Arturo Alejandro Bribiesca Gil
Nuevo sistema de justicia laboral
Jueves 20 de Octubre de 2016
A- A A+

El día 13 de octubre pasado, el Senado de la República, como Cámara de origen y a iniciativa del Ejecutivo federal, aprobó un dictamen con proyecto de decreto por el cual se reforman y adicionan los artículos 107 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de justicia laboral, reforma que representará un cambio profundo en la impartición de justicia laboral en nuestro país, dando paso a un nuevo sistema de justicia en la materia.

Esta reforma sigue aún en su procedimiento constitucional, está pendiente su análisis y aprobación por parte de la Cámara de Diputados y posterior aprobación, de ser el caso, de la mayoría de las legislaturas locales. No dudo que habrá algunos cambios y adecuaciones de aquí a su sanción, pero creo firmemente que el fondo de la reforma será el original; por tanto, este nuevo sistema de justicia en materia laboral es inminente, sólo nos resta saber cuándo será una realidad, así como los detalles de su implementación.

El cambio toral de esta reforma es la mudanza de poder de la jurisdicción laboral, que pasará del Poder Ejecutivo al Poder Judicial, federal y estatales, respectivamente. Desaparecerán las juntas de Conciliación y Arbitraje dependientes del Poder Ejecutivo para dar paso al surgimiento de juzgados, salas y tribunales en materia laboral circunscritos al Poder Judicial. El Poder Ejecutivo mantendrá la función de la conciliación, la cual deberá volverse una realidad y no una pantomima.

Desaparecerán las juntas de Conciliación y Arbitraje dependientes del Poder Ejecutivo para dar paso al surgimiento de juzgados, salas y tribunales en materia laboral circunscritos al Poder Judicial.
Desaparecerán las juntas de Conciliación y Arbitraje dependientes del Poder Ejecutivo para dar paso al surgimiento de juzgados, salas y tribunales en materia laboral circunscritos al Poder Judicial.
(Foto: Cuartoscuro)

No es secreto que las juntas de Conciliación y Arbitraje en todo el país, hoy en día, son áreas aletargadas, abrumadas por la carga de trabajo y controladas por cofradías sindicales o de abogados “especializados” en el ramo que no imparten justicia, o no cabalmente. Es preciso aclarar que el problema no es el factor humano, o no primordialmente, el problema es de carácter institucional; por tanto, la reingeniería constitucional planteada deberá llevarnos a elevados grados de impartición de justicia laboral con el recurso humano hoy existente.


Para el aterrizaje de la reforma en cuestión faltan como mínimo dos años, considerando el tiempo que tome la Cámara revisora para su estudio y análisis, más el proceso de las legislaturas locales como parte del Constituyente permanente, así como el año que se dará al Ejecutivo federal y a las entidades de la República para que hagan las reformas legales e institucionales necesarias para su correcta implementación.

Como en su momento lo señalé, es inminente este nuevo sistema de justicia laboral en nuestro país. Falta mucho por conocer, es cierto, pero creo que sería importante que los poderes de nuestro Estado metieran en su agenda a mediano plazo el estudio de este importante giro en la justicia laboral, que sin duda traerá muchos beneficios tanto a los trabajadores como a los patrones michoacanos.

Me atrevo a decir que esta reforma es sólo ligeramente de menor envergadura que la relativa al Nuevo Sistema de Justicia Penal, claro, con menores necesidades financieras ni tantas reticencias al cambio.

Nos guste o no, la jurisdicción laboral, al depender del Poder Ejecutivo, ha sido considerada jurisdicción de Segunda División; esta reforma significará el ascenso a Primera. Celebro este cambio paradigmático en la justicia laboral y hago votos por que este giro sea el inicio de la concentración de todas las jurisdicciones especiales bajo el manto del Poder Judicial.
Otro sí: Medalla Belisario Domínguez para Gonzalo Rivas, héroe de Chilpancingo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano