Estrellita M. Fuentes Nava
¿Aires de esperanza para la agenda ambiental?
Viernes 2 de Diciembre de 2016
A- A A+

Una de las agendas cruciales que se trastocarán a partir de la era Trump será sin duda la ambiental, y no sólo por su ratificación o no de los acuerdos de París en materia de cambio climático.
Una de las agendas cruciales que se trastocarán a partir de la era Trump será sin duda la ambiental, y no sólo por su ratificación o no de los acuerdos de París en materia de cambio climático.
(Foto: Cuartoscuro)

El mundo observó con suma atención los resultados de las pasadas elecciones en Estados Unidos, y desde entonces los análisis y prospectivas han dado (y seguirán dando) material para amplio debate, toda vez que el hilo del destino de millones está dependiendo de ello.

Una de las agendas cruciales que se trastocarán a partir de la era Trump será sin duda la ambiental, y no sólo por su ratificación o no de los acuerdos de París en materia de cambio climático, sino también por la alineación y el financiamiento hacia la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD), en la que Estados Unidos es uno de los principales países donantes y que incide en gran medida en la implementación de programas de protección ambiental en los países catalogados como “en vías de desarrollo”.

Estas elecciones coincidieron con el inicio de los trabajos de la Conferencia 22 de las Partes para el Cambio Climático de la ONU (COP 22, celebrada del 7 al 18 de noviembre), en la que los líderes de las naciones, reunidos en Marruecos, lanzaron un mensaje muy claro: con o sin Estados Unidos seguiremos adelante.

Y es que el discurso incendiario para conquistar al elector por parte del que será el próximo presidente de aquel país del norte puso en jaque a los ambientalistas al fijar una postura de negar la existencia del cambio climático y decir que retiraría a su país de los acuerdos de París.

Sin embargo, el pasado martes 22 de noviembre Trump se reunió en un almuerzo con los editorialistas del periódico The New York Times (pareciera bajo un esquema de lo que en México conocemos como “operación cicatriz”), y llamó la atención porque matizó su discurso sobre varios puntos, incluyendo el de cambio climático.

El periodista y escritor estadounidense Thomas Friedman (Premio Pulitzer y autor del libro El mundo es plano) nos comparte sus impresiones de esta reunión, así como la sorpresa que le provocó Donald Trump con sus respuestas:

“Cuando se le preguntó cuál era su posición sobre el tema del cambio climático, que en el pasado había desechado por tratarse de un engaño, y el Acuerdo de Reducción de Emisiones de París que encabezó Estados Unidos en diciembre pasado, el presidente electo no vaciló ni un segundo: ‘Lo estoy analizando muy de cerca... Tengo una mente abierta en torno a ello. Vamos a revisarlo muy cuidadosamente. Usted puede hacer un montón de casos desde diferentes perspectivas... Le diré esto: El aire limpio es de vital importancia. El agua limpia, el agua cristalina es de vital importancia’.

“¿Cree usted que el cambio climático es causado por la actividad humana? ‘Creo que hay algo de conexión’, respondió Trump. No está claro ‘cuánto’, y lo que hará al respecto ‘depende de cuánto le va a costar a nuestras empresas’. Trump dijo que estudiaría el tema ‘muy duro’ e insinuó que si después estudiarlo tuviera que moderar sus puntos de vista, su voz sería influyente ante los escépticos del clima”.

Este solo mensaje pareciera que le da una bocanada de aire a la de por sí deteriorada agenda ambiental, toda vez que los analistas temen que si Estados Unidos se retirara de la mesa de las negociaciones de cambio climático, algunas naciones clave más lo seguirían.

Además, este país emitió 5.8 mil millones de toneladas de CO2 en 2013, por lo que está considerado como uno de los más contaminantes junto con China, India, Rusia, Japón y Alemania. Ante ello el, presidente Obama comprometió la reducción de estas emisiones en un 28 por ciento menos que lo niveles de 2005 rumbo a 2025.

Los acuerdos de la reciente cumbre de Marruecos establecieron un nuevo pacto, la denominada Proclamación de Acción por el Clima y el Desarrollo Sostenible de Marruecos, en cuyo contenido se comprometen a promover antes de 2020 acciones para frenar el calentamiento global y responder a las necesidades de países en vías de desarrollo.

También acordaron aumentar progresivamente, tras el año 2020, los 100 mil millones de dólares de fondos públicos y privados que se destinarán anualmente para la financiación climática a países en desarrollo y pobres.

Más allá de la efectividad o no del sistema de la ONU para ponerle freno a esta despiadada carrera hacia la destrucción del planeta, lo cierto es que Estados Unidos juega un papel relevante en ello, por lo que muchos de nosotros hacemos votos para que el próximo presidente Trump así lo perciba. Y como concluye Friedman, “permanezcamos sintonizados”.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Los millones del PEF 2018 ¿hacia dónde?

De la muerte y sus ironías

Ecos de Rusia de ayer y hoy

Los cuatro jinetes del Apocalipsis en la agenda ambiental

Del feng shui a los Atlas de Riesgos

Los dos Méxicos

El costo de no invertir en el agua en México

In the name of dog

El otro México

Controlar lo incontrolable: del reino de la TV al Smartphone

La doble cara de la minería en México

Una mirada al agua con ojos de mujer

Viejo PRI, ¿nuevo PRI?

El mito que se desmorona

Adiós a Barbie

Una vida entre perros

El valor de lo simple y ordinario

Fanta elecciones

El Inlakesh del agua

Voces de conciencia por el Lago de Cuitzeo

Movilidad social y discriminación en México

El reto de ser hoy municipio en México

El gran reto del agua desde lo local

Crisis del Estado y gobernanza

Más gorditos para 2030

La discriminación por el agua en México

De juniors, mirreyes y lords

#SiMeMatan

Planear sosteniblemente a México

Mundo millenial

La sonrisa de Duarte

¿Qué tienen en común United y Michoacán?

¿Un nuevo orden internacional?

De la mediumnidad al New Age en la clase política mexicana

¿Por qué desperdiciar agua?

¿Cómo medir la salud mental de los líderes políticos?

La vía de las mujeres en México y el mundo

El paradigma del gobierno del agua en México

El modelo de hidro-diplomacia entre México y Estados Unidos

La seguridad humana en el renglón de la democracia

Comida orgánica, ¿sólo para las élites?

Reset México

¿Reviven la Ley Korenfeld en San Lázaro?

Surfear la ola según Davos

En mis ideas mando yo

Compactémonos

El valor de la confianza

Agarrados por el cuello

Crecimiento de las exportaciones agrícolas en México, sí, pero no sin agua

Calidad democrática y crisis de legalidad en México

¿Aires de esperanza para la agenda ambiental?

Agua, pobreza y agricultura

Día Mundial de la Educación Ambiental

Pensar globalmente y actuar localmente en el agua

¿Quién es quién en el agua?

Agua y pueblos indígenas: una asignatura pendiente

La cooperación por el agua

Desastres naturales y pobreza

Cambio climático: una agenda de seguridad para Michoacán