Alma Gloria Chávez
ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial
Sábado 8 de Octubre de 2016

“Es la participación ciudadana garante de la auténtica democracia, basada en la noción de derecho y no como una dádiva de gobierno”.

Organización Mundial de la Salud

A- A A+

El martes 4 de octubre, logré llegar antes de lo acordado en mi tarjeta de citas médicas, sorteando algunas de las expresiones festivas con que se celebra a San Francisco de Asís, cuya iglesia queda al paso de la rúa que tomo para llegar a la clínica hospital del ISSSTE en Pátzcuaro. Para mi sorpresa, recién ingresaba cuando me encontré rodeada de muchas otras personas que, como yo, acudían a consulta y entonces se arremolinaban en torno a un médico que informaba, con voz clara y actitud respetuosa, “de las medidas que les obligaban a tomar sus autoridades al no obtener respuesta a una serie de demandas y que no sólo afectan a quienes trabajamos para la institución, sino, y sobre todo, a la población que ellos atienden”.

Hasta entonces me di cuenta de que todo el personal (médico, administrativo y auxiliares) ya se encontraba reunido en los corredores de acceso a la clínica, manifestándose en paro laboral. ¡Claro! Expresé en voz alta, llamando la atención de algunas personas conocidas que, como yo, coincidimos en la afectación grave que recibimos si estas instituciones, que nacieron de las demandas de la clase trabajadora (en este caso, burócratas al servicio del Estado), se debilitan más de lo que ya se encuentran… o desaparecen, como pareciera son los deseos de la clase empresarial de la nación.

Las siguientes indicaciones, proporcionadas por el mismo médico, se hicieron pensando en la menor afectación como usuarios del servicio: esperar una media hora para, en caso de obtener alguna respuesta afirmativa por parte de sus autoridades, reiniciar el servicio de inmediato y luego de ese lapso (es decir, al obtener largas para la atención a sus demandas), acudir a algunas ventanillas donde el personal autorizado surtirían medicamentos, o re-agendar citas (como fue mi caso). Obviamente, sin desatender el área de hospitalización y de urgencias.


 ISSSTE  de Pátzcuaro: Un día especial
ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial
(Foto: Cambio de Michoacán)

Para muchos trabajadores del Estado, no ha pasado inadvertido el grave deterioro en que ha caído el sistema de salud en el país. Pero con frecuencia olvidamos que estas instituciones (en países que se digan democráticos) han surgido como sentidas demandas de la clase trabajadora (para ello son nuestras aportaciones) y al gobierno sólo le compete administrarlas. Siendo patrimonio de la Nación… ¿cómo es posible abandonarlas, cuando nuestro país ha suscrito, como uno de los derechos fundamentales, la atención a la salud? Recuerdo algunos de los preceptos que orientaron mi colaboración como aval ciudadano para servicios de salud y fue el concepto” corresponsabilidad” el que, hasta la fecha, me lleva a adquirir compromisos para crear condiciones que fomenten la capacidad analítica y crítica, así como la exigencia y la corresponsabilidad en los procesos y la calidad de atención a la salud.

En tanto transcurría el tiempo que se nos había solicitado esperar (aunque varias personas, antes que escuchar o entender lo que sucedía, se retiraban molestas), leímos y comentamos las demandas que el personal de la clínica enarbolaba: Salida inmediata del Administrador Aguirre Vélez, quien desde su llegada ha tenido un trato déspota y autoritario con todo el personal, provocando un ambiente desfavorable en un medio que propone la búsqueda de la salud. No a la imposición de personal externo a la Unidad. Basificación para suplentes locales. Respeto al derecho de libertad de expresión y libre manifestación. Dotación de uniformes en tiempo y forma.

Además, dado el clima de hostilidad administrativa que prevalece, la mayoría de los/as trabajadores/as no tienen claridad en asuntos que son de su competencia, por lo que exigen con urgencia información sobre: la universalización en los sistemas de salud. Los mecanismos que se aplican para los nuevos espacios laborales. El desabasto de medicamentos (que afecta en demasía la relación médico-paciente). El acondicionamiento innecesario que se dio a la Unidad (y que no tomó en cuenta ampliación de espacios o de mayor equipamiento).

En desplegado anexo, se hacía mención al derecho que les ampara como trabajadores del sistema de salud a la libertad de expresión, exhortando al diálogo; evitando a toda costa la confrontación y por el contrario, buscando y propiciando el ambiente favorable para dirimir lo que pudiera ser conflicto.

Sinceramente, cuando una puede atestiguar de lo que es capaz un colectivo de trabajadores/as que además de ver afectados sus derechos laborales, tiene conciencia de la afectación que también sufre su “materia de trabajo” humana, no cabe sino la solidaridad irrestricta, sobre todo cuando ejercemos el derecho ciudadano de la gestión política, y nos sentimos capaces de construir propuestas para el bien común.

Algunos de quienes nos encontrábamos al pendiente de lo que sucedía, propusimos firmar un documento (como derechohabientes) de solidaridad y apoyo a las demandas de nuestro personal de salud. Con médicos/as conocidos, recordamos que habían transcurrido casi dos décadas desde que se tuvo una manifestación de este tipo en la Clínica ISSSTE Pátzcuaro.

Al día siguiente, me enteré que finalmente directivos y funcionarios se encontraban dispuestos a atender las peticiones hechas, aunque seguramente no de la totalidad. Así que una de las consignas que resume el sentir y accionar de la mayoría del personal adscrito a la Unidad, continuará vigente en los tiempos que corren: “Por el consenso y participación de los trabajadores en las decisiones que haya que emprender”. Muchos/as permaneceremos atentos/as.

No cabe duda, son tiempos de repensar lo que propició el surgimiento del sindicalismo.

Sobre el autor
Alma Gloria Chávez Castillo. Oriunda de Pátzcuaro, realizó estudios formales en el lugar. Por interés personal complementó su formación con actividades artísticas como la pintura, la danza, el teatro y la pantomima. Su vocación de servicio le ha llevado a promover o insertarse en espacios culturales orientados a niños/as y jóvenes. Ha sido colaboradora fraterna con organizaciones indígenas de la región a través de espacios radiofónicos y prensa escrita. Promotora de lectura y cuenta-cuentos, fundadora y activista de grupos de mujeres, vive anhelando una sociedad libre de violencia.
Comentarios
Columnas recientes

Día internacional de la paz

Mujeres disidentes

De las crónicas del lago

Fecha para adultos mayores

Proyectos contra la vida

La cultura: un derecho esencial

Turismo y cuidado del entorno

Contando y recordando

Entre costuras

A ejercer ciudadanía con responsabilidad

Apuntes para una historia

Construir la democracia

El maque y su decoración

Soy el museo de Pátzcuaro

Maternidad: desde adentro

La cruz: símbolo a través del tiempo

Festejo por los libros, sus autores y lectores

Un 19 de abril de 1940

Cuando se siembran ideales

Rituales de la Semana Mayor

Ofrenda para Itsii (agua)

La utopía quiroguiana

Buscadoras de vida

Dos maestros reflexionan

Violencia entre adolescentes

Metalurgia en Michoacán

Envejecer con dignidad

Dar sentido a la vida y a la muerte

Cuidar o atender a otros

Festejos de tradición

Atentar contra la seguridad

Los diarios de María Luisa Puga

Nombrar es crear

Sida, cuando el diagnóstico es tardío

25 de noviembre: ¿por qué esta conmemoración?

Mis recuerdos de Teresita

Un guardián del lago

Defensa de la Madre Tierra

Un panteon peculiar

Hambre en el mundo

Recuerdos de un 2 de octubre

Hablemos de un hombre honrado

Cuando la naturaleza grita

La Coalición Nacional de Jubilados Pensionados

Desapariciones forzadas en México

Ejemplos sindicales

Cuando de educación se habla

Pueblos originarios

Ejercitar la ciudadanía

Violencia colectiva

Seguridad ambiental

Sobrevivir la adolescencia

La medicina de la naturaleza

Medio ambiente: nueva visión

Nuestra salud, nuestro derecho

Por el día de los museos

Maternidad desinformada

Por la cruz, a la luz

Hablar de “indianidades”

Altares para La Dolorosa

Trabajadoras del hogar

Aqua sum, agua soy

Ecología integral

Mujeres, pequeños testimonios

Francisco J. Múgica: un documental

Con perspectiva de género

Los toritos en tierra purépecha

Una auténtica “bolsa de valores”

LXXVIII Aniversario del INAH

Por el camino de la ética

Quien ama al árbol respeta al bosque

Pastorelas en Michoacán

El tiempo: medida de hombres

Nana Iurixe

Día Internacional de Lucha contra el Sida

Nombrar es crear

El respeto a las diferencias

Morir por mano propia

Celebración a nuestros difuntos

Nivel educativo, a la baja

De alta peligrosidad

ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial

Día del Maíz

Nuestro derecho a la cultura

Infamias globalizadas

Educacion para la paz

Esfuerzo, disciplina y amor

Maravillosamente: mujeres

Aprendiendo de los oficios

El pensamiento del doctor Bach

Fiesta de los Oficios

El trabajo del hogar

Jornadas de Peritaje Antropológico

Alerta de Género: consideraciones

Defender la educación

Gastronomía

Feminicidio

Día Mundial del Medio Ambiente

La salud de la mujer

Celebremos la diversidad cultural

Para quien educa

Mujer y madre

Día del Libro y la Rosa

Elenísima

Hombre de probidad

Trabajadoras/es de lo invisible

Ser mujer… Y no quedar en el intento

Amnistía Internacional: 45 años

Diálogo interrumpido, acuerdos incumplidos

El palacio de Huitzimengari

El palacio de Huitzimengari

Jorge Reyes: Siete años

Viejos rituales, nuevo ciclo

Desapariciones en Mexico

La inaceptable violencia

Desde tierras orientales

La medida del tiempo

Los Nacimientos en México

Cuando la fiesta es un ritual

Campaña “16 días de activismo”

Defender nuestro legado cultural

El hostigamiento es sinónimo de violencia

Mario Agustín Gaspar

Tributo a la vida a través de la muerte

Discriminacion

Votamos y participamos

Recordando a doña Caro

Para una cultura de paz

Caminos hacia la paz

Cuando una mujer disiente

En recuerdo de Palmira

Abuso de la cesárea

Abuelas (anecdotario mínimo)

De raíz p’urhé

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Celebrando el XV Aniversario de Decisiones

Territorio de volcanes

Cherani K’eri

Gobiernos incluyentes

Ejercer ciudadanía con democracia

La salud: cosa nuestra

La salud: cosa nuestra

Defender recursos naturales

Ser maestro y no quedar en el intento

Maternidad adolescente

Galeano: siempre recordado

Talleres artesanales en el Museo de Pátzcuaro

“Fue niña”

Al Quds: Jerusalén

Trabajadoras del hogar