourcing es una realidad, jornadas por horas o mayores de ocho horas sin pago de horas extra, sin ninguna prestación, el seguro de salud se reduce en su cobertura, la educación se privatiza. ¿Sirvieron de algo los miles de muertos, desaparecidos, encarcelados?

En Europa, en España, Francia, Italia, la izquierda estuvo a un ápice de ganar las presidencias en sus países; ahora han sido reducidos a pequeñas sectas aisladas de los trabajadores.

Hoy los trabajadores de la ciudad y del campo hemos perdido lo arrebatado con sacrificios y con sangre a los dueños del capital. Las condiciones de vida de los pueblos originarios se han precarizado. El capitalismo nos ha regresado a donde estábamos antes de los años 70 del siglo pasado.

Las cuatro ruedas del capitalismo (represión, explotación, despojo, desprecio) descritas por los zapatistas siguen imponiendo su verdad.

México en una pincelada



Después de la revolución de 1917 en México, la Constitución puso límites a la propiedad de la tierra, se comenzaron a repartir algunos latifundios entre los peones de las haciendas, se crearon los ejidos, la jornada de ocho horas, los sindicatos, el derecho a huelga, la educación pública gratuita, la creación del Seguro Social, la expropiación de ferrocarriles, puertos, aeropuertos, carreteras, electricidad y las condiciones de los trabajadores mejoraron parcialmente. La época no estuvo ausente de la represión por parte de los gobiernos de Adolfo López Mateos y Adolfo Ruiz Cortines hacia maestros, ferrocarrileros, médicos y estudiantes.

Ante el auge de la lucha de los trabajadores de la ciudad y el campo por lograr mejores condiciones, vendría la cerrazón del gobierno respondiendo con la represión de 1968. Estados Unidos no tuvo la necesidad de imponer un gobierno militar, le bastaron dos asesinos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría, para cumplir la misión de acallar las protestas con base en miles de asesinados, desaparecidos, encarcelados, exilados y cooptados (eufemismo de corrompidos).

Después de la represión de 1968 surgieron grupos guerrilleros en diversos lugares del país, la insurgencia sindical comenzó a despertar, los trabajadores consiguieron pequeños avances en las condiciones de trabajo. Surgieron en la contienda electoral además del PRI y PAN (y sus satélites), el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), que aglutinó a comunistas, socialistas y progresistas. Posteriormente vendrían el Partido de los Trabajadores y el de la Revolución Democrática, conformados por ex priistas, comunistas, socialistas y demócratas. Ahora Movimiento Regeneración Nacional (Morena), al igual que el PSUM, aglutina a ex priistas, ex comunistas, ex perredistas, socialistas y demócratas. ¿Alguno de ellos ha dicho que el capitalismo neoliberal sea el responsable de las condiciones que sufren los pueblos originarios, los trabajadores de la ciudad y el campo? Sólo piden aspirinas para el dolor de cabeza.

Gasolinazo en Morelia



El sábado, diversas organizaciones convocaron a una marcha en repudio al gasolinazo; se convocaron en el Monumento a Lázaro cárdenas a las 10:00 de la mañana. La marcha dio inicio a las 11:30 con algunas discrepancias. Los convocantes se manifestaron en contra de la participación de los partidos políticos que, como es su costumbre, se “montan” sobre las demandas ciudadanas. El recorrido fue hasta Las Tarascas, regresando al Palacio de Gobierno, donde se repitió la consigna de “fuera partidos políticos”. ¿Comenzaremos a despertar y comprender que en el mundo todos los partidos políticos han traicionado a sus orígenes?, ¿hay algún contraejemplo?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?