José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
La oralidad en 2017
Sábado 31 de Diciembre de 2016
A- A A+

La reforma constitucional federal en materia penal promulgada en junio del año 2008 fue puesta en marcha en todo el país en septiembre de este año, con lo que quedó instaurado el Sistema Penal Acusatorio Adversarial y con ello la oralidad en nuestro sistema jurídico penal, aun cuando esta es la materia que tiene mayor impacto en la opinión pública. También otros derechos que están adoptando a la oralidad como un método para ofrecer un servicio que abrevie los tiempos en los procedimientos y otros más en los que ya existía se están haciendo los ajustes necesarios para dinamizarlos aún más como está ocurriendo con el derecho del trabajo, a propósito de la justicia cotidiana como denominó el Estado a una serie de reformas que van tomando forma.

En nuestro país la oralidad no es nueva, se practicaba entre los grupos prehispánicos
En nuestro país la oralidad no es nueva, se practicaba entre los grupos prehispánicos
(Foto: Especial)

En nuestro país la oralidad no es nueva, se practicaba entre los grupos prehispánicos, pero la conquista por parte de los españoles trajo el sistema con base en pruebas; por tanto, registros, y por ende, el derecho escrito. A pesar de ello, en la primera Ley Federal del Trabajo, que fue la de 1931, se contempla la oralidad en la tramitación de los procedimientos laborales, la que en su exposición de motivos señalaba que en muchas de los conflictos obrero-patronales es el propio trabajador el que hace valer la defensa de sus derechos, situación que quedó plasmada en el artículo que establecía, en caso de conflicto o diferencias que deba conocer una Junta de Conciliación el patrón o trabajador acudirán por comparecencia, pudiendo hacerlo también por escrito, la comparecencia implicaba que se le escuchará al jornalero, de ahí que no obligaba a formalidad alguna sólo al uso de la palabra, abundando en la oralidad la legislación en comento señala en el artículo que regula la conciliación, “que las partes expresarán de palabra todo lo que a sus respectivos derechos convenga”, sigue diciendo el numeral de referencia que la Junta procederá a avenir a las partes, es decir que les pedirá un dialogo –oralidad– buscando la solución del conflicto, y sí éste no concluía por convenio las partes, comparecían a la audiencia de pruebas y ofrecerían cada una las que aportaran sustento a los hechos fijados en la demanda y su contestación. Lo anterior implicaba una intervención –oral– de cada una de las partes, y así, sin proponérselo, sólo con el ánimo de permitirle a las partes la facilidad para acudir a la autoridad de trabajo, surgió la oralidad en materia laboral, la que prevalece en la ley vigente.

En 1992, el artículo 27 constitucional fue motivo de una reforma, dando paso a la judicialización de los asuntos agrarios por tribunales especializados a los que pueden acudir los campesinos en forma escrita o por comparecencia, haciéndole del conocimiento verbalmente al Tribunal Unitario Agrario en caso de acudir personalmente su sentir, el que está obligado a plasmar en un escrito lo que se trasforma en demanda, de la misma manera la parte en contra de la que se interpone la acción agraria puede acudir a la audiencia –de contestación y ofrecimiento de pruebas–, la que a través de su comparecencia podrá dictar la contestación de demanda; por tanto, ambos contendientes tienen derecho al uso de la palabra, prevaleciendo también en esta materia la oralidad, desde hace casi 25 años, con el énfasis de que se adoptó a semejanza del sistema norteamericano las salas de oralidad, cosa que no sucedió en materia de trabajo. Quizá por ello las juntas de Conciliación parecen un “mercado” dada la intervención oral en todas las juntas especiales que funcionan en una sola oficina.

De cuño más reciente encontramos la oralidad en materia mercantil para asuntos de cuantía menor a 500 mil pesos, considerando que este derecho se presenta en la oralidad con asuntos de poca monta, si tomamos en cuenta que la cantidad de transacciones económicas que se mueven en nuestro país teniendo como garantía títulos mercantiles son tratos comerciales con cantidades por encima del medio millón de pesos. El código de comercio –hablando de la oralidad– señala que se deberán respetar los principios de publicidad, igualdad, inmediación, contradicción, continuidad y concentración, en la tramitación del procedimiento oral; el código de la materia establece que las promociones de las partes deberán formularse oralmente durante las audiencias, con lo que se pone el acento en la oralidad, lo que se corrobora en el artículo que establece que el juez expondrá oralmente y de forma breve los fundamentos de hecho y de derecho que motivaron su sentencia.

Finalmente, también la materia familiar se une a la tendencia a la oralidad en el derecho y a partir del 26 de septiembre del año que expira, en todo el estado algunos conflictos familiares serán tramitados de manera oral –divorcio sin expresión de causa, investigación de la paternidad o maternidad, así como el desconocimiento de estas dos acciones, pérdida o suspensión de la patria potestad–, sus audiencias serán privadas, es decir que sólo las partes podrán comparecer en la audiencia, pudiendo ser públicas cuando a criterio del juez sea estrictamente necesario y no perjudique intereses de menores de edad o de algunas de las partes. Está prohibido durante las audiencias utilizar sistemas de reproducción técnica –telefonía, grabación o videograbación.

A manera de conclusión, los procedimientos penal, mercantil y familiar contienen la impronta de la oralidad y quedan videograbadas sus audiencias para dar fe de la realización de las mismas. El laboral y agrario sólo por la práctica deducimos que son juicios orales, es decir que sin tener la denominación de origen sus procedimientos son orales; sin embargo, la totalidad de los procedimientos abordados siendo orales sus procedimientos todos contiene una parte escrita, pero el elogio a la oralidad se debe a la economía en el proceso, por el ahorro en tiempo en la integración de los expedientes y en la resolución de los mismos. Oralidad que estará funcionando plenamente en 2017.

Amable lector, que tenga una buena salud en el año que está por comenzar.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad