Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Bullying… reflejo social
Jueves 29 de Mayo de 2014
A- A A+

El tema del bullying no sólo es contenido de moda, es reflejo de una realidad social que estamos padeciendo, es ni más ni menos la representación de un comportamiento inestable, inmaduro y violento de la población que vive sumergida en la ansiedad, la desesperación, en la impotencia y que tiene su escaparate a través de conductas que lastiman al prójimo como un reducto de consuelo o deshago, donde la influencia de los medios de comunicación, las redes sociales y desde luego el hogar o la falta de éste, agravan la situación.
El fenómeno fue bautizado así, en 1993, por el psicólogo escandinavo Dan Olweus, de la Universidad de Bergen, en Noruega, y primer estudioso en el tema, a partir de estudios realizados en los años 70 sobre el suicidio de algunos adolescentes. Olweus encontró que estos jóvenes habían sido víctimas de agresión física y emocional de parte de sus compañeros de escuela.
Un concepto estricto lo maneja el sitio web (http://www.sinembargo.mx/20-10-2013/786992) que lo interpreta como intimidación, abuso de poder, maltrato. El acoso escolar o bullying es un tema que ha cobrado popularidad en las últimas décadas debido a las consecuencias que trae para las víctimas de este comportamiento, entre las que se encuentran baja autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicóticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, entre otros. A pesar de que el bullying se trata de un fenómeno cuyo estudio es relativamente reciente, no deja de ser tan antiguo como la civilización misma. No obstante, aunque anteriormente se consideraba una conducta normal y no un problema social, la razón de su importancia en los últimos años tiene su origen a raíz de los primeros casos de suicidio que comenzaron a aparecer en los medios de comunicación.
Si bien, a pesar de la sobreexposición mediática que este tema ha tenido en la última década, no deja de poner constantemente en evidencia los estragos que el acoso escolar ocasiona. De esta manera se ha convertido desde hace décadas en una fórmula recurrente en la cultura popular, sobre todo en el cine, en donde las alusiones a este tipo de maltrato en los pasillos escolares son una referencia constante en gran cantidad de historias. Quizás el ejemplo más claro de esto quedó plasmado con la película Carrie, de 1976, en donde se cuenta la historia de una introvertida adolescente, Carrie White, quien sufre constantes humillaciones por parte de sus compañeros. Desafortunadamente para ellos, Carrie descubre que posee poderes telequinéticos, los cuales salen a la luz en cuanto ella manifiesta su ira, todo lo cual conduce a un final trágico el día del baile de graduación, cuando usa sus poderes en contra de toda su clase.
No obstante, el fenómeno, que en México ha tomado mayor fuerza por los últimos acontecimientos de todos conocidos, no sólo ocurre en las instituciones educativas, sino también en los centros laborales y hasta en el futbol, con ejemplos manifestados con actitudes racistas o incluso son el grito, muy mexicano de “…uto” al despeje del portero adversario. Ejemplos en el ámbito de trabajo existen muchos, pero sin duda uno de los más comunes es el acoso sexual o incluso el maltrato por parte de compañeros y en mayor escala de ciertos patrones prepotentes.
Por todos es sabido que la actitud animal (con perdón de los animales que sólo atacan al ver en riesgo su sobrevivencia) que orilla a la agresión psicológica o física sin aparente motivo o por un sentimiento de celos, de envidia o de superioridad física o grupal, pone en riesgo la buena convivencia y la armonía entre las personas ante una clara falta de valores humanos o al menos del fortalecimiento de estos; lo que sin duda revela la descomposición social.
Tiene razón el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, al describir que gran responsabilidad de estas conductas se heredan de la casa y de los medios de comunicación, pero al dinosaurezco funcionario se le olvida tener una posición más crítica en función del agobio socio-económico en que viven millones de personas por falta de recursos monetarios que orilla o sirve de pretexto para que muchos padres de familia estén sulfurados y violentos, preocupados ante la ausencia de dinero y la presencia de múltiples necesidades, o que de plano se tiran al vicio como puerta falsa ante la presión; de igual manera, las circunstancias de hoy en día provocan que la mujer abandone el hogar para ayudar al soporte familiar dejando de lado la cercanía con sus hijos que requieren cuidados, aunque se apoya su colaboración con el tema de la igualdad de género, que es positiva pero cobra sus regalías.
Si al entorno familiar o a la ausencia de éste, sumamos los actos de barbarie ocasionados por la delincuencia organizada y ahora también a la delincuencia común, es claro que los mensajes hacia los niños o la juventud son de agresión y dominación, que toman un cauce irreversible al tener como principal aliada a la impunidad. Podemos seguir, por ejemplo, con el rublo de los medios de comunicación donde la cinematografía ha tomado un papel relevante con cintas cuya violencia o ataque son el tema principal; o inclusive con los narcocorridos; o de igual forma con la moda de subir imágenes de acoso y agresión a las redes sociales, mismas que no sólo se observan con morbo y hasta con emoción sino que se convierten en todo un impacto social con decenas de miles o de visitas.
Nadie niega que en las escuelas los maestros tienen su responsabilidad no sólo de vigilar a los niños o jóvenes, sino también de orientarlos y educarlos en y con valores, pero en muchas ocasiones lo construido por los mentores es destruido en los hogares y en el entorno social. El tema es muy complejo porque tiene varias aristas y cada una en conjunto pueden ser determinantes; de ahí que lo más correcto sería que cada quien hiciera con responsabilidad lo que en esencia le corresponde: los padres de familia a modificar actitudes ante sus hijos a pesar de los pesares y las frustraciones; los profesores educando con amor y cuidando el actuar de los pupilos; los medios de comunicación y la cinematografía a resaltar temáticas más humanas donde los valores proyectados dejen huella en la mente de los receptores; que los fanáticos de las redes sociales se abstengan de subir contenidos lastimeros en contra de las personas; y desde luego que las autoridades gubernamentales apliquen con justicia las leyes en cuestión de la función primordial de los medios de comunicación y evite la impunidad de la delincuencia en general, asimismo, aunque el bullying también tiene impacto en la clase social alta, se promuevan verdaderas acciones a favor de la estabilidad económica de las familias mexicanas pues sin duda en mucho servirá para fortalecer su estabilidad emocional. Nada es sencillo, pero si no se hace el intento… todo será imposible.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas