Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
San Antonio Molinos
Miércoles 7 de Septiembre de 2016
A- A A+

La relación institucional que mantenían la capital del estado y Epitacio Huerta era, entre otras, a través de la Coordinación del Programa Productivo de la Mujer Campesina
La relación institucional que mantenían la capital del estado y Epitacio Huerta era, entre otras, a través de la Coordinación del Programa Productivo de la Mujer Campesina
(Foto: TAVO)

Hace más de 30 años que visité Epitacio Huerta, en aquellos tiempos tuve la oportunidad de coadyuvar en la organización de la Unión de Ejidos y organizar algunos grupos de mujeres campesinas.

La relación institucional que mantenían la capital del estado y Epitacio Huerta era, entre otras, a través de la Coordinación del Programa Productivo de la Mujer Campesina, que brindaría importantes apoyos tanto organizativos como de proyectos productivos para la población, y en especial para las Unidades Agrícolas Industriales de la Mujer Campesina; pero además, los promotores en aquellos tiempos de la Secretaría de la Reforma Agraria tenían una fuerte presencia entre los ejidos La Paz y Salitrillo, entre otros.

Años después regresé a Epitacio Huerta, pero ahora a impulsar acciones de alfabetización con un grupo entusiasta de jóvenes recién egresados de la Universidad Michoacana. Muchos adultos mayores quedaron alfabetizados en una tarea dirigida por Armando Chávez Romero; estos jóvenes permanecieron por espacio de seis meses en estas hermosas tierras.

Hoy nuevamente estoy aquí, en Epitacio Huerta; estoy frente a importantes áreas de cultivo de maíz, frente a un azul del cielo que se cruza con el verde de los llanos.

Estoy frente a una población que trabaja y que construye para su familia y para la sociedad, estoy en San Antonio Molinos, tenencia del municipio de Epitacio Huerta, cuya autoridad municipal es Agustín Miranda Reyes, hombre serio, de respeto, joven y que sabe que hacer sinergia con sus gobernados es importante para el ejercicio de la gobernanza, pero que igualmente es fundamental para la gobernabilidad.

La tenencia cuenta en su cabecera con cuatro escuelas: un Jardín de Niños Manuel Doblado, la Primaria José María Morelos, la Secundaria Técnica número 117 y el Telebachillerato número 58. En general las 450 personas, entre los niños, adolescentes y jóvenes, asisten a la escuela y ejercen su derecho a la educación.

Miguel Ángel Martínez Jiménez, presidente de la organización civil Ángel de Corazón AC, impulsó conjuntamente con su promotora, Anayeli Soriano Miranda, una acción pública para la salud de la población, y para lo cual convocó a autoridades de salud y de los derechos humanos del estado, como lo hizo anteriormente para trabajar en Contepec.

Así, el 3 de septiembre se instaló una Feria de la Salud en la tenencia de San Antonio Molinos; la acción obedece a fortalecer con trabajo de las organizaciones de la sociedad civil y de las autoridades de salud, acompañándose con las autoridades del órgano autónomo de derechos humanos en Michoacán, y cuya finalidad es fortalecer las estrategias para la atención de la juventud y el derecho de la salud.

Entre las actividades que se desarrollaron estuvieron la capacitación, la promoción de la salud, la visibilidad de acciones (caminata en la comunidad), pero sobre todo, el compañerismo y la entrega para la libre convivencia y la paz social; en todas estas actividades estuvieron presentes las autoridades locales y auxiliares y la población.

Los problemas por los que atraviesa dicha tenencia no son ajenos al común de todas las poblaciones rurales; no obstante, uno de éstos, la depresión, les ha jugado malos momentos. Por ello era importante trabajar con los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en un modelo que les permita vivir una vida libre de violencia y depresión.

Me parece que las autoridades locales y auxiliares, como las autoridades de salud, están ocupadas y preocupadas por coadyuvar con acciones públicas a las y los jóvenes a salir adelante y evitar que la depresión pudiera ser causa de situaciones fatales o lamentables.

Durante el evento pude observar la importancia de que la política pública se desarrolle en función del reconocimiento de los derechos humanos, de la cultura de la igualdad y no discriminación, pero sobre todo, de plantearnos que hombres y mujeres, en el campo o en la ciudad, son exactamente iguales no sólo ante la ley, que ya se le reconoce, sino que hay que trabajar para que también esta igualdad sea ante las oportunidades.

Las y los participantes reunidos con sus autoridades locales y auxiliares, así como del órgano autónomo de derechos humanos, tomaron varios acuerdos, uno de ellos es la realización de un programa de capacitación integral para la atención de las cuatro escuelas de los diferentes niveles para compartir lo que son los derechos humanos, misma que será apoyada por el órgano de derechos humanos de Michoacán.

Otro de los acuerdos fue impulsar acciones para evitar la depresión, toda vez que éste, al ser un trastorno, se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración, incluso con ideas de suicidio que ponen en riesgo a la población.
Por ello, los principales problemas que debemos conocer de nuestros hijos son aquellos que tienen que ver con el desamor, problemas familiares y económicos, que pueden llevar a jóvenes de entre doce y 24 años de edad a quitarse la vida.

Las autoridades deben fortalecer las políticas públicas para evitar que más jóvenes caigan en depresión y con ello en ideas suicidas que se puedan ejecutar; por ello debo reconocer las tareas que genera Enrique Guzmán dentro de la localidad para cuidar el desarrollo de los jóvenes. Felicidades señor Enrique.

Finalmente concluyo con la importancia de visitar localidades alejadas de la capital del estado, e incluso de la cabecera municipal; llevar información a las poblaciones les permite repensarse como miembros de una colectividad municipal y no sólo como un miembro de la tenencia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Comunidad y desarrollo sostenible

Prevención

Tlalpujahua

Educación cívica

Día nacional y estatal contra la discriminación

Uruapan con cohesión social

Tolerancia y respeto

Los bachilleres de Cuitzeo

Paz y reconciliación

Conocer el conocimiento

Apatzingán y lo transdisciplinario

Seguridad humana con cultura y deporte

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo