Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas
Jueves 6 de Marzo de 2014
A- A A+

Si hay un espacio en la sociedad que debe fortalecer los valores y experimentar una opción democrática, de participación y de justicia, sin duda alguna es la escuela, una escuela que promueva la vida sana y el respeto entre sus principales autores, de ahí que la preocupación de las autoridades haya tomado un giro al impulsar el Programa Escuela Segura, que no obstante la variedad de sus objetivos y estrategias en muchos espacios es rechazada porque simplemente huele a programa oficial, y suele ocurrir que exista cerrazón a enrolarse en sus diversas propuestas. Este programa significa mucho más que una simple revisión de mochilas para que los niños y adolescentes no introduzcan armas o alguna droga a la institución, como al menos se tenía como impresión en el periodo de Felipe Calderón, lo que limitó que no se le diera importancia ni la difusión correcta que permitiera a la población valorar su impacto y su importancia.
Varios son los objetivos que se enmarca este programa, que por las condiciones actuales de descomposición de la sociedad, de la influencia nociva en los medios de comunicación y de las redes sociales, pareciera que hoy estaría encaminado a consolidarse no como un plan de membrete, sino con gran posibilidad de vinculación entre los maestros y las distintas corporaciones que están al pendiente de la seguridad civil. Sus acciones son tendientes al cumplimiento de propósitos que pueden coadyuvar a que los alumnos se desarrollen de la mejor manera en un ambiente tan hostil como el que vivimos en Michoacán.
Queda claro que el mejor programa se seguridad en las instituciones es la prevención, pues con ello se disminuyen los riesgos en el plantel escolar y en su contexto más próximo, evitando diversos factores de riesgo con los que se pudiera afectar la comunidad educativa, aunque existen imponderables que rebasan las medidas de prevención y es necesario afrontarlas para salvaguardar la integridad física de los alumnos, los maestros y al personal en general. Debe conocerse que cuando se tiene un plan de acción para responder a un incidente disminuye el margen de error, por ello es que al asignar con tiempo una tarea específica a cada integrante o a algún grupo de personas en particular, permitirá optimizar las responsabilidades que comprenden todo el protocolo de seguridad teniendo con ellos mejores resultados y la garantía de que los efectos negativos serán menores.
Por lo anterior, resulta interesante saber que en dicho programa se han proyectado una serie de protocolos que sería importante no dejarlos de lado porque en definitiva pueden servir para salvar una vida o para salir airosos en situaciones complicadas; por ejemplo, hay protocolos para: en caso de accidente o lesión, amenaza de bomba, contingencia meteórica, fuga de gas u otro químico, en caso de incendio, en problemas de extorsión, recomendaciones para prestadores de servicio de transporte escolar y en casos de presencia y explosión de armas de fuego y hasta de bombas, que dado las condiciones actuales no es nada improbable su aparición.
Varias son las encomiendas en casos de accidente que puedan sufrir los niños, por decir algo, es necesario tener a la mano los teléfonos y domicilios de al menos dos o tres personas de su confianza, el botiquín de preferencia en cada salón debe estar bien equipado y desde luego contar con los números de emergencia y tener presentes los posibles espacios de atención urgente más próximos y por supuesto no olvidar los albergues. Ante posible amenaza de bomba lo primero que debe tenerse en claro es que no debe tomarse a la ligera ante cualquier intimidación debe darse aviso a la autoridad y evacuar de inmediato.
En varias entidades los enfrentamientos entre bandas delictivas o entre éstas y las fuerzas militares han representado episodios muy lamentables por todo lo que ello implica, de ahí que las recomendaciones son varias y deben seguirse con puntualidad: primero llamar al 066, dar la voz de alerta al interior de la escuela e invitar a guardar la calma, vigilar que nadie esté afuera de las aulas o de las áreas administrativas, estar al pendiente de las indicaciones de las autoridades y si en el lugar se encuentran padres de familia debe invitárseles a entrar en los espacios y a seguir los elementos protocolarios. Es correcto indicar que los rumores y la psicosis son malos consejeros.
Los elementos descritos forman parte de algunas tareas sobre los protocolos de seguridad que el Programa Escuela Segura promueve en los diferentes planteles escolares. Aquí en Michoacán se han realizado una serie de eventos promocionales en distintos municipios y la aceptación de niños y padres de familia ha sido muy favorable. Por señalar algo, en el corazón de Tierra Caliente, Apatzingán, se reunieron en la plaza principal elementos del Ejército, Bomberos, GOE, policía estatal, entre otros; y el reporte que tiene Vivilladas es que se vivió una mañana de total convivencia, porque los niños se subían a los carros de Bomberos y tomaban las mangueras, se disfrazaban de doctores o militares, había juegos interactivos. No sólo se divirtieron los niños sino los grandes también. Este tipo de experiencias se han vivido en distintos municipios. Cabe sumar que cada uno de los planteles que se inscriben a este proyecto recibe apoyo económico para que este sea destinado a medidas de protección de los edificios escolares.
Para finalizar, es prudente facilitar las recomendaciones que se hacen para que se protejan los niños en el trayecto de la escuela a su casa. Les indicaremos lo siguiente: Procura que en el trayecto a la escuela o a tu casa vayas en grupo o acompañado de un adulto, camina por la banqueta y utiliza los puentes peatonales, utiliza el uniforme escolar, dirígete inmediatamente a tu hogar al terminar las clases, evita tener contacto con personas ajenas a la comunidad escolar o de dudosa conducta, evade caminar por cruces, terrenos o lotes baldíos, evita abordar vehículos de personas desconocidas, participa con la comunidad escolar en la vigilancia del entorno a la entrada y salida de clases y utiliza el celular en la escuela sólo cuando se presente una urgencia.
Como se puede apreciar, son varias las tareas que tienen los maestros y padres de familia para proteger a los menores en caso de cualquier contingencia, incluso en uno de los males que aquejan a nuestros pequeños: el temido bullying. Así que es conveniente seguir al pie de la letra éstas y otras recomendaciones. Si bien Macaulay, Thomas externó que: \"Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país”, tampoco debemos olvidar que Burke, Edmund: advirtió: \"El miedo atento y previsor es madre de la seguridad” Así que ojo… mucho ojo.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas