Viernes 30 de Septiembre de 2016
A- A A+

Toma de Protesta Quintana Roo Carlos Joaquin
Toma de Protesta Quintana Roo Carlos Joaquin
(Foto: Cambio de Michoacán)

La reciente toma de protesta del hasta hace unos meses priista Carlos Joaquín como gobernador de Quintana Roo me llevó a adéntrame un poco en el tema del trasfuguismo político de nuestro país; permítanme compartirles algunas reflexiones.

En 1989 Ernesto Ruffo se convirtió en el primer candidato a gobernador en México en ganar una elección de ese nivel por un partido que no fuera el oficial (PNR, PRM O PRI), ello al obtener el triunfo en la elección por la gubernatura de Baja California bajo las siglas del PAN; desde entonces ha habido alternancia en la mayoría de los estados del país (sólo en cinco de 32 entidades no la conocen); sin embargo, una constante es que muchos de los candidatos ganadores postulados por el PAN, por el PRD o por alianzas diversas han sido ex priistas; por ello la importancia del gen priista en el sistema político mexicano.

De esa fecha a la actualidad, en México han ejercido el cargo de gobernador, o jefe de Gobierno, 56 ciudadanos postulados por partidos, alianzas o coaliciones ajenas al PRI; en 22 de esos casos esta persona había sido militante del PRI, algunos inclusive días antes de su postulación, cifra que representa el 40 por ciento. Es importante recalcar que no se contabilizo a los gobernantes interinos, solamente a los que accedieron al cargo a través del sufragio popular.

Estos datos nos permiten inferir que en casi tres décadas de juego democrático pleno los partidos oposición al PRI no han podido generar los cuadros competitivos suficientes que les permitan dejar de usar trásfugas políticos de dicho partido como sus candidatos, ya que éstos, en muchos de los casos, ofrecen mayores posibilidades de triunfo que un cuadro propio.

Esta situación ha sido más común en el PRD que en el PAN, obviamente por el origen priista de muchos de sus fundadores y por la antigüedad del PAN; inclusive el PRD no ha tenido candidato presidencial sin pasado priista (Cárdenas y Obrador), situación que pudiera romperse si en este 2018 postulan a Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, o a Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán. Caso a la inversa en el PAN, quien hoy en día tiene un aspirante a candidato presidencial ex priista, Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla.

Es importante destacar que esta proclividad a importar candidatos no se ha atenuado con los años, sólo en las elecciones estatales de este 2016, las tres alianzas ganadoras PAN-PRD (Durango, Veracruz y Quintana Roo) fueron encabezadas por ex priistas: Rosas Aispuro, Miguel Ángel Yunes y el ya citado Carlos Joaquín, respectivamente.

Este tema es una tarea pendiente tanto para el PAN como para el PRD, que de suprimirla les evitaría varias crisis internas de gobernabilidad y de identidad. Mientras el PRI tiene que seguir cuidando sus cuadros para evitar fugas y derrotas, situación que por cierto empieza a vivir el PRD con Morena y aún falta mucho por ver.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano