Rubí de María Gómez Campos
Meditaciones posmodernas
Un corazón que late…
Viernes 5 de Septiembre de 2008
A- A A+

En este país en el que cotidianamente ocurren hechos cruentos y las desigualdades se traducen en violencia, los michoacanos tenemos la fortuna de vivir en un estado en el que desde su origen y hasta nuestro pasado más reciente se ha defendido la dignidad humana y la integridad de las personas. Su historia de luchas, rebeliones y resistencias: desde la valentía en la defensa de la cultura purépecha (representada legendariamente en la figura de la princesa Eréndira), pasando por la reconocida figura de grandes personajes como Morelos, Melchor Ocampo y Lázaro Cárdenas del Río, hasta la esperanzadora consolidación del PRD (como partido que recoge la tradición de izquierda en México), lo ha definido como un estado cultural e históricamente relevante, dentro del espectro mágico y portentoso que engloba la imagen exterior de nuestro país.
Hoy, a 20 años de fundación del PRD (1988), a 40 años de la masacre estudiantil de Tlatelolco (1968), a 60 años de la visita de Merleau-Ponty a México (1948) y de la fundación del grupo Hiperión (al que pertenecieron grandes personajes de la cultura nacional como Emilio Uranga, traductor de Merleau-Ponty, y Luis Villoro), tenemos hoy la fortuna de recibir en Morelia -en un espacio significativo del valor y de la trascendencia que puede tener el compromiso de la inteligencia con el mundo, que es la Universidad Michoacana- a un buen número de filósofos de diversas partes del mundo.
A 100 años del nacimiento de Maurice Merleau-Ponty (1908-1961) -filósofo francés que fuera contemporáneo de Jean Paul Sartre y de Simone de Beauvoir, continuador vitalista de la fenomenología husserliana y figura emblemática del pensamiento y la cultura del siglo XX- su figura frágil y su sólido pensamiento nos acompañaron a través de su espíritu en el “Coloquio internacional: Merleau-Ponty viviente”, que del 3 al 6 de septiembre organizó el recientemente creado Instituto de Investigaciones Filosóficas Luis Villoro, en coordinación con la Facultad de Filosofía Samuel Ramos y con el apoyo fundamental de diversos organismos como la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno mexicano, el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA) del gobierno francés, la Coordinación de la Investigación Científica de la UMSNH, y la Coordinación Académica de Filosofía de la Cultura (PIFI); así como el respaldo firme y constante de la rectora de nuestra máxima casa de estudios.
El interés actual de la filosofía por encontrar nuevos modos y estilos de filosofar que se alejen tanto de la fórmulas gastadas de la filosofía metafísica tradicional como de la superficialidad positivista de la modernidad reciente; la necesidad de diálogo con las más diversas producciones teóricas y culturales del siglo (las ciencias en general, la psicología de la forma, el psicoanálisis, la lingüística, la fenomenología, el existencialismo, el marxismo, el estructuralismo, las artes, la reflexión política , etcétera); así como una sensibilidad filosófica inusitada que Merleau-Ponty tuvo para focalizar temas y aspectos del pensamiento altamente relevantes, aunque poco atendidos en la historia de la filosofía, como: el cuerpo, el funcionamiento de los sentidos y la percepción, la dimensión concreta e intersubjetiva de la existencia, la expresión en estado naciente, el misterio de la conciencia, la inercia de lo social, la contingencia de la acción política; son temas que se desprenden de este dinámico y sorprendente pensador que apenas comienza a ser plenamente reconocido y valorado en México y en otras partes del mundo.
Desde hace aproximadamente 30 años, la filosofía de Merleau-Ponty ha sido tema de cursos y objeto de estudios en la Facultad de Filosofía Samuel Ramos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Esta es la principal razón por la que los estudiosos convocados y los filósofos organizadores de este histórico coloquio han acogido a Morelia, y al estado de Michoacán, como la sede hospitalaria de esta importante comunidad filosófica, nacional e internacional, estudiosa o interesada en el pensamiento de Maurice Merleau-Ponty, cuyos temas versan sobre la vigencia de su obra y su pensamiento en el centenario de su nacimiento.
Algunos de los más destacados y reconocidos académicos, fenomenólogos y Merleau-pontyanos, que nos visitaron como invitados especiales fueron Mauro Carbone (Universidad de Milán), Pierre Cassou-Noguès (Université de Lille 3, Francia), Graciela Ralon de Walton (Universidad de Buenos Aires), Ted Toadvine (University of Oregon), Emmanuel Alloa (Université Paris 1, Panthéon-Sorbonne), Mariana Larison (Universidad de Buenos Aires - Université Paris 1, Panthéon-Sorbonne), Lester Embree (Florida Atlantic University), Noémie Parant (Université de Rouen, Francia), José María Muñoz Terrón (Universidad de Almería), Mª. Carmen López Sáenz (UNED, Madrid), Alicia Pochelú (Universidad Nacional de San Martín), Luis Álvarez Falcón (Universidad de Zaragoza), Josep Maria Bech (Universidad de Barcelona) y Roberto Walton (Universidad de Buenos Aires).
Los temas del programa fueron: la mesa inaugural. Merleau-Ponty viviente; Fenomenología y ontología; Fenomenología, política y marxismo; Corporalidad y temporalidad; Filosofía de la cultura; Animalidad, humanidad; Subjetividad y sentido; Psicoanálisis, religión, humanismo; Carne y libertad; Estética Merleau-pontyana; Psicología y fenomenología; y Merleau-Ponty en México. El primer día del coloquio los filósofos pudieron disfrutar de la excelsa y original ejecución de un recital de violín y piano, por parte de los maestros Mario Quiroz (pianista) y Salvador Próspero (violinista) -gracias a su apoyo solidario y su compromiso personal con el despliegue del pensamiento y con la crítica que vincula y cohesiona al mundo social. Ambos artistas son, como sabemos, reconocidos intérpretes a nivel internacional y generosos exponentes del virtuosismo michoacano.
El importante evento académico y cultural concluyó sus actividades con la conferencia de clausura del doctor Mario Teodoro Ramírez, quien es promotor de este proyecto e impulsor de los estudios merleaupontyanos en México desde hace 30 años. El también fundador de los estudios filosóficos de la cultura en México y director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UMSNH, propuso en la sesión plenaria de conclusiones, ante la falta de perspectivas críticas y la necesidad profunda de mantener vivo el pensamiento y el compromiso intercultural de la filosofía merleaupontyana -amplia y magníficamente representada en el coloquio de Michoacán-, la creación de la “Cátedra Merleau-Ponty”, que seguirá realizando con apoyo internacional foros, encuentros, estudios y publicaciones sobre temas de actualidad, que servirán para darle continuidad a nuestra historia y mantener vivo el corazón sensible de nuestra entidad. Así pues, seguiremos teniendo noticias sobre este tema, desde ese corazón sensible y crítico que, desde nuestra gloriosa universidad, sigue latiendo…

Desde hace aproximadamente 30 años, la filosofía de Merleau-Ponty ha sido tema de cursos y objeto de estudios en la Facultad de Filosofía Samuel Ramos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La Universidad Michoacana y la cuarta transformación

Aborto y humanidad

La cuarta república y la educación superior.

Política contra lodo en Michoacán

Madre Matria

La lógica del arribismo

Las mujeres en el primer debate

Sexualidad y destino…

La vida plena sigue

Género, amor y educación

Paternidad y masculinidad

Solidaridad social y creatividad

Violencia de género y prostitución

Límites de la comunicación

¿De quién son las instituciones?

Diferencia sexual y progreso civilizatorio.

Un aporte académico ante la violencia

Violencia y masculinidad

El peor de los pecados

México está de luto...

La lucha por la verdad: Yo soy 132

Valores

Mortalidad materna

Las muertes chiquitas

El encanto de un burka

Sororidad (II)

Sororidad (I)

La esclavitud del siglo XXI

Silencio cómplice

Sensatez legislativa

Certificación de la obscenidad

Sexo y democracia

Acción, discurso y pensamiento

Políticas de género y gestión transversal

Más panist… perdón, “más papistas que el Papa”

El gusto por el no

Tragedia y voluntad

Derechos humanos y Estado democrático

El valor de la eficiencia… poética

El verdadero peligro para México

El sentido presente de la historia

La tragedia de ser michoacano en el siglo XXI

Mujerismo = Retroceso

Cultura del miedo y (des)confianza en las instituciones

Anular el voto o no anularlo... he ahí el dilema

En Michoacán, ni un voto al PAN

Nueve años de barbarie

Embrollo y experiencia

El mundo al revés

El mundo al revés

El virus de la ineficiencia

Contra la demanda de prostitución (II)

Contra la demanda y la legalización de la prostitución (I)

«Durmiendo con el enemigo»

Fábula de la esperanza en rebeldía

Mujeres sabias: entre la teoría y la práctica

Las mujeres y el arte

El trámite más inútil

El negocio insano de la religión

Mientras tengamos zapatos…

La (i)rracionalidad económica y el espíritu de Navidad

Amor y autonomía

Simone Weil y la pasión por la filosofía

Autorreflexión y formación filosófico-feminista

Violencia de género e institucional

La capital mundial de la belleza

El cuento interminable del eurocentrismo

Violación y política

La cultura de hacer cultura

¡Oh la la, París!

La dialéctica del amor

2 de octubre, no se olvida

¡Mi cuerpo es mío!

¿Qué fue lo que pasó?

La dominación del cuerpo de las mujeres

Un corazón que late…

Vulnerados y vulneradores

Contra la homofobia en Michoacán

Feminización del trabajo y explotación

Miss Universo… y algo más

Avatares de una feminista en el siglo XXI