Rafael Calderón
Alfonso Reyes o la Grata compañía
Martes 27 de Diciembre de 2016
A- A A+

Alfonso Reyes
Alfonso Reyes
(Foto: Especial)

Para continuar explorando la huella perdurable de Alfonso Reyes y conocer el legado de su prosa, me propongo recordar títulos como Grata compañía, Pasado inmediato y Letras de la Nueva España. Es un periodo por demás interesante de sus reflexiones críticas. Estos contienen el sabor celebratorio de obras y autores. En el primer caso reanuda su viejo diálogo con literaturas europeas, en el segundo donde registra un texto precioso de la época de su formación intelectual y del ambiente de su generación, de la que habrán de surgir notables escritores; en el tercero dibuja un panorama de la literatura de época de la Conquista y los albores de la Independencia mexicana. Todo esto permite invocación la pluma del poeta y traductor, recordar que abarca la literatura de los antiguos griegos, llegar a Homero con su obra Ilíada, la que traduce hasta el rapsoda IX y termina publicándola con un título bellísimo (La Ilíada de Homero: traslado de Alfonso Reyes. Primera parte: Aquiles agraviado).

Y bueno, reconocer que tiene esa suerte del maestro que enseña y transmite el conocimiento. Percibimos en sus anotaciones y disertaciones sobre Pedro Henríquez Ureña y Justo Sierra la revisión justa y necesaria; satisfactoria es la lectura que realiza de Chesterton, que además traduce para nuestra lengua, y se percibe el hombre de letras que está presente y sin perder de vista la tradición de éste en su contexto de pensador inglés y hombre de letras en la Europa de su tiempo. Al leer estos párrafos destinados a rendirle homenaje sabemos que habla de un hombre de su tiempo, contemporáneo suyo, y recuerda que dio una batalla singular en su idioma.

Otro dato sobresaliente es la semblanza de Genaro Estrada: es el mexicano que genera renacimiento en las letras mexicanas y si no hubiera compartido lo que fue siempre dispuesto a apoyar causas en donde él quedaba relegado, en la sombra, apenas visible, tendríamos que rehacer –por ejemplo– la historia de la revista Contemporáneos. Sabemos por Reyes estos datos que ya son de la historia literaria. Nos dice en su reflexión que es a veces recuento y síntesis de su escritura donde éste fue parte de un dialogo fluido, constante y es dominado por las pasiones y por el eco de su presencia perdura entre la amistad y esa lectura consciente de su tiempo.

Por eso las páginas de Pasado inmediato sirven para ubicar la reacción del tiempo y aborda la obra de Unamuno y terminar reconociendo el lugar que el mexicano ocupa en su etapa española; Grata compañía es resultado de la cordillera española, el reconocimiento a ese legado cultural y por consecuencia de su propia consolidación intelectual como su estudio sobre el gongorismo y su firme convicción para que el poeta cordobés fuera estudiado con ahínco y rigor; Reyes es dado a las novedades y en sus estudios tiene el acierto de redescubrir autores y obras y por ese periodo madrileño y escribe su poema dramático más personal, el que representa su altura poética, me refiero a Ifigenia Cruel.

Por esto es normal que se preocupe por el pensamiento de Unamuno o extienda en páginas brillantes sobre Steveson y destacadamente sobre Chesterton. Sólo así podemos llegar al plano más fundacional de su elevada configuración de hombre de su tiempo, reconocer esa realidad del diálogo que mantiene con sus contemporáneos europeos y americanos o volviéndose al pasado mexicano y opine de autores más allá de su generación. Se introduce por las letras de la Nueva España y desentraña una parte de ésta y dejar sentir el resultado de sus reflexiones.

El resumen inquieto y brillante está en El reverso de un libro (memorias literarias). Escribe sobre la etapa de su vida en España: ahí sintetiza su revisión de los clásicos castellanos y significativamente la importancia de la poesía de Góngora. Al nombrar poetas y escritores invita a leerlos o descubrirlos, y remite a la obra de Lope de Vega, Quevedo y el Libro de buen amor y hace presente su capacidad para invitar a la lectura con la libertad del creador, el hombre disciplinado por la búsqueda que va más allá de las fronteras del territorio donde vivió una temporada que en sí es su infierno, su gloria y el paraíso. Su condición de ensayista, Alfonso Reyes remite a la cultura, el idioma y su sentido crítico y erudito no pasará desapercibido. Ante todo es un humanista que brilla por su condición de poeta, traductor y ensayista de primer orden en la lengua española.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío